domingo 03 de julio de 2022
ECONOMIA Vanguardista

¿Qué es el novedoso IP&L que usa una marca líder de belleza para monetizar su triple impacto?

En 2021 esta multinacional de origen brasileño generó un valor para la sociedad de 59 millones de dólares por sus operaciones en la Amazonia y lo demostró con una novedosa herramienta de medición: el IP&L.

22-06-2022 13:00

No es novedad escuchar desde el lado empresario la necesidad creciente de medir el impacto ambiental, social y humano que tiene una compañía, pero si es vanguardista el haber podido finalmente monetizarlo, como acaba de hacer Natura, la multinacional ligada a la belleza femenina que sigue liderando en el bloque de empresas comprometidas con el cuidado del ambiente. De hecho, desde 2014 certifica como empresa B para refrendar un compromiso con el desarrollo sustentable mundial y sigue sumando una extensa lista de buenas prácticas empresariales. 

Además, en 2016, fue la primera empresa de América Latina en contabilizar el impacto de su negocio en el medio ambiente mediante la metodología EP&L (Pérdida y Ganancia Ambiental). En los años siguientes, también evaluó el SP&L (Pérdida y Ganancia Social) con sus consultoras y las comunidades proveedoras, para calcular los impactos y contribuciones en el aspecto humano y social. 

Y cuándo uno se pregunta para qué se monetiza este triple impacto, la compañía explica que con esos resultados planea tomar decisiones empresariales que los ayuden a aumentar el impacto positivo que pretende dejar en las personas y en el mundo. 

Y si de dar números se trata, en el caso de la firma en 2021 determinaron que el valor generado para la sociedad por sus operaciones en la Amazonia fue de 59 millones de dólares.

"La cifra corresponde a los beneficios generados por la generación de ingresos para las familias locales, el desarrollo comunitario, la mejora de las infraestructuras y la capacidad productiva, además de la deforestación evitada", dijeron fuertes de la firma y agregaron un dato interesante.  "El año pasado por cada dólar invertido en la región, la firma generó el equivalente a 8,6 dólares de valor social", explicaron . 

Cómo funciona el Integrated Profit & Loss (IPL) 

El primer Integrated Profit & Loss o Pérdidas y Ganancias Integradas (IP&L), es una herramienta de gestión que integra las ganancias y las pérdidas para medir e informar de los efectos sociales y medioambientales del negocio.

 

 

 

Además, ayuda a contabilizar en términos monetarios los resultados financieros y también el impacto de la operación empresarial en las dimensiones medioambiental, social y humana.

"Las empresas estamos obligadas a generar más valor económico para la sociedad que resultados financieros para la propia organización", explicó João Paulo Ferreira, CEO de Natura &Co Latam y agregó que por esa razón "tenemos que ser claros en todos nuestros datos de impacto".

Para qué mide la empresa las pérdidas y ganancias en forma integrada

Básicamente podemos decir que atribuye valores económicos a los efectos sociales, humanos y medioambientales generados por las operaciones de la empresa.

"Para hacer frente a retos globales como la crisis climática y la desigualdad social, tenemos que asignar valor a todo lo que todavía está subvalorado, o incluso no tiene ningún valor asignado. No alcanzaremos los grandes objetivos que nos proponemos en el mundo, si utilizamos sólo las prácticas empresariales habituales. Es esencial repensar la forma de contabilizar el valor para cambiar la toma de decisiones, materializando el concepto de capitalismo de las partes interesadas", comentó Ferreira.

Según el modelo, las actividades de la compañía con mayor retorno para la sociedad son su Programa de Carbono Neutro (que reduce y compensa las emisiones), el Instituto Natura (entidad social con el objetivo de aumentar las inversiones en educación) y las actividades de la empresa en el Amazonas. Estos frentes generan 40, 32,8 y 8,6 veces más valor económico en beneficios que la cantidad invertida, respectivamente. 

Desde el punto de vista humano y social, el IP&L también sirvió para comprobar de forma muy concreta que el modelo de negocio de la marca tiene un impacto positivo en la calidad y la esperanza de vida de las personas de su red, como colaboradores, proveedores y consultores de belleza.

Desde el punto de vista medioambiental, y teniendo en cuenta los impactos en la cadena ampliada, el resultado sigue siendo negativo, sobre todo por la fase de eliminación de los envases y uso de los productos (que demandan -en algunos casos- la utilización de agua y energía).

SIn embargo, existen fuentes de generación de valor positivo en el capital natural con la conservación de áreas forestales, o por la reducción y neutralización de las emisiones de carbono. "El IP&L nos muestra qué frentes de mitigación del impacto negativo debemos perseguir, así como dónde podemos aprovechar el impacto positivo", dice Ferreira. 

Una herramienta para todos

La firma se propone compartir la aplicación IP&L con otras empresas y organizaciones en la búsqueda de enriquecerla y perfeccionarla. 

Al final del día, es como confirma el CEO de la compañía: No alcanza con que sólo esta firma evolucione en estas mediciones más sofisticadas. "Queremos llamar la atención de otras organizaciones e instituciones, para que conozcan este método y se lo apropien, ayudando a perfeccionarlo, generando debate y haciendo evolucionar el tema. Nuestra expectativa es que, en algún momento, los conjuntos de normas internacionales de contabilidad corporativa incluyan directrices para la monetización de las externalidades", concluye el CEO.

LR
 

En esta Nota