ECONOMIA
AUMENTO DE PRECIOS EN LA PRESIDENCIA DE MILEI

¿En peligro de extinción? La clase media cada vez más afectada por las crisis y las medidas de ajuste

Los sectores medios son los que explican el incremento de la pobreza en los últimos años. La quita de subsidios, los aumentos en prepagas, colegios privados y alquileres pueden golpear con más fuerza a este sector, al menos en el próximo año, advirtieron especialistas a PERFIL. Para los primeros tres meses del año, con los niveles de inflación previstos que en diciembre llegaron al 25,5%, las consultoras estiman una caída real del salario cercana al 10%. Marzo será un mes difícil para el bolsillo con el inicio de las clases y la suba de las tarifas de servicios básicos.

hospital1
SALUD, EDUCACIÓN Y ALIMENTOS. Los presupuestos de la familia tipo argentina están afectados en todos los rubros. | CEDOC

La quita de subsidios al transporte y la energía, el fuerte incremento de las prepagas, las altas tasas de inflación y la consecuente pérdida del poder adquisitivo que esto conlleva golpean cada vez más a una clase media que en el corto plazo podría seguir ingresando (y engrosando) las filas del 47% de los argentinos que ya se encuentran bajo la línea de pobreza.

“Los nuevos pobres son sectores de clase media, principalmente de sectores de clase media baja, que se vieron afectados por procesos de ajuste, principalmente por el deterioro de los ingresos reales de los hogares”, explicó a PERFIL Juan Ignacio Bonfiglio, investigador especialista en Condiciones de Vida, Hábitat y Estratificación de la Universidad Católica Argentina (UCA).

La institución mide el nivel de vida teniendo en cuenta el acceso a derechos como una vivienda digna, servicios domiciliarios, educación, alimentación y salud.

Según los últimos datos de la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires, para ser de clase media una familia tipo necesitó ingresos superiores a $745.270,73. Eso, contando con que esta familia sea propietaria: los precios de los alquileres aumentaron 260% durante 2023, una cifra que supera con creces la inflación interanual y que acumuló, solamente en diciembre, un 18,6%. Asociaciones de inquilinos denuncian que, pese a que la oferta puede aumentar tras la derogación de la ley de alquileres, la posibilidad de hacer contratos sin plazos mínimos ni moneda de referencia está perjudicando más a quienes tienen que alquilar.

En promedio, una propiedad de dos ambientes alcanza los $334.800 mensuales y un departamento de tres ambientes supera los $460 mil.

Otro golpe al bolsillo que impactará en la clase media es el de la quita de subsidios a las tarifas de energía. Después de la audiencia pública para determinar las tarifas del gas, el Gobierno anunció una reducción de los subsidios para enero, febrero y marzo. Según los cálculos de la consultora Economía y Energía, la clase media sufrirá un incremento superior al 600% de enero a abril en este servicio.

hospital 2
Salud, educación y alimentos | Los presupuestos de la familia tipo argentina están afectados en todos los rubros. 

Por otro lado, y después del DNU 70/2023, las prepagas anunciaron aumentos que en los dos primeros meses del año pueden superar el 80%. Los medicamentos también aumentaron por encima de la inflación: los precios se triplicaron en los últimos doce meses.

El consumo de alimentos -que en la primera semana después de la última devaluación sufrieron incrementos de hasta el 150%- mostró una fuerte desaceleración en diciembre: según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, las ventas de ese mes cayeron, a nivel general, un 13,7% en 2023 respecto al mismo mes de 2022. Lo preocupante es que, por encima de esa reducción general, se encuentran alimentos y bebidas, con una caída interanual del 19,8%.

 “Es de esperar que por lo menos este año los sectores medios experimenten un impacto importante respecto a todas las medidas que estamos viendo: la reducción o quita de subsidios y la pérdida de ingresos reales como consecuencia de la inflación”, continuó Bonfiglio.

 “Hay también otros aspectos que no sabemos en el mediano o largo plazo, pero que seguramente van a afectar las condiciones de la clase media, que ya viene golpeada en los últimos años. Lo sectores medios son los que explican el incremento de la pobreza de los últimos cuatro o cinco años”, afirmó.

Con la baja de las tasas de los plazos fijos se evapora la posibilidad de ahorro

El investigador estimó que “es probable que en los próximos años esta dinámica tienda a seguir reproduciéndose, que haya un incremento de los pobres, probablemente de los indigentes, pero seguramente también de los pobres no indigentes”.

Otro de los indicadores con los que el Observatorio de la Deuda Social de la UCA mide el nivel de vida es el del acceso a la educación: para el inicio del ciclo lectivo diferentes cámaras que nuclean a las instituciones de gestión privada anticiparon incrementos que podrían ir entre el 30% y el 50%.

Con los aumentos previstos, según la consultora Ecolatina, la inflación mensual promedará el 20% entre diciembre y marzo, con lo cual, estiman, el salario real caerá en torno al 10% durante ese periodo.

Esa caída, sumada a la baja en las tasas de interés para plazos fijos y el aumento del plazo de tres a seis meses en los depósitos UVA, hace también que se profundice la falta de capacidad de ahorro de la clase media, que ya se veía como tendencia en los meses anteriores.

 “Cada nueva crisis, en donde hay una fuerte desestabilización de las variables macroeconómicas, tiene impacto sobre las condiciones de vida. Lo que venimos observando es que cada una de estas crisis marca nuevos pisos de pobreza e indigencia”, afirmó Bonfiglio.

Si bien después de cada crisis suele observarse también “un proceso de recomposición y mejora de las condiciones de vida”, agregó, el problema es que “el nivel al que se vuelve es peor al previo a la crisis. Esto no es inevitable, pero es la dinámica que viene reproduciéndose en las últimas décadas en Argentina”.