domingo 02 de octubre de 2022
ECONOMIA MERCADOS ALTERADOS

Los economistas proyectan cuáles serán los números más calientes de este 2022

Inflación y crecimiento del PBI son las principales preocupaciones; se define si la suba de precios será igual o mayor a este año y si finalmente habrá crecimiento o solo rebote,

02-01-2022 06:57

El cierre del año en los mercados lo dijo todo en materia de expectativas. La última jornada del año en los mercados fue tan agobiante como la sensación térmica en la city porteña. Y le imprime esa sensación de caldera a los desafíos que los economistas vislumbran para el año que acaba de comenzar.

Entre las principales coincidencias de los especialistas consultados por PERFIL por supuesto la inflación es la principal. Sobre todo porque los precios en diciembre volvieron a calentarse y la mayoría de los especialistas creen que volverá a estar en torno al 3,5% mansual, lo que corre hacia arriba la medición de todo el año.

Ese sabor ascendente con el que cerró el 2021 (aunque el dato oficial del Indec recién se conocerá este mes), le imprime una marcha también hacia arriba a los precios de los primeros 60 días de este flamante año.

También el nivel de actividad de la economía será una pieza clave en el 2022 porque de él dependerá si, efectivamente, la economía solo rebota o también logra crecer. Obviamente de este dato depende la suerte de los puestos de trabajo que podrán crearse o no en el sector privado.

Un informe de Abeceb sobre los sectores de mayor crecimiento en 2022 señaló a los servicios basados en el conocimiento en el podio.

El ranking de ese informe es que los servicios “presenciales” (beneficiados por menores restricciones y por la “revancha del consumo”), la producción de aparatos de uso doméstico (+16,1%) y de electrónica de consumo (+15), las exportaciones mineras (+9,3) y la producción de vehículos (+8,3%).

“No obstante, esa mejora no llegará ni a la mitad del rebote que esos mismos sectores registraron durante este año”, consideró el paper. Por se señaló que esa desaceleración no solo se explica por la base de comparación (2021 era contra un 2020 signado por la extensa cuarentena) sino que los sectores enfrentan una doble agenda: una caracterizada por una macro debilitada, con mucha incertidumbre; un mundo que no tendrá el viento de cola de 2021 (soja+DEGS) y los riesgos de las nuevas variantes del covid.

 La otra agenda tendrá que ver con los desafíos que impone la disrupción tecnológica y los nuevos hábitos del consumidor.

Si tomamos los sectores ya mencionados lo vemos claramente: la producción de aparatos de uso doméstico tuvo un repunte del 46,9%; los de electrónica de consumo del 54%, las exportaciones mineras, el 20; y la producción de vehículos; el 56,2%.

Este rebote anémico también se da en la producción siderúrgica que se incrementará el 4,8% en 2022 y había crecido el 31,5% este año.

La construcción en 2022 tendrá una mejora al ritmo del 4%, y este año había alcanzado el 30,2% y la elaboración de productos farmacéuticos que en 2022 aumentará el 4%, quedó a la mitad del 8,9% de 2021.

La actividad agropecuaria tiene perspectivas heterogéneas: la venta de maquinaria agrícola crecerá solo 2,7%  en 2022 pero la molienda de trigo tendrá un mejor 2022.

 

Matías Bolis Wilson (Economista jefe Cámara de Comercio). Creo que el principal desafío de la Argentina para 2022, y para los siguientes años, debería ser retomar la senda de un crecimiento genuino y sustentable. Hace una década que no crecemos. El entorno internacional muestra alta incertidumbre por la política monetaria, la inflación y la actividad económica (con una pandemia que va y viene). A esto se le suma el clima y el campo, del que todavía depende fuertemente nuestro país. Necesitamos un programa económico  claro y duradero. Los cambios permanentes son nocivos en la formación de expectativa y terminan jugando en contra de la estabilización.

Daniel Marx. Quantum consultores. Estamos viendo dos situaciones que en el arranque impulsan la inflación: uno son los factores tradicionales, inercia, monetarios, demanda de dinero y otro, correcciones de precios relativos. En el 2022 al principio habrá alguna inercia y aceleración impulsada por las correcciones de precios relativos y una segunda parte que no necesariamente es la segunda parte del año pero podría durar más, donde o se se va a una estabilización o reducción del nivel de inflación o se seguirá combatiendo con una inercia que tenderá a presionar cada vez una espiral que podría llevar la situación verdaderamente más complicada. Esto se definirá en el primer cuatrimestre.

Orlando Ferreres. Ferreres y Asociados. Para el 2022 hay varios problemas que hay que solucionar, entre ellos el atraso cambiario que que se fue produciendo a través del menor aumento del tipo de cambio oficial que la inflación y que más o menos da un 15% de atraso. Eso se va a arreglar con una aceleración de la inflación durante los primeros meses del año pero junto con el aumento del gas y la electricidad y de otros productos congelados y eso va a producir una inflación un poco mayor que la de este año porque hay que recuperar el tipo de cambio real; entonces estamos calculando 57% un poco mayor que este año. En el PBI apróximadamente 3%, porque no hay inversiones.

Elisabet Bacigalupo. Responsable de Macro de ABECEB. Esperamos una inflación muy alta, con un piso de 50%, en un contexto en el que se espera la aceleración del deslizamiento cambiario y algún reacomodamiento tarifario. ¿Cómo se resuelve?  Se requiere de un “renacer” de la confianza en la moneda. La única opción es tener un plan de estabilización integral creíble y buenas políticas macroeconómicas sostenidas en el tiempo que impliquen dejar de emitir para asistir al fisco y bajar el déficit. Un acuerdo con el Fondo bien armado, que implique poner a la Argentina en un sendero  sustentable y que incluya reformas estructurales podría ayudar, pero no esperamos que ocurra.

En esta Nota