lunes 10 de mayo de 2021
DOMINGO su propio inversor
09-08-2020 04:04

Consumidor inteligente

09-08-2020 04:04

Te confieso cuál es mi inversión favorita: el stockeo en el supermercado.  

Pero no cualquier tipo de stockeo, ni ir cualquier día al supermercado para hacer las compras, sino que yo digo que mi segundo laburo es trabajar de ahorrar.  Y te invito que vos también puedas hacerlo y verás cómo de a poquito se va agrandando tu billetera.  

Los días previos a la cuarentena estuve en Canal 13 con Yanina Latorre, que dijo que había mandado a su marido a ir rápido al supermercado a comprar 20 litros de lavandina.  

Eso es lo peor que podés hacer. Primero porque generás un desabastecimiento y no le dejás al otro, y así suben los precios, y encima comprás caro, porque lo hacés sin ningún tipo de descuento. Tenés que convertirte en un consumidor racional e inteligente. Cuando a mi me dicen que soy un Ratatuille (para no decirme directamente un ratón), yo doblo la apuesta y digo que soy un consumidor racional, e inteligente, que cuida el medio ambiente y el planeta, y que el resto de los mortales son derrochadores seriales y contaminan el mundo.  

Entonces, no podés ir a cualquier supermercado cualquier día, tenés que mirar las páginas de Internet de los supermercados y poner tu mail para que te lleguen las ofertas. De modo que la lista la haga el supermercado y no vos, de acuerdo a las ofertas que tenga.  

Y el mejor negocio es ser infiel al supermercado, no ir siempre al mismo, sino ir siguiendo las ofertas de cada uno y comprar solamente lo que esté en descuento.  Además, tenés que ver en qué te stockeás, porque no podés stockearte en cualquier cosa. Primero fijarte la fecha de vencimiento, porque quizás lo pusieron en oferta porque se vence la semana que viene y no te sirve.  

De todas formas, te conviene revolver la góndola del supermercado porque por lo general atrás de todo ponen lo que se venza más tarde, ya que la gente suele llevarse el producto que está más a mano.  

Pero un consumidor inteligente revisa el vencimiento de toda la góndola y se lleva el del fondo si vence más tarde. Si hay un repositor cerca no te va a mirar con cara de mejores amigos, pero ya te vas a acostumbrar.  

Viernes, sábados y domingo suele haber buenas promociones en los supermercados, entonces tenés que estar atento. No está bueno stockearse en gaseosas porque las ven los chicos y se tientan y se las toman, y es más sano y más barato tomar agua.  

Pero yo soy un fanático del stockeo en papel higiénico, en jabón en polvo, en yerba, en aceite, en harina y en productos de limpieza en general, porque son cosas que no te tentás como si te stockearas en alfajores y tienen vencimientos largos, de dos años desde que se fabrican, por lo tanto no se te van a echar a perder. Bah, el papel higiénico nunca vence, pero ocupa lugar: yo meto los rollos debajo de la cama y listo.  

Primero siempre fíjate el precio kilo o precio litro, porque los envases te los hacen cada vez más chicos, así podés comparar bien, como te muestro en este video https://www.instagram.com/p/CCdw1X7DLh-/ porque hay veces que comprás algo barato y en realidad te sale re caro, como el lomo que es más barato que la hamburguesa congelada, o la suprema que es más barato que las patitas de pollo (…)

Muchas ofertas son del dos por uno, del 80% en la segunda unidad o del 70% en la segunda unidad. O sea que en el peor de los casos vos estás ahorrando un 35%.  

Cuando alguien me dice que va al súper el día que tiene el 15% de descuento con su tarjeta, yo le digo que para mi 15% no es descuento, que descuento empieza con un 3 adelante.  Vamos al peor de los casos, que comprás jabón en polvo con un 35% de descuento. O sea un paquete que sale el equivalente de u$s 1 vos lo comprás al equivalente de u$s 0,65. Si calculás una inflación de al menos 50% en los próximos 12 meses, ese jabón en polvo va a costar en promedio u$s 1,50 dentro de un año, pero vos lo estás comprando a u$s 0,65, o sea le ganás más de un 100% en un año, más que duplicás la inversión.  

Aunque también tenés formas de ganarle a la inflación con tu tarjeta de crédito, que te detallo acá https://www.youtube.com/watch?v=l1ge5OBVb9M 

¿Vos pensabas que con el equivalente a u$s 1 no podías invertir? Bienvenido al mundo de las inversiones… (…)

Ahora, el regateo es clave en todos lados. Yo en la verdulería si veo un kilo de tomates que sale tanto, le pregunto qué precio me hace si me llevo tres kilos, porque sé que le conviene sacarse la mercadería de encima, en especial si es un sábado a la tarde que está por cerrar y hasta el lunes no abre devuelta, entonces lo que tenga se le puede poner feo.  Por eso, si vas a la verdulería antes de que cierren, suelen poner rebajas, para liquidar el stock antes del día siguiente, en especial en verano, ya que el calor marchita rápido las frutas y verduras.  

Lo otro que hago cuando voy a un comercio es pedir precio por pago en efectivo. No te hablo de un hipermercado, sino de negocios pymes donde quizás esté el dueño, que siempre le conviene plata en mano, antes que le pagues con la tarjeta, que tiene muchas comisiones de por medio y encima tardan hasta casi un mes en darle la plata.  

Cuando me fui a hacer los anteojos, ya tenía el descuento por la obra social, y no tenía mi tarjeta encima, entonces tenía que pagar en efectivo. Pero igual le pregunté cuál era el precio por pago cash. Me dicen que ya me hicieron el descuento por la obra social, entonces que no me podían hacer más rebaja. Yo le expliqué que una cosa no tiene nada que ver con la otra, porque si yo le pagaba con tarjeta ellos la plata recién la ven dentro de un mes y tienen retenciones por las comisiones que le cobran. 

“Que sea un win win”, le propuse. O sea un negocio para ambas partes. Y así me hicieron un 10% de descuento. De la nada.  

Cuando voy a la dietética china, también le pido precio por pago al contado. Desde $ 1000 me hacen 5%. Todo suma.  

 

*Autor de Cómo invertir ya desde menos de u$s 1 y ganar 100% anual, Mobilebook.  (Fragmento).

En esta Nota