jueves 22 de agosto de 2019 | Suscribite
ECONOMIA / PARA FRENAR NUEVAS CORRIDAS
sábado 27 abril, 2019

Analizan modificar la venta de dólares que hace el Tesoro

Discutirían con el FMI entregar más divisas pero sin preanunciar montos. Podría haber recompra de bonos.

Mirta Fernández / Luis Di Lorenzo

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris. Foto: Bloomberg

En el Gobierno evalúan algunos cambios para generar condiciones de mayor estabilidad cambiaria, tras el salto brusco del dólar, que superó los $ 47 en la City porteña, y cerró ayer para la venta minorista a un valor récord de $ 46,90, y la abrupta escalada del riesgo país, que superó la barrera de los 1.000 puntos, el mayor nivel de la era Macri. Quieren evitar episodios de volatilidad de esta naturaleza.

Después de los duros cimbronazos de los últimos días, se sucedieron diversas reuniones en Casa de Gobierno en las últimas horas, donde se barajaron algunas opciones dentro del escaso margen de maniobra con que cuenta el Banco Central por el acuerdo con el FMI para intervenir cuando se dan estos eventos de estrés.

20190427_dolar_riesgo_pais_infografia_ai_g.jpg

Si bien las fuentes consultadas en el Palacio de Hacienda trataron de minimizar el alcance de las reuniones y señalaron que “aún no hay nada”, PERFIL pudo averiguar que una de las posibilidades es gestionar una autorización ante el FMI para “cambiar el timing” de los dólares que vende el Tesoro a través de subastas diarias por US$ 60 millones que realiza el  Banco Central. Esas licitaciones arrancaron el 15 de abril, con los dólares provenientes del último desembolso del FMI, y está previsto subastar un total de US$ 9.600 millones. Cuando se anunció el mecanismo, la mayoría de los analistas criticó que se haya dado esa precisión de oferta diaria, porque advertían que “el mercado le iba a tomar la mano y se los podía llevar puestos”. Es un poco lo que ocurrió en estos últimos días, en que se evidenció un desarme masivo de posiciones de activos argentinos por parte de fondos de inversión del exterior, donde la oferta de los agrodólares que se liquida de la cosecha gruesa y las subastas del Tesoro no alcanzaron.

Según averiguó PERFIL, lo que se estaría pensando es “flexibilizar” esas subastas del Tesoro.

Concretamente, que no todos los días se liciten US$ 60 millones, sino que se los pueda vender discrecionalmente. Así, la jornada en la que el dólar esté calmo, el Tesoro se abstendría de subastar esa cifra e iría acumulando esos fondos. De esta forma, podría disponer de mayor poder de fuego para intervenir con un monto superior a esos 60 millones cuando  fuera necesario salir a frenar el avance de la divisa en alguna rueda más caliente.

“Es algo que se está proponiendo y sería lo más viable para poder intervenir con más contundencia en el mercado cambiario en jornadas duras como las últimas”, comentó una fuente. Otra opción que siempre está en danza es la posibilidad de achicar la banda de no intervención, para quitarle volatilidad, pero esa es una opción que el FMI resiste y ya rechazó en anteriores oportunidades. A cambio, concedió congelar el piso y el techo de la zona de no intervención hasta fin de año en $ 39,75 y $ 51,44, respectivamente.

En 2020 vencen $22.800 millones de deuda externa: ¿Pago, default o renegociación?

Recompra. En cuanto a las acciones para tratar de bajar la especulación en los mercados con el riesgo país, una decisión que se adoptó fue usar recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses para recomprar bonos de corto plazo. Operadores confirmaron a PERFIL que en los últimos días el organismo previsional estuvo comprando títulos como el AO20 y AY24, que exhbieron precios muy bajos.

