lunes 20 de septiembre de 2021
ECONOMIA Opinión
22-09-2020 14:45
22-09-2020 14:45

Negocios: surfeando la era del algoritmo

Inteligencia y big data permiten la "hiperpersonalización" de los mercados, lo que abre las puertas a operaciones globales y conocer a los consumidores.

22-09-2020 14:45

En pocos meses hemos visto llegar a la cima de los negocios a empresas de transporte que no tenían ningún vehículo; así como a empresas de alojamiento sin hoteles. Y si faltaba algo, empezamos a experimentar con inteligencias artificiales que literalmente nos cocinan alimentos más saludables y con aplicaciones que superan a la generación de las primeras Apps que descargamos en nuestros teléfonos. Lo más curioso es que estos hitos han ocurrido en tan solo un puñado de años.

Éste es el mundo en que hoy desarrollamos los negocios. Quienes no tengan claro que la valorización y competitividad de las empresas ya no tienen que ver con sus activos físicos ni el peso de su marca; ni siquiera con la calidad de sus productos, simplemente, estarán fuera del juego.

Ad portas de la “Cuarta Revolución Industrial”, las compañías que más se destacan en el planeta son líderes en tres conceptos esenciales: Diseño, Innovación y Creatividad. Pero a ellos se agrega otro elemento crucial, una palabra que hasta hace pocos años se usaba, casi en forma exclusiva, en ambientes académicos e informáticos: “Algoritmo”.

Tres integrantes de la Asamblea del Futuro fueron destacados como líderes del manaña

Sí, hoy “surfeamos” en la “Era del Algoritmo”. Esto significa que las empresas no sólo deben ser disruptivas en diseño, innovadoras, creativas en sus estrategias; sino que deben sí o sí basar su negocio en algoritmos, como condición para competir e incluso subsistir.

La razón de este cambio tiene que ver con la evolución tecnológica y la digitalización del mundo, condiciones que han terminado por catapultar a los algoritmos al estatus de actores clave en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Un algoritmo es una secuencia de pasos a seguir, o un conjunto de reglas diseñadas para producir un resultado específico. Sepámoslo o no, en gran parte de nuestras actividades nos movemos en un mundo “algoritmizado”. Desde que introducimos una palabra en un buscador, hasta los resultados que vemos y nuestra tendencia a hacer clic en uno o en otro dependen de algoritmos. Del mismo modo, en las organizaciones cientos de tareas se han automatizado, lo que significará que en el futuro la creatividad y las habilidades blandas de las personas serán consideradas verdaderos “tesoros”, en tanto no son "algoritmizables".

La brecha digital en la revolución 4.0

Ventas. Los algoritmos son -de manera categórica- esenciales para los negocios hoy. Gracias a la inteligencia y el big data es posible conocer las necesidades del cliente y anticiparse a las necesidades y decisiones. Se trata de la hiperpersonalización de los mercados, en donde las empresas estrechan lazos con sus clientes como nunca antes. Para emplear algoritmos es necesario contar con datos. Las empresas deben adquirir, analizar y actuar sobre esos datos aplicando algoritmos. Las más ágiles tomarán ventaja definitiva porque habrán actuado antes. 

En la “Era del Algoritmo”, que hoy vivimos… todo es posible. No sólo mayonesa sin huevos, o hamburguesas con sabor a carne, pero sin carne. Tampoco hay límites geográficos, pues las empresas podemos no sólo operar globalmente, sino también conocer perfectamente a los consumidores, aunque se encuentren al otro lado del planeta.

Observemos cuántos algoritmos hay en nuestras vidas y, en especial, cuántos hay (o debería) en nuestros negocios. Ojalá que no sea demasiado tarde. Bienvenidos a la era de la inventiva, genialidad y creatividad… todas liberadas de ataduras, y de las barreras que antes conformaban el hipotético y en declive mundo de lo imposible.

* Vicepresidente de Marketing y Operaciones de Ventas de Lumen, América Latina