martes 21 de septiembre de 2021
ECONOMIA Panorama
31-08-2020 13:40
31-08-2020 13:40

La actividad económica se recuperó en julio más lento que en junio

En la industria y la construcción indicidió el retroceso de apertura de actividades. Se espera que el rebote económico vaya en un nivel bastante más acotado a partir de ahora.

31-08-2020 13:40

El INDEC difundirá el próximo jueves la evolución de la producción industrial y de la construcción, con un panorama que según algunos consultores económicos evidenciará una nueva caída interanual importante debido a la pandemia del coronavirus y una recuperación con relación a junio, aunque en un nivel más acotado de lo que se había previsto días atrás.

En ese sentido, tanto la consultora Orlando Ferreres y Asociados como Castiglioni & Tiscornia coinciden en que el retroceso de actividades de julio en el área del AMBA durante 17 días atenuó el ritmo de mejora y de recuperación que venía mostrando el nivel de actividad económica en mayo y especialmente en junio.

Vamos a empezar a observar niveles de recuperación más desacelerados de lo que fue mayo y junio, sin dudas, porque en esos esos meses hay que considerar que se venía de una caída histórica de la actividad superior al 20 por ciento”, resaltó Fausto Spotorno, economista de la consultora Ferreres.

Sobre este último punto, el especialista consideró que se sigue observando una mejora mensual en el nivel de la industria y en el caso de la construcción también, pero en un porcentaje muy bajo.

Para la consultora Castiglioni & Tiscornia, el rebote empezó a desacelerarse en julio y se observa que ese panorama más acotado de mejora mensual va a continuar, teniendo en cuenta que ha recrudecido la pandemia en distintos lugares del interior del país.

De allí es que la consultora estima que el Producto Bruto para este año finalizará con un descenso entre 11 y 12 por ciento anual, una cifra que ubica un escalón más bajo de lo que se preveía en el comienzo de la pandemia.

Igualmente, desde la consultora Ferreres ya habían advertido en su último informe sobre la situación de julio, al considerar que el nivel general de actividad registró una caída de 8,9% anual en julio, acumulando así una contracción de 10,1% en los primeros siete meses del año y una baja del 0,5% con respecto a junio.

“Durante julio la actividad económica detuvo la recuperación que venía mostrando desde el desplome de abril. La marcha atrás de la liberación de las medidas restrictivas a la circulación durante este mes tuvo un impacto negativo en varios ámbitos, llevando a los sectores más perjudicados a mostrar cifras negativas similares a las del junio. Así fue el caso en la industria manufacturera (-9,4%), el comercio (- 14,9%) y la construcción (-22%), que para junio habían observado caídas de -10,1%, -14,6% y -23% respectivamente”, señala el trabajo.

El informe sostiene que “vale destacar que la medición desestacionalizada mostró una caída mensual de 0,5%, siendo el primer guarismo negativo desde abril para esta medición, producto del ya mencionado retroceso en medidas sanitarias que afectó gran parte del mes. Respecto a las perspectivas, más allá de la recuperación coyuntural que es esperable después de una caída tan estrepitosa, no vemos indicios que nos permitan esperar un crecimiento a largo plazo. Pero si es previsible cierto rebote tras la pandemia, cuya velocidad estará limitada a las condiciones macroeconómicas que se observen en esta salida”, agrega el informe de la consultora.

Particularmente, con relación a la industria, Ferreres sostiene que  la misma registró una contracción interanual de 9,4% durante julio, acumulando una baja de 11,5% para los meses transcurridos en el año, y un crecimiento mensual de 1,7% en la medición desestacionalizada.

Con respecto a los servicios de agua, electricidad y gas, se menciona que  el sector energético anotó un crecimiento interanual de 2,1% en julio, acumulando para los primeros siete meses una merma de 1,3%.

“Particularmente, la generación eléctrica cedió 1%. De acuerdo a CAMMESA, la gran demanda anotó en julio una baja de 13% anual, cifra menor a las observadas en los últimos meses, mostrando una lenta recuperación del consumo. A su vez, la baja de la gran demanda fue compensada por un mayor consumo residencial producto de las menores temperaturas”, consigna el informe.

En cuanto al comercio, recalca que durante julio hubo una caída interanual de 14,9%. “La rama minorista continúa mostrando una leve desaceleración en su caída, al marcar una baja de 17,9% frente a los valores por debajo de -20% de los tres meses previos, mientras que la rama mayorista empeoró su resultado respecto de junio, cayendo en esta oportunidad 11,7%.

Así, el comercio acumula para los primeros siete meses una contracción de 14,0%”, concluye el informe.

LR