Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 19 de octubre de 2019 | Suscribite
ECONOMIA / ELECTROINGENIERIA
sábado 3 agosto, 2013

Una sociedad entre un ingeniero moderado y un militante tuitero

Acosta y Ferreyra fueron bautizados “los nuevos Roggio” de Córdoba, y crecieron cuando Techint salió de la obra pública.

por Redacción Perfil

Foto:
sábado 3 agosto, 2013

La conducción de Electroingeniería, la empresa del universo de negocios kirchnerista que se impuso en la licitación de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en Santa Cruz, se reparte de manera balanceada entre el cerebro y la moderación de su presidente Osvaldo Acosta, y el aporte capitalista y la militancia del vicepresidente Gerardo Ferreyra. Así, entre ambos consiguieron crecer desde Córdoba hasta convertirse en un holding que, tras multiplicar su facturación por 10 en la última década, se consagró al quedarse con una obra valuada en $ 25 mil millones.

A fines de los 70 y tras recibirse de ingeniero, Acosta, junto a su hermano Juan Carlos, José Arena y Roberto Zamuner fundó la compañía, a la que se asoció luego Ferreyra. El origen mediterráneo de la empresa y su crecimiento en construcción hicieron que en el sector algunos los bautizaran “los nuevos Roggio”, en referencia al grupo de Aldo Benito Roggio, fuerte en infraestructura. Con ese plafón, empezaron a competir también con Techint en obra pública, pero poco a poco la empresa de la familia Rocca se fue concentrando en el negocio de los tubos de acero sin costura y liberó el camino para el avance de Electroingeniería.

Ferreyra es clave en la sociedad por su vínculo con Carlos Zannini, el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, a quien conoce desde sus días en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) en la década del 70. El Chino militaba en Vanguardia Comunista, y ambos llegaron a estar presos juntos durante la dictadura. Si bien otros miembros del PRT cuentan que no era un militante, sí lo vinculan con manejos de dinero de la organización por aquellos días.

Hoy es un empresario que ha logrado crecer de la mano del Estado y que expresa su militancia y apoyo al modelo de manera activa en Twitter. Ayer, por caso, tuiteó: “Argentina asume Presidencia del Consejo de Seguridad de ONU. CFK viaja a N. York p/hablar allí. No estábamos aislados?” También ha reivindicado el acuerdo de la petrolera YPF con la estadounidense Chevron y cuestionado diversos medios por coberturas sobre hechos del Gobierno.

“Lamentamos informar a Clarín que el ganador de la licitación de represas del sur no es el que esperaban p/escandalizar a su audiencia, sino el Grupo Eling”, celebró hace unas semanas. Allí también cuestionó una impugnación de Lázaro Báez, y dejó al descubierto la puja en el entorno K.

Suele enervarse frente a las preguntas. El año pasado, al ser abordado por el diario La Nación, gritó: “Esta es la revolución ahora. En los 70 yo estuve preso por la lucha política. Hoy los tiempos cambiaron. Esta es la revolución del kirchnerismo”.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4787

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.