lunes 13 de julio de 2020 | Suscribite
ECONOMIA / Deuda
lunes 1 junio, 2020

El cronograma de pagos es el factor de mayor peso en la renegociación de la deuda

Para Víctor Beker del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, en el contexto actual para la Argentina "es imperativo ganar tiempo".

Alberto Fernandez y Martín Guzman Juntos Foto: Cedoc
lunes 1 junio, 2020

El último informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano sostiene que la mayor dificultad planteada por la renegociación de la deuda con los bonistas parecería estar en el cronograma de pago de intereses y no en la quita ofrecida.

“Los comités de bonistas aceptan una quita en el valor presente neto promedio de los bonos de un 45%, mientras que la nueva propuesta argentina implica una quita del 55%. Dicho de otra manera, mientras los acreedores se avienen a recuperar 55 centavos por cada dólar, el gobierno argentino sólo está dispuesto a ofrecer 45 centavos. Se trata de una diferencia de 10 centavos. No parece una discrepancia imposible de saldar”, analiza Víctor Beker, director del CENE.

Sin embargo, advierte que “el gobierno plantea comenzar a pagar en 2022, mientras los bonistas reclaman pagos a partir de 2021. Este sería el nudo de la cuestión”.

Consultado por Perfil acerca de cuál sería la mejor opción para la Argentina entre lograr una mayor quita o posponer los plazos, Beker indicó: "La Argentina necesita tiempo para reconstruir su economía y generar las divisas para poder hacer frente a los compromisos de la deuda externa. Por lo tanto, es imperativo ganar tiempo. Pero también es necesario que los pagos que se comprometan sean compatibles con superávits fiscal y externo que permitan contar con los recursos para hacer frente a los mismos", reconoció.

Provincia busca convencer a oposición para aprobar la renegociación de deuda

Para el director del CENE, hoy para la argentina es una prioridad poner en funcionamiento la economía . "Reducir la incertidumbre que el tema de la deuda genera puede ser una significativa contribución, que refuerce los efectos del levantamiento de la cuarentena, cuando ello ocurra".

Respecto al debate de si el país está o no en default, el economista afirma que, “estrictamente, la Argentina entró en default el 27 de agosto del año pasado, cuando el ministro de Hacienda anunció el reperfilamiento de los bonos, ya que se entiende por default todo incumplimiento de una obligación. A partir de aquella fecha, el gobierno argentino primero modificó unilateralmente las fechas de vencimiento de distintos bonos, lo cual fue calificado como default técnico, hasta dejar de pagar lisa y llanamente obligaciones a su vencimiento.
 

Transcurrido el plazo del 22 de mayo sin abonar intereses por 503 millones de dólares, correspondientes a tres títulos incluidos en la oferta de canje, se dio otro paso en lo que se denominó default light, por el bajo monto involucrado y porque el gobierno ratificó su intención de llegar a un acuerdo con los acreedores”, observa el director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano.

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5055

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.