viernes 18 de junio de 2021
CORONAVIRUS Nueva normalidad en pandemia
12-06-2020 20:03

Cómo es el "modelo 4x10" que estudia la Ciudad para la vuelta a clases

Se analiza un sistema en el que los alumnos de un mismo curso rotarán: unos irán de lunes a jueves y el resto hará diez días afuera, y viceversa. Los mayores de seis años deberán usar barbijo.

12-06-2020 20:03

Junto con la provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires es la jurisdicción más sensible y la que más incertidumbres despierta a la hora de pensar en una posible reapertura de las escuelas. Si bien en otras provincias se estudia un esquema escalonado, con días alternados, algo así sería “muy difícil” de replicar en el distrito que nuclea la mayor cantidad de alumnos del país. 

Esta semana, el ministerio de Educación porteño definió, junto a un grupo de especialistas -entre los que figuran infectólogos, pedagogos y organizaciones como Unicef, Ineco y el BID, entre otras-, una serie de pautas que, según aclararon, “aún están en estudio para definir cuál es la mejor forma de retomar una posible presencialidad”. 

Clases virtuales: ¿Cielo o Infierno?

Para organizarlo por áreas, el ministerio a cargo de Luis Bullrich armó un esquema dividido por categorías, a las que denomina “mesas de trabajo”: una es la de protocolo sanitario. Otra, más específica, se ocupa de la organización del sistema. Una tercera es la de las propuestas pedagógicas, y la última, una que plantea “el consenso social para la vuelta”, algo que consideran “fundamental para garantizar un posible regreso exitoso”. Buscan, dicen, “que los padres y las familias estén de acuerdo, para que la vuelta no sea algo optativo que profundice aún más la brecha educativa”. 

Además, trabajan en conjunto con el área de Transporte para minimizar el impacto de la cantidad de gente -tanto alumnos como docentes- en el transporte público, y los cronogramas de ingresos y salidas para evitar aglomeraciones e inconvenientes con los horarios laborales de los adultos responsables. 

 

Trotta: "En agosto, un 85% del país podría volver a las escuelas"

Para ello, aclaran, “es esencial que la vuelta sea escalonada: primero volverían los docentes y el personal. Luego, la limpieza, unas dos semanas antes de la reapertura”, aunque no arriesgan aún fechas probables. 

También gana fuerza un modelo que implementaron en Israel, llamado “4x10”. Es decir, “organiza la presencialidad por grupos: el primero va una semana de lunes a jueves y descansa la semana 2. El segundo, asiste la semana 2 y descansa la 3, donde retornaría el primer grupo”. Eso, explican, “significaría una vuelta a las aulas con la mitad de la matrícula, aunque el porcentaje está puesto a consideración del área de Salud”. Habría también jornadas reducidas a tres horas, desayunos y meriendas dentro del aula y el uso obligatorio de barbijos para mayores de seis años.

También limitarán los espacios en los recreos y el ingreso de juguetes a la escuela. Los chicos no podrán cambiar de banco dentro de las aulas y el uso de los baños también será escalonado y organizado según disponga cada establecimiento, entre otras modificaciones. 

“Cuidar a nuestros chicos es la prioridad, por eso no vamos a apurar ni forzar ningún proceso. Estamos planificando la vuelta a las aulas para que, cuando llegue el momento, los chicos puedan volver a disfrutar plenamente de sus amigos, docentes y de su espacio en la escuela”, dijo a Perfil Luis Bullrich, jefe de Gabinete a cargo del ministerio de Educación de la Ciudad.

Punto por punto, las medidas en estudio: 

-Se analiza una reducción en la duración de la jornada (podría ser de tres horas).

-Se establecerán instancias de nivelación y tutorías.  

-El ingreso (y también el egreso) podría ser organizado de manera escalonada cada 10 o 15 minutos y en grupos reducidos.

-Micros escolares: deberán viajar dos alumnos como máximo por cada hilera de asientos.

-Todos los alumnos deberán ingresar al establecimiento con barbijo, a excepción de los menores de 6 o 7 años.

-El desayuno y/o merienda se servirá en el aula

-Recreos: serán escalonados y no se permitirán juegos físicos ni con pelota.

-No se permitirá el ingreso de juguetes a la escuela.

-Se limitará el ingreso a los baños de acuerdo a la capacidad.

-Se le asignará un pupitre y una silla a cada alumno, sin posibilidad de cambio.