jueves 15 de abril del 2021
ELESPIA El país en off
06-03-2021 20:19

El Espía:¿Es el cannabis la 'nueva soja'? De la oposición a la boom del negocio

De los pools de siembra a los pools cannábicos: el negocio que viene. Rockola radical o un águila bicéfala: una propuesta en Mar del Plata; y otra, polémica junto al macrismo furibundo en Plaza de Mayo. De Chivilcoy llega el canto de sirenas de la "tercera vía" antigrieta.

06-03-2021 20:19

Hace una semana, con la venta de una propiedad que Susana Giménez tenía en Uruguay a un grupo inversor que planea reconvertirla en un centro cannábico, ese tipo de inversiones vuelve a mirarse desde otro lugar. En el caso de ese país que tiene escaso o mínimo desarrollo industrial, podría encontrar en el cultivo de cannabis una fuente de ingresos inesperada. Incluso sumar al concepto nacional de “Uruguay natural”, el de “turismo cannábico”. Esta es una idea que forma parte de ese proyecto de los compradores de la mansión de Susana, en Garzón. Y eso lo están viendo también quienes criticaron y se opusieron al entonces presidente Pepe Mujica cuando en 2013 éste impulsó y finalmente su congreso promulgó, la ley de regulación del cultivo de cannabis.

susanaTertuliaventa2021
Facundo Garretón: de la política a la inversión en cannabis medicinal en la propiedad que fue de Susana.

En esta orilla, Argentina se perfila como el país que haga punta en algo similar y de dimensiones acordes a su extensión. ¿Es el cannabis la “nueva soja”? Una respuesta rápida sería: “Sí, por supuesto”. Sobre todo si se atiende a que quienes están moviendo los proyectos más grandes del cultivo cannábico en Argentina son los nombres del agro, que manejan pools de siembra y de ganado, y hasta hay uno de que además es dueño de un famoso restaurante de Puerto Madero.

cannabis2021
La industria del cannabis medicinal mundial tendrá un crecimiento exponencial en los próximos cinco años.

También el hijo de un expresidente se asoció a un “laboratorio cannábico” en Estados Unidos y gente de ese país está haciendo proyecciones de negocios de ese tipo en Argentina y en Uruguay. Una poderosa industria alimenticia local estudia un derivado del cannabis no psicoactivo; casi todos los laboratorios nacionales tienen al cannabis medicinal casi como prioridad de estudio en sus áreas de biotecnología. Y hasta un banquero de bajo perfil pero con excelentes contactos en al menos tres provincias argentinos, puso al frente de un proyecto de éstos a su hermano de aún más bajo perfil y algo bohemio por decirlo de algún modo.

 

De norte a sur, en el mapa argentino, casi no hay provincia que no tenga un proyecto de este tipo. Más allá del entusiasmo, a medida que las regulaciones se van adecuando  –en Argentina— al escenario del negocio potencial que el cannabis plantea, por ahora la respuesta al mencionado interrogante es: “No, el cannabis no es la nueva soja;  sí, un cultivo de soporte muy importante”. Por algo también en el inicio de sesiones 2021, Alberto Fernández dedicó unos minutos a este cultivo cuya legalización sufrió embates varios: “El cannabis tiene principios de gran utilidad, con fines medicinales e industriales. La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos cinco años.”

Rockola radical o una águila, por ahora, bicéfala

Y un día tenía que ser. Después de tanto cavilar, Facundo Manes cerró junto a Mateo Salvatto el “espectáculo” en continuado que fue el Flow Radical. Así llamaron en Mar del Plata a la actividad donde diferentes dirigentes del radicalismo se propusieron hacer de los girones en que los convirtió el macrismo, una alternativa en las elecciones de medio término de este 2021. Y su presencia eclipsó la de quienes completaron el “line up” de oradores. Ese día también estuvo Mario Negri. El dirigente radical hizo doblete: estuvo como orador en Mar del Plata, y luego en la marcha donde las imágenes de las “bolsas negras” hicieron del macri-radicalismo –que estuvo en Plaza de Mayo–, una oposición más violenta que democrática. En "la Feliz" quedó la imagen que apunta a revalorizar a educación como motorizador de un cambio social.

Efecto Chivilcoy y una reaparecido que busca revancha

El “efecto Chivilcoy” se corporizó la semana que pasó. Florencio Randazzo reapareció en el hueco que quedo entre el inicio de sesiones 2021 que presidió Alberto Fernández, y la declaración de Cristina Kirchner en la causa dólar futuro. La casualidad, al menos en política, es cosa de ilusos. El político lo hizo con un guión que descartó la adjetivación de “doble comando” en la Casa Rosas, y se acodó en lo que definió como una debilidad de Alberto Fernández respecto de su vicepresidenta. Una reversión discursiva de lo que la oposición cambiemista señaló ante los lineamientos que trazó el mandatario en el Congreso. Y también Randazzo se autopublicitó como potenciador de una ancha avenida que supere la grieta. Enunciados que le garantizarán –probablemente– un raid televisivo. En el oficialismo, no sorprendió; todos sabían de sus reuniones con figuras de Cambiemos, algo que derrumba su postulación de ser una tercera vía. Sí están atentos a la sensibilidad de intendentes bonaerenses para evitar réplicas del "efecto Chivilcoy". Es decir que el temor de que las listas 2021 se cierren solamente en el Instituto Patria, los haga comulgar con mesías que no son.