8th de March de 2021
ECONOMIA Confianza se busca
01-09-2020 16:33

Para Moody's, Argentina va a pagar sus deudas "tomando más deuda"

El analista Gabriel Torres profundizó qué se puede esperar para el año próximo, al tiempo que expresó preocupación por el estado de las reservas.

01-09-2020 16:33

"Este acuerdo le da tranquilidad por un tiempo, pero la Argentina tendrá que pagar u$s100.000 millones de deuda con el sector privado (incluyendo el FMI) en el futuro, y eso lo va a tener que hacer tomando dinero del mercado de capitales. Los países pagan sus deudas tomando más deuda, no con impuestos", indicó el Gabriel Torres, el analista que sigue el caso argentino para Moody's Investor Services, quien entre otras cosas reveló que "este tema de la capacidad de financiamiento no se resolvió con el canje".

En un webinar llevado a cabo por la calificadora de riesgo, Torres indicó que la buena nueva del cierre del canje para reestructurar la deuda con los bonistas extranjeros "resuelve un dolor de cabeza y le da flexibilidad (a la Argentina), pero no reduce la deuda total. Lo que ha bajado es la cantidad de intereses y ha extendido el tiempo de pago", aseguró.

De todos modos recordó que es de esperar que en 2025 (cuando comiencen los vencimientos más fuertes) el país deba volver a los mercados internacionales para cubrir estos vencimientos. "El gran tema que va a venir es la tasa de interés (con la que deberá financiarse)". Y recordó que "esta reestructuración le da tiempo a la Argentina. El problema fundamental no es la cantidad o el tipo de deuda, sino que (el país) no tiene acceso a mercados y sabemos que todos los países no pagan sus deudas con impuestos, sino con créditos que toman de los mercados internacionales", recordó. 

Y como la tasa de interés es la gran incógnita, Torres recordó que si bien en la reestructuración de la deuda con los bonistas "Argentina bajó la tasa del 7% al 3%  eso no significa que si tiene que salir al mercado pagará eso. Se cree que estará en torno al 10%. Y si el gobierno puede pedir prestado al 10% va a ser complicado para los demás tomar crédito. Para invertir en Vaca Muerta la tasa del 10% va a ser mucho más difícil", dijo. 

En cuanto al financiamiento desde otras fuentes, Torres indicó que "lo que el gobierno va a buscar es desarrollar el mercado propio en pesos" e hizo la comparación con Brasil que a fines de los '90 estaba fuertemente endeudado en moneda extranjera y si bien hoy mantiene un fuerte déficit fiscal, no tiene problemas para financiarse porque dispone de un mercado propio sólido en su moneda. E indicó que sería una buena alternativa para la Argentina. Pero que eso requiere especialmente "confianza", en la moneda local.

Canje de deuda es el primer paso, no el capítulo final de la crisis económica que sufre el país.

En cuanto a lo que cabe esperar con la negociación con el FMI, indicó que el país enfrenta pagos importantes de los 45 mil millones pedidos, pero el Fondo estaría dispuesto a negociar. "Es un prestamista de última instancia y pone condiciones. Lo que queda por ver es qué esta dispuesto a aceptar el gobierno en términos de condicionalidad", dijo. Y recordó que acá va a ser importante el ajuste fiscal.

"Si Argentina pudiese financiar todos sus gastos con el BCRA -que sabemos no puede- no tendría que hacer ningún ajuste", recordó Torres. Sin embargo, tal como están las cosas, el analista explicó que el país deberá bajar gastos o subir ingresos. "Entendemos que el año próximo, con el fin de la pandemia, cambiarán ambos casos y el país tendrá más flexibilidad. El 2021 será un año más fácil, siempre bajo el supuesto de que la pandemia haya pasado; sin embargo el 2022, 2023, y en adelante serán años más complejos", adelantó.

En cuanto a los ajustes estatales, Torres recordó que el gobierno ha dado señales de que puede ajustar "cuando cambió la fórmula de pago de los jubilados. Hoy tiene menos gastos en jubilaciones que las que hubiese tenido. Eso es un ajuste", dijo y recordó que en esa línea el gobierno está dispuesto a tomar ciertas decisiones. "Buscan limitar en la medida que puedan el gasto, para que no explote", indicó. Por otra parte recordó que el ajuste también es aumentar impuestos. "Lo que ha señalado es que tiene varios impuestos en mente. Veremos cuando anuncie en unos días el nuevo presupuesto", dijo.

En cuanto a la calificación que la agencia tiene del país, Torres recordó que en el corto plazo, luego de que se asienten las repercusiones del cande de deuda, volverán a establecer una nueva. Por lo pronto, la calificación sigue manteniendo la calificación de CA con perspectiva negativa. Al respecto Torres explicó: "En Moody's tenemos 21 calificaciones; CA es la número 20, con una pérdida esperada entre 35 y 65% para los inversores. En el caso de Argentina creemos estará finalmente en el orden del 40%.Y cuando finalmente volvamos a revisar la calificación, puede que las perspectivas negativas no sean tantas", adelantó Torres.

"Argentina va a pagar su deuda en base al acceso a mercados y deberá hacerlo con una tasa sostenible, que es lo que hacen todos los países del mundo. Y eso va a requerir confianza", Gabriel Torres. 

El analista de Argentina para Moody's también se refirió al tema de reservas y brecha cambiaria. "Nos preocupa la caída de las reservas. Están bajo presión. Hay un dólar artificialmente bajo con límites para la compra, y siempre se corre el riesgo de una devaluación fuerte, que en Argentina, por su historia, tiene un impacto inmediato", recordó.

Al ser consultado sobre una posible merma de la presión cambiaria luego del acuerdo de deuda, Torres dijo que podría ser visible "tal vez en el corto plazo". Y continuó: "El BCRA está evitando que haya demasiada brecha, pero eso sólo tendrá éxito si baja la inflación y aumenta la confianza. Cuando la cuarentena y la pandemia ya no estén, la cantidad de pesos en el mercado será un dolor de cabeza a enfrentar por el gobierno", dijo.

Otro de los temas abordados fue el ahorro interno, y destacó que se  necesitan implementos para ahorrar en moneda local. "La clave es la confianza de que si pongo el ahorro en el sistema financiero me lo van a cuidar y luego que también ese ahorro pague lo suficiente para compensar la inflación. Es de lo más importante que podría hacer argentina para financiarse, pero de lo más difícil de hacer en el corto plazo. Que la gente tenga confianza en esos instrumentos", dijo. 

En relación al tema cambiario, Torres estimó que la probabilidad de que el gobierno aumente el cepo es alta. "Sin tener que estar pagando deuda, las reservas caen. Ni hablemos de una economía donde no hay demanda de dólares para importaciones, hasta limitaron la importación de libros extranjeros, esto muestra que empezaron a contar las monedas", dijo y expresó que según su mirada las reservas de libre disponibilidad están en .5.000 millones de dólares o menos.

"Lo que uno puede hacer es mirar la historia Argentina y se ve que nunca funcionaron los controles de cambio a largo plazo. Es una decisión del BCRA. La presión va a seguir y va a haber una devaluación; mientras más se espera será peor porque la presión está instalada", concluyó.