jueves 06 de mayo de 2021
CULTURA creatividad
24-04-2021 03:09

El Design Museum de Londres vuelve a abrir sus puertas convertido en esencial: un supermercado

La discusión sobre la esencialidad del arte excede las fronteras. En Gran Bretaña encontraron una solución para acabar con el dilema: los visitantes pueden ir al museo a comprar productos envasados con obras de artistas.

24-04-2021 03:09

Que los estilos artísticos se convierten en piezas de consumo a través de productos específicos es un fenómeno que atraviesa distintas sociedades y épocas. En este caso vale recordar cierta revolución en la fabricación de envases en la década de 1990, por ejemplo, en perfumería. Dos líneas destacadas: la generada en torno al torso de Madonna de la mano del corset de Jean Paul Gaultier y la de los perfumes Dalí, con el aún vigente “Laguna” y sus sensuales labios con tapa de nariz. Más allá del contenido, la fragancia, el objeto es coleccionable porque evoca el recuerdo de su uso, se exhibe en la intimidad, como posesión, deseo vívido... En la página web fragrantica.es pueden recorrer el inmenso catálogo, donde se unen arte y diseño, presente y pasado, en este rubro.

Por las estrictas medidas anti pandemia en el Reino Unido, los museos sufrieron una merma de público e ingresos, como ocurre en casi todas las capitales del mundo. Pero en Londres el ingenio acaba de dar un paso adelante entre tanta desesperación y temor. El Design Museum (designmuseum.org) acaba de inaugurar el pasado miércoles una instalación o performance titulada Supermarket. En sí es un supermercado pequeño resultado de la adaptación del salón de ventas del museo, independiente del mismo y con acceso desde la calle. Con dos cajas registradoras, carritos de alambre pintados de azul y góndolas, el público puede adquirir una serie de productos esenciales (que incluyen fruta, pan, arroz rojo salvaje, salsa de tomate orgánico siciliano, legumbres, avena, papel higiénico, detergente líquido), envasados y etiquetados con obras de 10 artistas emergentes. Como con los perfumes, esencia y arte.

Entonces, “la creatividad es esencial” es el lema de la muestra, que puede abrir sus puertas, ya que vende productos, como cualquier supermercado, únicos puntos públicos que los londinenses frecuentaron durante meses de confinamiento. Lo esencial, así, se convierte en punto de convergencia y discusión. Por un lado, el producto revalorizado en su envase artístico viaja al punto íntimo del hogar y allí forma parte de una serie de rituales que el encierro convoca en cada persona. Si el objeto va más allá de su funcionalidad, como limpiar, comer o beber, tal vez la pregunta sea: ¿y si lo esencial es el arte? Los diseños convocan a otras artes, como es el caso de la artista Charlotte Edey, quien ilustró la bolsa de papel para el pan basándose en el cuento “El día eterno” de J. G. Ballard: “Allí el crepúsculo sirve como puerta de entrada a los sueños, en un mundo donde el tiempo se detiene”.

La curadora de la performance, Camille Walala, remite a la idea de los “súper” de la década del 80, pero es indudable que la paleta de colores, los tonos serigráficos, se inspiran en los utilizados por Andy Warhol en obras célebres como Serie Mao Tse-Tung y Serie Marilyn Monroe. 

Para el director del Design Museum, Tim Marlow, “esta instalación es una oportunidad para pensar qué compramos, quién se beneficia y qué consideramos fundamental”. Por ello realizó un acuerdo con la destilería Bombay Sapphire, que ofrece dos de sus bebidas rediseñadas para la ocasión. 

Los fondos recaudados se destinarán al nuevo Fondo de acceso para diseñadores emergentes. Además de la venta en forma presencial, los productos del “súper” se adquieren en la tienda online del museo, donde la mayoría de los cuales se agotaron en menos de 24 horas. Quien quiera acceder a ellos deberá visitar la performance, una experiencia artística más allá de la necesidad de compra. 

Ahora bien, ¿no es hora de que los envases de los productos argentinos lleven el arte de nuestros artistas emergentes? ¿No es ésta una oportunidad laboral concreta para ellos? Tal vez sí, pero habrá que esperar a que la clase política se ocupe de la pobreza endémica que coloca a los productos esenciales como inalcanzables...

En esta Nota