jueves 24 de junio de 2021
CULTURA Un emblema porteño
23-05-2021 18:00

El Obelisco de Buenos Aires cumple 85 años: la lucha de masones detrás de su construcción

El clásico monumento porteño es un símbolo masón que fue erigido para "romper" otro símbolo masón entre los edificios más importantes de la Ciudad de Buenos Aires.

23-05-2021 18:00

El Obelisco es, sin lugar a dudas, uno de los íconos más reconocidos de la ciudad de Buenos Aires. Sus críticos suelen hablar de su inutilidad, de su falta de belleza, y hasta de que puede ser considerado un símbolo del patriarcado. Tantos detractores ha tenido desde que se inauguró hace 85 años, el 23 de mayo de 1936 que estuvo a punto de ser demolido antes de cumplir un año. Pero detrás del ícono, de las discusiones que tanto le gustan a los porteños y de su aniversario, se esconde un símbolo masón, que además, rompe con otro símbolo de la masonería.

Ya en sí, el obelisco es un símbolo masón, pagano, que tiene múltiples significados: es un rayo de sol, sirve para “pinchar” simbólicamente las nubes, es considerado un centro energético, se lo suele rodear por una rotonda, obligando a quienes lo quieren ver a rodearlo, como si se tratara de un ritual. Es más, para erigirlo, en Buenos Aires fue necesario demoler una iglesia. ¿Mayor símbolo del poder de la masonería por sobre el poder del culto católico?

Sí, obviamente, van a explicar que no es así, que no hay pruebas, y que estas afirmaciones pueden estar "flojas de papeles". Claro, como toda la información que rodea a la Masonería. Un símbolo del poder masón, es la dificultad para confirmar las informaciones.

Lo cierto es que Buenos Aires tiene cuatro de sus edificios más importantes que forman un triángulo exacto. De acuerdo al plan urbano armado en 1880, cuando se federalizó al capital de la República Argentina, armado por el primer intendente municipal Torcuato de Alvear, si se trazara una línea imaginaria que uniera el Centro de la Plaza de Mayo (donde está la Pirámide, que es en realidad un obelisco) con el centro de la Plaza de los Dos Congresos (la fuente) y unir con otras lineas rectas estos extremos con el centro de la Plaza Lavalle (Frente al palacio de Tribunales),  se forma un triángulo perfecto de lados desiguales.

Obelisco 20210504
Triangulo imaginario. Fuente: http://danieleugeniopena.blogspot.com/

El triángulo, que tiene una fuerte simbología católica por la tríada sagrada de padre, hijo y espíritu santo, también tiene una fuerte carga en la simbología masónica.

Según especialistas en el tema, si se marcaran las bisectrices de los ángulos formados para que se intercepten en un punto de este triángulo, coincide con la sede de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, ubicada en Presidente Perón 1242.

Pero a esta “fuente de energía”, este triángulo que simboliza el poder de la masonería, fue “roto”, al menos simbólicamente, por el Obelisco que se emplazó en tiempo récord en el porteñísimo cruce de 9 de julio y Corrientes.

El Obelisco, símbolo porteño, es una postal del deterioro

¿Fue un símbolo masónico sobre otro símbolo masónico? Está claro que sí, aunque nadie lo admita claramente. Lo cierto es que la historia cuenta que se erigió en tiempo récord. Fue construido en 1936 para celebrar el cuarto centenario de la llamada primera fundación de Buenos Aires y fue obra del arquitecto argetino Alberto Prebisch y la construcción estuvo a cargo del consorcio alemán GEOPÉ Siemebs Bauunion-Grün & Bilfinger.

La obra demandó apenas 31 días y trabajaron 157 obreros para su elevación, en secciones de dos metros, para facilitar el volcado de hormigón con cemento Incor de endurecimiento rápido. Se invirtieron 200 mil pesos moneda nacional, se usaron 680 m³ de cemento y 1360 m² de piedra blanca de Pampa de Olaen, Córdoba.

Algunos hitos de la historia del Obelisco porteño

  • En diciembre de 1973 se lo convirtió en árbol de Navidad.
  • En 1975 se colocó un anillo giratorio  con las inscripciones “El silencio es salud” y “Mantenga limpia Buenos Aires”.
  • En diciembre de 2005 fue cubierto por un preservativo rosado en conmemoración del Día Mundial de la lucha contra el Sida.
  • El 20 de septiembre de 2007 conmemorando los 150 años de las relaciones bilaterales entre Argentina y Alemania, amaneció cubierto con una tela de 60 m² con los colores de las banderas de esos países.
  • El 7 de agosto de 2009 exhibió el brazalete distintivo del lema “Say No More, de Charly García como parte de la campaña publicitaria para el lanzamiento de la canción «Deberías saber por qué», que marcó el esperado retorno del músico al mundo del espectáculo.
  • El 20 de septiembre de 2015 pareció haber perdido su punta por una intervención del artista Leandro Erlich, que generó una ilusión óptica.
  • El 24 de noviembre de 2016 por la celebración del Día del vino como Bebida Nacional, se proyectaron imágenes referidas a la vitivinicultura argentina en sus paredes.
  •