miércoles 21 de abril de 2021
ECONOMIA Retroceso
23-10-2020 13:26

La crisis cambiaria golpea duro a la actividad, a la balanza y al consumo interno

Desde que se profundizó la disparada del dólar paralelo y los tipos de cambio bursátiles la incipiente recuperación de la economía que se vio en julio se está desinflando.

23-10-2020 13:26

La crisis cambiaria, con una brecha entre el tipo de cambio oficial y paralelo que trepó en las ultimas horas a un nivel del 140 por ciento está agravando la serias distorsiones que ya venía padeciendo la economía argentina desde la gestión anterior y la pandemia, pero la falta de un horizonte están afectando directamente las posibilidades de mejora del nivel de actividad del año que viene.

Tanto a nivel del gabinete económico como de diversos consultores privados admiten que en la medida que la situación de grave inestabilidad se prolongue menores seràn las posibilidades de lograr una recuperación económica un poco más sostenida en el próximo año.

Los datos macro difundidos por el Indec en las últimas horas son un fiel reflejo de esta situación.

Respecto de la balanza comercial, en septiembre se cayó notablemente el superávit en 1.160 millones con relación al mismo mes del año pasado y también con respecto a julio de 2020, que registró un resultado positivo de 1.400 millones de dólares.

La inestabilidad del dólar provocó una fuerte caída del superávit comercial

Las exportaciones en el mes pasado cayeron un 18 por ciento y las importaciones crecieron un 3,1%, lo que demuestra que debido a la gran inestabilidad cambiaria los exportadores reducen sus ventas externas y los importadores están adelantando sus compras al exterior, tendencia que se acentúa en octubre.

Por el lado de la actividad económica, en agosto volvió a desinflarse el ritmo que se había empezado a evidenciar a principios de junio.

Allí también las cifras del Indec son contundentes. En el octavo mes del año, la actividad económica cayó 11,6 por ciento en forma interanual, con un derrumbe acumulado en el año del 12,5%.

Pero el dato que preocupa es que los "nuevos brotes verdes" que se habían evidenciado a partir de junio se comenzaron a marchitar.

Por ejemplo, en agosto la economía mostró una mejora del 1,1 por ciento con respecto a julio.

Récord del dólar blue: "No se puede evitar la devaluación"

Pero en julio con relación a junio, la actividad económica mostró una mejora del 1,7 por ciento y a su vez en ese mes con relación a mayo una recuperación, por mayor normalización en medio de la pandemia, del 7,6 y más lejos aún de la mejora del 9% con respecto a abril, en donde se vivió una cuarentena absoluta.

Por el lado de la industria también queda a las claras el fuerte golpe que está volviendo a dar al sector manufacturero el regreso de la virulencia cambiaria en el país.

Según los datos del Indec, en función de la última estadística difundida, la industria cayó en agosto un 8,7 por ciento interanual, cuando en julio el descenso había sido del 8,4 por ciento y en junio del 5,7%.

Otra cifra que es digna de tener en cuenta se relaciona con la actividad de la construcción, que en agosto y siguiendo con las estadísticas del Indec, tuvo un derrumbe interanual del 32.1%, mientras que en julio la baja había sido algo más atenuada en 30% y en junio 30,7%.

En donde sí se pudo constatar un cierto cambio de panorama es en el agro, con una producción que en agosto cayó 2,2%, mientras que en julio del derrumbe fue de 4,7% y en junio del 10,1%.

Si bien muchos economistas tienen diferencias de criterios entre sí, esencialmente en algunos casos de índole dogmática, el punto central es que el desborde cambiario ha provocado una notable caída de referencia de precios.

"Lo que ocurre es que si no hay precios de referencia empieza a ver graves problemas para el comercio exterior, para el comercio interno, y allí empieza de vuelta el parate de ventas, porque nadie quiere desprenderse de mercadería que después no sabe si va a poder reponer", comentó el analista Christian Buteler.

De hecho, desde el sector de concesionario de autos y motos se advirtió que en las últimas dos semanas, muchas agencias dejaron de vender unidades cero kilómetro hasta tanto no haya una mayor estabilidad cambiaria que implique tener un panorama más claro de los valores de las unidades.

A su vez, en el mes de septiembre, según la consultora Focus Marketel consumo siguió cayendo a un ritmo superior al 5 por ciento y estima que la situación de inestabilidad y de aumento de la inflación distorsiona más las perspetivas de una recuperación en los gastos de la ciudadanía.

LR