domingo 26 de septiembre de 2021
CULTURA A 133 años de su fallecimiento
11-09-2021 08:02
11-09-2021 08:02

Así es la primera escuela que fundó Sarmiento a los 15 años

Ubicada en el norte de San Luis, fue fundada por el llamado "padre del aula" en 1826 en un rancho abandonado, que todavía se conserva. Galería de fotos.

11-09-2021 08:02

En el norte de la provincia de San Luis hay una localidad que hace años promete convertirse en un polo de atracción turística, San Francisco del Monte de Oro. Allí se conserva un lugar histórico que pocos conocen si no pasaron por esa localidad, cabecera del departamento de Ayacucho. Se trata de un rancho de techo de paja, que convenientemente se resguarda bajo un techo que lo protege de las inclemencias del tiempo y del paso de los años.

Pero ¿por qué conservar con tanto cuidado un viejo rancho con piso de tierra y una ventana minúscula? Es que allí, hace casi dos siglos, fundó su primera escuela a los 15 años Domingo Faustino Sarmiento, quien murió un 11 de septiembre de 1888.

Buscan recuperar la última casa donde vivió Sarmiento en Paraguay

 

El gran sanjuanino, polémico como pocos, admirado por muchos y denostado por tantos otros, había llegado a San Luis para acompañar a un sacerdote, José de Oro, pariente de su madre Paula Albarracín. El cura vivía allí una suerte de exilio, ya que no acataba las reformas religiosas impuestas por su amigo, el gobernador de San Juan, Salvador María del Carril. Sarmiento quería a ese cura como a un padre, y logró el permiso de familiar para seguirlo. A su cuidado, el adolescente que sería presidente de la Nación aprendía de su protector gramática, historia, matemática y latín, y lo ayudaba a restaurar la parroquia y a juntar leña para la cocina.

En sus recorridas, Sarmiento descubrió un rancho abandonado, con dos habitaciones en ruinas. Pero, con la ayuda del “tío”, como lo llamaba al sacerdote, logró cierta restauración y la convirtió en una pequeña escuela. Allí dio clases a siete alumnos (el menor tenía 21 años), más algún oyente de la zona, ya que no había ninguna escuela en casi 170 kilómetros a la redonda. El improvisado maestro consiguió una bandera argentina y la izaba y arriaba todos los días.

De la pluma del propio Sarmiento

"El cura Oro y yo, su discípulo, resolvimos crear una escuela de ambos sexos e introducir pláticas doctrinales a los padres a mandar a sus hijos. Tuve siete alumnos de veinte años, un Becerra de diez y seis; una niña Dolores, la más bella campesina, excepto una Quiroga, que era el modelo de Amazona", recordaba Sarmiento en sus escritos

El campo que Sarmiento soñó desde Chivilcoy

La experiencia en San Luis terminó cuando sus padres consiguieron recursos para que Sarmiento fuera a estudiar a Buenos Aires. Se lo informaron por carta y el sanjuanino les respondió con un rechazo lleno de indignación y furia. Tuvo que ir su padre hasta el lugar para hacerlo entrar en razones. Había un destino marcado para el joven maestro, que era enseñarle no solo a un puñado de curiosos sino a todo un país la importancia de la educación.