miércoles 10 de agosto de 2022
CULTURA Crimen macabro

"Lo corté y lo freí en una sartén": la confesión de "Vladimir el caníbal" sobre la primera vez que comió carne humana

Vladimir Nikolayev fue condenado a cadena perpetua en la cárcel rusa más temida. En el marco de un documental de National Geographic brindó detalles de lo que hizo con sus víctimas.

13-07-2022 20:30

Vladimir Nikolayevich Nikolayev es un asesino que vive encerrado en una colonia penal de Rusia tras haber sido condenado por la muerte de dos hombres en 1997. El convicto es conocido por sus actos de canibalismo con sus víctimas y por engañar a distintas personas haciéndoles creer que les vendía carne de un animal exótico cuando en realidad les daba carne humana.

Nikolayev, apodado como "Vladimir el caníbal", fue condenado a muerte luego de los homicidios ocurridos en 1997 en la ciudad de Novocheboksarsk. Sin embargo, se le conmutó la pena por cadena perpetua tras las rejas después de que Rusia aboliera la pena de muerte en 1999. Actualmente tiene 63 años y hace más de veinte fue trasladado a la famosa prisión K-6 Black Dolphin (Delfín Negro), cerca de la frontera con Kazajstán.

Vladimir Nikolayev 20220713
'Vladimir el Caníbal' fue condenado por matar a dos hombres en Novocheboksarsk en 1997.

Le cortó el pene y los testículos a su pareja al descubrir que abusaba de su hija

Ese centro penitenciario se caracteriza porque los reclusos son alojados en celdas aisladas y no se les permite descansar ni sentarse en sus literas durante las horas de vigilia. En ese contexto, recientemente fue entrevistado por National Geographic para el documental "Inside Russia's Toughest Prison" (Dentro de la prisión más dura de Rusia), en el cual detalló cómo fue la primera vez que comió carne humana de un hombre al que había matado.

'Regresaba a casa de una fiesta un poco borracho. Y junto a la puerta de mi edificio, otro tipo, también borracho, me pidió fuego”, comenzó diciendo Nikolayev a los entrevistadores. “Empezamos a discutir y nos peleamos. Me golpeó y yo lo golpeé hasta que murió", continuó. Entonces aseguró que no pensaba en comérselo, pero la idea le vino a la mente mientras desmembraba su cuerpo y manipulaba las partes para deshacerse de él.

Vladimir Nikolayev 20220713
Antes de haber asesinado a dos personas y comer su carne, Nikolayev tenía un largo prontuario criminal.

"¿Qué iba a hacer? Lo arrastré hasta el baño, lo desnudé y comencé a cortarlo en pedazos", agregó. Fue solo después de quitarle la cabeza y las extremidades que se dio cuenta de que una oscura curiosidad por llevarse a la boca los restos de su víctima lo invadió. "De repente, algo me llamó la atención y pensé en probarlo".

"Corté un trozo de carne de su muslo y lo herví", detalló. "Lo probé pero no me gustó. Así que lo corté y lo freí en una sartén". Más tarde, indicó que cortó un pedazo para dárselo a un amigo y le comentó que lo compartiera con su esposa y su hijo. Pero nunca le dijo que se trataba de carne humana.

"Se lo llevó a casa y se lo dio a su familia. Hicieron albóndigas con él y les dio algunas a sus hijos. No sabían lo que era", afirmó el convicto. "Dije que era un canguro", exclamó con una risa psicópata. "Aquí no tenemos canguros. No sabían lo que era", añadió.

Cómo descubrieron a "Vladimir el caníbal"

Nikolayev fue acusado de vender alrededor de 5 kilos de carne humana en un mercado abierto, apegándose a su macabro chiste y alegando que era carne de canguro. Lo atraparon después de que una mujer notara el sabor "muy raro" de lo que estaba comiendo y lo llevara a analizar por un médico. El profesional fue quien descubrió que contenía sangre humana.

Luego se puso en contacto con la policía y Nikolayev fue detenido poco después en su domicilio. Antes de sus condenas por asesinato, tenía un largo historial criminal, ya que primero fue condenado por robo y hurto en la década de los ochenta. 

El "Caníbal", al que se lo comió la tierra

La temida prisión Federal Black Dolphin

Ahora, el caníbal pasa el resto de sus días en la prisión más temida del país gobernado por Vladimir Putin, con una dieta principalmente a base de sopa y pan. Black Dolphin es llamada así por una escultura de un delfín negro realizada por los internos frente a la entrada principal, donde tienen una forma única de escoltar a los reclusos: esta posición mantiene al prisionero indefenso, incapaz de observar su entorno ni atacar a nadie. 

La Colonia Penitenciaria IK-6, su nombre oficial, fue construida en el siglo XVIII, lo que la convierte en una de las cárceles más antiguas de Rusia. A lo largo de su historia, pasó por muchas etapas. En algún momento fue sede de un campo de trabajos forzados y, en otro, hospital penitenciario. Después de que Putin asumió como presidente, pasó a ser un establecimiento de máxima seguridad.

fp / ds