lunes 10 de mayo de 2021
ECONOMIA Pandemia de coronavirus
03-05-2020 22:00

Ingresos, producción y energía, claves para volver a crecer luego del Covid-19

Economistas sugieren llegar al día después de la pandemia con resto en el consumo y apoyo para empresas, mientras se debaten proyectos, desde renovables a Vaca Muerta.

03-05-2020 22:00

El día después de la pandemia del coronavirus debería encontrar a la Argentina con ingresos en los bolsillos para reactivar la maquinaria de producción y consumo, además de un debate por los valores de las tarifas y subsidios y capacidad de generación de energía para hacer frente al regreso de la demanda. Además, será una oportunidad para definir ejes de largo plazo.

“En Argentina estamos haciendo frente a una cuarentena con limitaciones para hacer política. Hay dos grandes grupos de medidas. Uno tiene que ver con proteger al sector que hoy no tiene ingresos: desocupados, informales y cuentapropistas. Es un cuarto de la población argentina. En los últimos años se destruyó mucho empleo registrado y se generó una estructura muy frágil”, analizó Lucía Pezzarini, economista de Ecolatina, para quien “lo más difícil va a ser liberar la cuarentena en los grandes centros urbanos, que son los que concentran la producción”.

El horizonte pospandemia debería tener margen para recomponer producción y comercio. “Cuando termine la emergencia sanitaria se necesita que haya plata en los bolsillos para restablecer rápido el consumo”, explicó la economista especializada en industria y pymes Agustina Gallardo, durante un debate organizado por Paridad en la Macro, una agrupación que busca impulsar la participación igualitaria de economistas mujeres en los debates económicos y la elaboración de políticas.

“Se espera que la economía mundial caiga un 3% en el escenario de que esto no se prolongue más allá del segundo semestre. En el peor de los casos puede ser del doble, según las estimaciones del FMI”, recordó Pezzarini sobre los pronósticos globales. Los países están volcando paquetes de estímulo e ingresos para las familias. Van del 30% del PBI en Europa al 10% en Estados Unidos.

En el caso de Argentina, la economista de Ecolatina señaló que “no hay tanta fuerza como para hacer paquetes tan grandes de estímulo. Todo esto se financia con emisión monetaria y cada mes de cuarentena implica un gasto extraordinario. No hay acceso al crédito. Eso hace que el dólar paralelo suba, que la brecha llegue a un pico de 80% y trae aparejados otros problemas”, recalcó.

“Hoy no se liquidan exportaciones”, agregó Pezzarini, lo que acentúa la falta de dólares en un contexto donde, además, se presentó un canje de deuda bajo ley extranjera. Para Gallardo, el sector fabril hoy “está produciendo un cuarto de lo que podría fabricar”. En parte está explicado porque “el sector venía golpeado de los años anteriores, cuando la producción cayó al 50% de uso de capacidad instalada. Se genera un ciclo difícil de cortar”, remarcó.


La economista de la Universidad de Buenos Aires especializada en Energía, Florencia Balestro, consideró que “el foco hoy tiene que ser salir lo más rápido de esta crisis y con el menor costo”. En el sector, “la primera respuesta de reactivación de la actividad va a ser a través de la generación térmica. Cuando empiece a traccionar la demanda de vuelta, en un marco de parálisis de pozos y producción, ¿podremos hacer frente a esa demanda o tendremos que volver a importar?”, planteó. Y consideró que “las energías renovables pueden acolchonar esa demanda y ahorrar divisas para generación de energía”.

También advirtió que habrá que revisar el congelamiento tarifario eventualmente. “La ley de emergencia estableció el congelamiento hasta junio de 2020, pero esto podría hacer que haya un alto nivel de subsidios. Hay que repensar la estructura de tarifas y subsidios”, remarcó.

La directora nacional de Cuidado del Ministerio de la Mujer, Género y Diversidad, Lucía Cirmi Obón, remarcó la necesidad de mantener las políticas para sostener a los sectores más vulnerables. “Mientras la mitad de la población está haciendo recetas, la otra mitad está pensando en cómo va a hacer para comer. Las economistas con visión social tenemos que trabajar en eso”, resumió.

Largo plazo. Analizar la economía pospandemia también lleva a pensar cuáles deberán ser los ejes de producción para la Argentina. “Hay que sostener a los sectores estratégicos, como el sistema científico tecnológico, mejorar la articulación con el entramado productivo para poder tener una industria más moderna y competitiva”, remarcó Gallardo.

“Cuando el coronavirus pase, si dejamos de pensar en la urgencia, hay que analizar si se quiere un modelo de desarrollo productivo y si se quiere basar en una industria de commodities como Vaca Muerta”, remarcó Balestro al ser consultada sobre las energías limpias y la apuesta a la cuenca neuquina como la nueva fuente potencial de dólares, donde “hoy el debate se centra en la rentabilidad petrolera”, como en el caso de la discusión por un barril criollo de petróleo.

Para la economista Corina Rodríguez Henríquez, del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas e investigadora del Conicet, la aspiración del nuevo modelo “debería ser tener otra medida de progreso económico y plantear discusiones sobre el modelo productivo: privilegiar las actividades que sostienen la vida y no las que destruyen la vida de las personas y el ambiente. Y también pensar en una nueva forma de consumir”.