lunes 05 de diciembre de 2022
ECONOMIA BOLSA DE BUENOS AIRES

Viernes negro en los mercados locales, cayeron los bonos, acciones y subieron el blue y el riesgo país

Hubo un contexto internacional adverso por miedo a que la economía entre en recesión en todo el mundo, que golpeó muy fuerte a la Argentina, quien acumula sus propias incertidumbres sobre la inflación y el tipo de cambio. Las acciones y bonos se derrumbaron en Wall Street, el riesgo país superó los 2.500 puntos y el dólar blue concluyó la semana en ascenso cerrando a $ 288. Los financieros también escalaron y aumentó la brecha con el oficial.

24-09-2022 03:17

Las acciones y los bonos se desplomaron ayer en la bolsa local y Wall Street, en medio de un derrumbe generalizado de los mercados del mundo por el temor al riesgo de una recesión de la economía global.

El indicador líder S&P Merval de la bolsa porteña perdió un 4,3 a 142.931,74 unidades y los papeles argentinos que cotizan en Nueva York cayeron un 10,5%, mientras que el riesgo país llegó al nivel más alto desde julio pasado.

Las acciones de Bolsa y Mercados Argentinos (BYMA) descendieron arrastradas por el contexto internacional y el efecto del dólar soja, por la esterilización monetaria que tendrá esa medida, según coincidieron los analistas del mercado financiero.

Las mayores alzas beneficiaron a Matba Rofex que avanzó 3,19%, Fiplasto 2,48%, Gaming 2,22%, Grimoldi 1,92% y La Anónima con 1,26%. Entre las bajas figuraron Cresud que retrocedió 11,11%, YPFD 10,02%, Transportadora Gas del Sur 7,58%, Banco Francés 7,46% y Autopistas del Oeste 6,80%.

Las acciones argentinas que cotizan en Wall Street cayeron fuerte encabezadas por YPF (10,5%), Banco BBVA (9,2%), Banco Supervielle (8,8%) y Tenaris (8,7%), Transportadora de Gas del Sur (6,9%), IRSA (6,8%) y Cresud (6%).

Así las cuentas, los bonos en dólares operaron con fuertes bajas, por octavo día consecutivo y los títulos más afectados fueron el Bonar 2030 con un retroceso del 3,6%, el Global 2030 3,5% y el Bonar 2029 que cayó 3,2%.

No hubo casi ninguna buena noticia. El riesgo país medido por el banco JP Morgan también subió 3,8%, a 2.531 puntos básicos, el nivel máximo desde fines de julio pasado. Justo una semana después de que el ministro de economía, Sergio Massa, realizó su primera visita internacional desde que ocupa esa poltrona y obtuvo la venia del Fondo Monetario para la revisión del segundo trimestre y el desembolso de 4 mil millones de dólares para pagar el próximo vencimciento con el organismos internacional.  

También el presidente, Alberto Fernández, llegó el jueves a Nueva York en un intento por cambiar la percepción sobre la economía nacional que se encamina hacia una inflación anual de tres dígitos. El contexto internacional no contribuyó a mejorar la performance nacional.

 La bolsa de Nueva York llegó a los niveles más bajos del año y el promedio industrial Dow Jones quedó en un mínimo de casi dos años, tras perder 1,4%.  El indicador S&P 500 retrocedió un 1,7% y el Nasdaq Composite otro 2%, en un mercado deprimido por la subida dura de tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, que podría provocar una recesión (ver página 18).

Los bonos argentinos en dólares bajo legislación de Nueva York siguieron con bajas generalizadas a lo largo de toda la curva de vencimientos. Estos títulos cerraron la rueda e este viernes con caídas de entre 3,4% y 4,6%.

El rebote fue inevitable en el mercado doméstico donde el dólar paralelo rebotó y cerró la semana en $ 288 en la punta vendedora, aunque distante de la cotización de los tipos de cambio financieros, que volvieron al alza hasta tocar los valores máximos de los últimos dos meses, por encima de los $ 300. El dólar blue aumentó ayer  $ 3 y la brecha con el dólar oficial llegó al 98%. También pegaron un salto las cotizaciones de los dólares financieros.

Operadores de la city porteña señalaron que no hay una demanda en el mercado paralelo que sostenga el alza, sino más bien, se registran ventas, a pesar de las múltiples restricciones lanzadas por el Banco Central (BCRA).

Pronosticaron que esta situación no durará mucho ya que la diferencia con los dólares financieros es de hasta 10%, por lo que la próxima semana subirá y se acercará al MEP, como se espera que suceda en el mediano plazo.

En este contexto, ayer se supo que el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, admitió que el Gobierno está “de-sesperado” por obtener los dólares necesarios para mantener la producción del país y reconoció que se estudia un proyecto para que las empresas puedan aplicar a sus importaciones divisas no declaradas.

Lo dijo en el almuerzo que el jueves compartió junto al ministro de Economía, Sergio Massa, en la Unión Industrial.

En paralelo el ex ministro Domingo Cavallo reapareció en escena ante este temblor en los mercados nacionales e internacionales. Ayer dijo que es imposible estabilizar la economía y menos aún hacerla crecer por las “ideas” que aplica el Gobierno.

“Ni el mago Mandrake es capaz de estabilizar esta economía y menos de hacerla crecer”, sostuvo el ex funcionario.

En esta Nota