Pero en el mercado también ansían que el Tesoro o el BCRA salga a recomprar deuda, “Sobre todo de corto plazo para despejar incertidumbre, el AO20 por ejemplo valía el jueves en un momento US$ 80 y en 18 meses, cuando vence, el Gobierno va a tener que pagar US$ 112, si lo compran ahora se ahorran 30%”, argumentaban algunos operadores que alegan que “así también bajarían la tasa y el riesgo país”. Sin embargo, PERFIL averiguó que el secretario de Finanzas, Santiago Bausilli, en reuniones que mantuvo a principio de semana con bancos donde alguno le propuso esa opción, aclaró que, más allá de usar el FGS, ni el Tesoro ni el BCRA están pensando en recomprar deuda “porque no hay plata para eso y se prioriza la caja para fines fiscales”.

Equilibrio. En este contexto, el Gobierno intenta hacer equilibrio entre cumplir con el Fondo Monetario y sumar herramientas para intervenir sobre el dólar y, al mismo tiempo, garantizar el pago de la deuda externa, incluso luego de que termine el mandato, para erradicar las dudas que los mercados financieros hoy “dicen” tener respecto del cumplimiento de las obligaciones.

Por eso, algunos operadores también analizan que podría haber alguna señal respecto de intentar cerrar el programa financiero de 2020.

En tanto, para sumar caja, estudian cobrar más retenciones. El Gobierno analiza la posibilidad de subir las retenciones a las exportaciones para mejorar la recaudación impositiva. Según trascendió de algunas fuentes, se volvería a un esquema de retenciones de porcentaje fijo. Los rumores hablan de 10% a 12,5% unificado para todos los productos (excepto soja, que sería un porcentaje mayor) en lugar de una alícuota de $ 4 o $ 3 por dólar exportado, según el rubro, como se había dispuesto en septiembre último. Es que con la suba del dólar, esa alícuota se va licuando.

El dólar orilla los 47 pesos.
Las pizarras de al city este viernes 26: el dólar orillando los 47 pesos.

Desde la cartera de Producción que comanda Dante Sica, negaron esos rumores y afirmaron que “no hay nada en estudio, no se está pensando en subirlas”.

Sin embargo, otras fuentes comentaron a PERFIL que esa medida “la impulsa el FMI” ante la menor recaudación registrada en el primer trimestre del año en derechos de la exportación respecto a la estimación proyectada. El crecimiento por debajo de lo esperado pone en jaque el cumplimiento de déficit cero comprometido para este año con el organismo internacional. El menor ritmo se debe a un “error de cálculo” en la proyección original hecha a las apuradas un fin de semana a fines de agosto en medio de la crisis cambiaria.

Así lo admitió días atrás un alto funcionario de la Casa Rosada: “Lo hicimos todo rápido en Olivos y no estimamos bien el impacto de las importaciones transitorias”.

Es decir, calcularon que iban a pagar derechos de exportación por un volumen de ventas externas que en realidad no corresponde porque incluye bienes bajo promoción. La meta de recaudación en derechos de exportación que habían previsto para este año es de $ 430 mil millones. Según los cálculos del Iaraf, solo ingresarían $ 280 mil millones. Este bache “no gustó nada en el FMI, que por eso impulsa una suba de las retenciones y pasar otra vez al esquema de porcentaje”, según fuentes.

En medio de estos rumores, ayer se evidenció un mayor registro de declaraciones de ventas al exterior de granos y oleaginosas de lo acostumbrado: casi 2 millones de toneladas de maíz, y medio millón de toneladas de soja. Los productores se apuran a vender porque si suben retenciones se les descuenta más dinero. Esa misma movida ya la habían hecho en agosto, antes del anuncio de las nuevas retenciones de septiembre. La Mesa de Enlace tiene agendada una reunión para el lunes con Etchevehere. Fuentes ruralistas aclararon que estaba pactada antes de estos rumores “para hablar del programa cosecha segura” pero “obviamente también se lo consultará por estos rumores, porque hay nerviosismo”.

 

H.B.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4729

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard