jueves 02 de febrero de 2023
ECONOMIA Fuerte impacto

Pérdidas millonarias: la sequía le da un golpe mortal al maíz de primera

El Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe explicaron que los lotes de maíz de primera "no tienen posibilidades de recuperación" aunque llueva. Entre Ríos, también muy complicado al igual que Córdoba.

18-01-2023 14:00

El informe semanal que elaboran el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe, indica que la secuencia de imágenes del maíz temprano "reflejó el impacto de la ausencia de precipitaciones y déficit hídrico" en la mayoría de las 86.900 hectáreas sembradas. 

Los cultivares de maíz de primera del centro y norte de Santa Fe se encuentran en estado crítico y no tienen "posibilidades de recuperación", aún en caso de concretarse precipitaciones en los próximos días, tal como indicaron fuentes allegadas al tema. "Fue el cultivo que acusó el mayor impacto por la falta de lluvias y un presente muy complicado, sin margen de reacción, ante un improbable pronóstico general de precipitaciones", precisa el trabajo.

La peor sequía del siglo puede provocar pérdidas de hasta 50% en las cosechas

En el relevamiento semanal se observó apenas un 25% de los lotes en estado bueno, un 50% regular y un 25% malo, al margen de los cultivares que ya fueron picados/embolsados, enrollados o destruidos para una futura siembra. 

Ante lo avanzado de las etapas fenológicas y con el paso de los días las expectativas de reacción del cereal se fueron desvaneciendo", sigue el informe. 

Algo había anticipado la semana anterior la Bolsa de Cereales de Buenos Aires cuando realizó una proyección de escenarios frente a la inusitada sequía y elaboró dos hipótesis. Según la de máxima, la trilla resultaría en un recorte de cosecha de maíz por debajo del 30% comparado con la cosecha 21/22. Eso significa que la cosecha del cereal alcanzaría los 37,8 millones de toneladas, comparado con 43,3 del 21/22.

El impacto de la sequía en el PBI
Los escenarios de máxima y mínima elaborados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El informe advertía que, si el recorte productivo 2023 proyectado se trasladara a un recorte semejante de exportaciones para este complejo, resultaría en un ingreso de divisas de U$S 5.400 millones, es decir U$S -3.600 millones por debajo de lo que se exportó en 2022.

Entre Ríos con pérdidas de más de 130 millones de dólares

Mientras tanto, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos estimó que se proyectan pérdidas por u$s 130 millones también en los cultivares de primera del cereal. 

El último informe semanal de la entidad estimó "30.000 hectáreas sin cosechar significarán pérdidas por 22 millones de dólares, mientras que el resto de la superficie (390.000 ha) que se cosecharán, las pérdidas ascienden a 106 millones de dólares, entre ambos conceptos se totalizan casi 130 millones de dólares", explicaron. "Esto equivale a casi 150 mil canastas básicas familiares, hoy en día (mediados de enero) representan 24 mil millones de pesos", agregaron.

El informe de la entidad explica que los agricultores que arriendan son los más comprometidos. 

En el mejor escenario se alude a un productor en campo propio, con una producción de 5.000 kg/ha, de forma que sus ingresos superarían sus gastos de siembra y cosecha, arrojando beneficios brutos de casi 500 u$s/ha.

Por la sequía estiman pérdidas de hasta u$s 14 mil millones en exportaciones

Pero, el escenario probable para la entidad, en base a las estimaciones del cultivo de 2.500 kg/ha y suponiendo que 30% se trata en campo propio y 70% se realiza en campo alquilado, "los ingresos de la cosecha no son suficientes para enfrentar los costos de la actividad, arrojando pérdidas brutas de casi 300 u$s/ha", estimaron.

Impacto de la sequía en Entre Rios

 

Peor escenario: cuando la superficie no se cosecha, estando en condición de alquiler, el productor sin ingresos habrá tenido que enfrentar los gastos de siembra y el arrendamiento, perfilando pérdidas brutas por más de 800 u$s/ha.

En Córdoba llovió, pero no alcanzó

Las últimas lluvias que cayeron entre la noche del martes y el miércoles a la madrugada en Córdoba apena alcanzaron como un paliativo a la crisis hídrica que sufre la provincia, ante la extensa sequía que provoca bajantes importantes en los niveles de diques y embalses, lo que genera restricciones de servicio de agua potable en distintas localidades, según reportaron organismos oficiales.

El Ministerio de Servicios Públicos provincial, envió un reporte a través de la Administración Provincial de Recursos Hídricos, el nivel de los diques y embalses es el siguiente: San Roque tiene un nivel 30,45 metros y su cota es de 35,30 metros, La Viña (86,64/100,50), Cruz del Eje (30,23/37,20), Los Molinos (46,50/53), Embalse (42,51/46,50), La Quebrada 20,59/34), Pichanas (33,16/44) y El Cajón (25,01/30,20). 

La sequía afecta además a zonas rurales, con complicaciones tanto para el agro como para ganadería, y se mantiene en toda la provincia además el riesgo extremo de incendio, algo que en esta época del año es poco habitual. 

LR / MCP