lunes 06 de febrero de 2023
ECONOMIA TESTIMONIOS

Cinco historias en primera persona para hablar sobre las compras de cada día

31-12-2022 05:24

Gabriela Fernández. Jubilada. Corrientes. Hay que generar una estrategia para sobrevivir a precios dislocados. Celebrar año nuevo y que el salario alcance para un enero largo y caluroso. Con el kilo de asado a $ 1.450 lo descarto; habrá que conformarse con pollo al horno, por ejemplo. Habrá que conformarse con unas chuletitas de cerdo y puré de manzana medido, porque la fruta está por las nubes. La manzana se consigue a $ 500 y la banana, a $ 600 el kilo, al igual que los duraznos.

Javier A. Hernández. Empleado. Capital Federal. Dada la inflación galopante, tuve que dejar varios hábitos. Por ejemplo, la ropa. Antes compraba zapatillas con más frecuencia. Ahora recurro al zapatero de compostura de calzado para remendar mis zapatillas cuando empiezan a dañarse. Lo mismo hago con los jeans. Con el aumento de precios en el boleto de colectivo voy a volver a usar la bicicleta para trasladarme al trabajo. No soy optimista para 2023, vamos a estar con la misma inflación.

Julio Guillen. Empleado municipal. Formosa. El tema de la inflación aquí nos hace buscar la manera de sobrevivir. La carne está la pulpa (nalga) a $ 1.280 el kilo. El osobuco, $ 850. Costilla, a $ 900; de novillo, a $ 1.250. La carne sube dos veces por semana. La Coca está a $ 350; agua saborizada, $ 350. El pan, a $ 350 el kilo. Medicamentos para el calcio, para los huesos, costaban $ 3.200 y, ahora, $ 4.700 con descuento. La pastilla para la presión, de $ 2.500, se fue a $ 5 mil. El escenario 2023 lo imagino igual.

Belkys Lallana. Jubilada. La Matanza. Soy una de las tantas jubiladas con problemas para llegar a fin de mes. La inflación nos saca la jubilación por completo. No nos alcanza para vivir. Los remedios están cada vez más caros. Antes comprábamos carne, hoy no; tampoco vino ni gaseosa, solo agua mineral. No somos optimistas de cara al año que viene. Es muy dura la situación para todos los jubilados. Mi deseo va a ser que la Argentina mejore, aunque lo veo muy difícil todo.

Peters, Jorge Adrián. Árbitro de fútbol amateur. San Miguel. La economía me está matando. Lo que compraba antes no lo compro ahora: por ejemplo, asado y gaseosas; compro falda y jugo para diluir. En la panadería pasé de un kilo de pan a cuatro flautas. Facturas, una vez al mes. Cambié los hábitos de compra. El año que viene vamos a estar peor. Ojalá nos bajen el IVA en las compras, por el tema de la inflación, para que todo no esté tan caro. Otro tema es que los precios varían según el comerciante y el lugar.

En esta Nota