21 oct 2020
ECONOMIA |Costo de vida
miércoles 23 septiembre, 2020

Alertan sobre el notable aumento de subsidios económicos y la inflación reprimida acumulada

El incremento de las subvenciones llega en algunos casos a un 100 por ciento anual, y el atraso inflacionario por congelamiento y planes entre el 20 y 30%.

Precios Cuidados y/o Precios Máximos? Rigen nuevos aumentos para ambos. Foto: Cedoc Perfil

Transcurrida más de la mitad del año 2020 algunos especialistas advirtieron que los subsidios económicos tuvieron un aumento del 100 por ciento con respecto a 2019, lo que sumado al congelamiento del costo de las prestaciones reguladas y los planes de precios máximos provocan otro duro frente de tormenta con inflación reprimida entre un 20 a un 30 por ciento anual y un importante atraso en el costo de los servicios.

El último informe de Tendencias del Instituto Mosconi da cuenta que al mes de julio los subsidios energéticos se incrementaron en 100% en los siete primeros meses respecto a 2019, valor muy superior a la inflación y el mismo señala que proyectado al año, los mismos llegarán a unos 5700 millones de dólares lo que representa el 1,4 % del PBI.

Sobre esta situación, el ex ministro de Energía Jorge Lapeña resaltó que “la demanda de subsidios energéticos no se agota en esa cifra: todavía está pendiente la aprobación del Plan Gas IV y a ello habría que adicionar el 25% del Impuesto a la Riqueza cuyo destino sería recomponer las finanzas de YPF, lo que agregaría en conjunto otro punto de PBI como mínimo”.

A julio los subsidios energéticos se incrementaron en un 100% los primeros 7 meses del año respecto a igual período de 2019. 

Lapeña se mostró lapidario con la situación que empieza a manifestarse en el sector energético, al considerar que el mismo padece “un descalabro sectorial indisimulable” y advirtió por lo que implica el retraso tarifario que ya lleva dos años en todo sector energético, especialmente en las distribuidoras de gas y de electricidad.

“La realidad es que la energía se ha convertido en los últimos años en un voraz demandante de subsidios del Tesoro Nacional; y éste no está en condiciones de satisfacer ese requerimiento creciente y los consumidores tampoco”, advirtió Lapeña.

De acuerdo a este panorama, algunos consultores económicos calculan que el atraso tarifario, que se acerca ya a los dos años, tiene en promedio un 30 por ciento.

Los especialistas consideran que teniendo en cuenta esa cifra y los programas implementados para “atenuar” la inflación como son Precios Máximos y Precios Cuidados, “la inflación reprimida de este año se ubica en un promedio del 20 al 30 por ciento”.

En ese sentido, la economista y consultora María Castiglioni consideró que “en la medida que se retome de a poco la normalidad en la actividad económica que se afectó por la pandemia tarde o temprano esa situación va a presionar en los precios de la economía, con lo cual el horizonte inflacionario sin dudas es hacia el alza”.

A escasos minutos del sábado, YPF anunció un aumento en la nafta

“Esto se empezó a ver ya a medida que en medio de la pandemia se fueron reincorporando actividades en ciertas aperturas. Hacia delante habrás más aperturas y el tema de las tarifas, ya que tal como se ha dicho oficialmente, el objetivo es empezar a reducir los subsidios económicos en el próximo año, con lo cual, las tarifas van aumentar”, agregó el especialista.

De hecho, durante la semana pasada hubo otro aumento en el precio de los combustibles y se comenta que antes de fin de año habrá otro ajuste de alrededor del 5 por ciento promedio, lo cual también tendría un impacto inflacionario mayor.

Por su parte, Manuel Solanet, de la consultora Infupa, consideró que "hay una inflación retrasada y que la suba del costo de vida pudo controlarse hasta ahora gracias a la recesión, congelamiento de tarifas y control de precios".

"Hubo una brutal emisión que se pudo esterilizar un poco por la emisión de Leliq, pero el Banco Central se dio cuenta que no puede seguir emitiendo Leliq en ese ritmo por el enorme costo cuasifiscal que tiene", aseguró Solanet.

Según el especialista, el Gobierno tendrá que encarar una reducción significativa de subsidios, lo que implicará aumentos en las tarifas y un fuerte efecto inflacionario.

En una sintonía similar, el economista Jorge Neyro opinó que "hay sin dudas un retraso inflacionario, o reprimida, por la recesión de la pandemia, contoles de algunos precios y las tarifas congeladas".

"El tema es que a medida que la economía empiece a retomar la dinámica normal va haber más presión inflacionaria, en cierta forma por el tema de lo que fue retrasado o reprimido. Está el tema de la reducción de subsidios económicos y el ajuste de las tarifas, como también las próximas negociaciones paritarias, que van a ejercer sin dudas una mayor presión en la inflación", agregó Neyro.

Observando todo este panorama, algunos consultores concluyen en la idea de que la inflación este año finalizará entre el 34 y 36 por ciento, pero si se contabiliza la inflación reprimida, la misma se ubicaría entre el 50 y 60 por ciento anual.

LR


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5155

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.