ECONOMIA
Pánico financiero

La crisis del Credit Suisse provocó el hundimiento de las bolsas europeas

El derrumbe del banco arrastró a los papeles europeos, mientras que los del prestamista suizo alcanzaron un nuevo mínimo histórico.

Credit Suisse
Credit Suisse | AFP

Este miércoles las acciones europeas registraron su peor jornada en más de un año, al reanudarse la venta masiva de valores bancarios por la incertidumbre generalizada entre los inversores ante las tensiones del sector, con Credit Suisse hundiéndose hasta un nuevo mínimo histórico. 

En Wall Street, el Credit Suisse se desplomó hasta un 17% arrastrando a todo el sector financiero, tras las declaraciones de su principal accionista que se negó a aumentar su participación en el capital de la entidad.

En el Viejo Continente

STOXX 600: el índice paneuropeo cerró con una caída del 3%, un día después de registrar su mejor rueda del 2023. 

Tras el crash de Silicon Valley Bank, caen las bolsas en todo el mundo

El sector bancario se desplomó un 7,1%, registrando su mayor caída diaria en más de un año, mientras que los índices españoles e italianos, en los que predominan los prestamistas, perdieron más de un 4% cada uno. 

En tanto, los bancos franceses BNP Paribas y Société Générale registraron descensos del 10,7% y del 11,4%, respectivamente. En España, los principales bancos cotizados en el IBEX 35 registraron caídas de más del 4%.

Los esfuerzos de las autoridades monetarias y reguladores europeos por apaciguar los temores de contagio tras la quiebra del Silicon Valley Bank no han dado sus frutos y los inversores continúan inquietos. 

Los papeles de Credit Suisse se desplomaron un 24,2% y cayeron por debajo de los 2 francos suizos (2,18 dólares) después de que su mayor accionista dijera que no podía aumentar su participación más allá del 10%, alegando cuestiones regulatorias.

Las empresas que cotizan en el sector energético también sufrieron la volatilidad y estuvieron entre los principales lastres del mercado, con Shell y BP perdiendo más de un 8% cada una, ya que los precios del petróleo alcanzaron su nivel más bajo en más de un año.

Por su parte, los minoristas perdieron un 4,4% después de que el mayor minorista de moda del mundo, Inditex, propietario de Zara, cayera un 4,6% tras anunciar un mayor gasto de inversión. Por su parte, H&M, el segundo mayor minorista de moda, cayó un 8,5% tras un aumento de las ventas menor de lo esperado. 

Pánico en el sistema financiero 

El arrastre de la situación que remolca el Credit Suisse desde hace más de un año se vio reflejada en el último balance que tras la quiebra del Silicon Valley Bank (SVB) y Signature Bank en Estados Unidos disparó todas las alertas. 

El banco registró pérdidas durante cinco trimestres consecutivos y padece las salidas de clientes, que en el cuarto trimestre ascendieron a más de 110.000 millones de francos suizos (US$ 120.000 millones), lo que llevó a la entidad bancaria a incumplir algunos topes de liquidez.

Sin embargo, fue hasta este miércoles que el banco suizo se enteró de que el apoyo de su principal accionista llegaría a su fin, ya que descartó brindar más asistencia financiera al prestamista, alegando problemas regulatorios.

En una entrevista con la agencia Bloomberg, el presidente del Banco Nacional Saudí (SNB), Ammar Al Khudairy, se refirió a la posibilidad de que la entidad realice nuevos aportes de capital en Credit Suisse, al ser consultado al respecto contestó: “La respuesta es absolutamente no, por muchas razones, aparte de la más simple, que es la regulatoria y la estatutaria”.

En consecuencia, los credit default swap (CDS) o seguro de impago a un año se dispararon el martes hasta superar los 830 puntos, frente a los 430 puntos del lunes, y con perspectiva a que este miércoles llegue a los 1.000 puntos básicos.

SE