sábado 01 de octubre de 2022
EMPRESAS Y PROTAGONISTAS EyP: Salud y tecnología

La Clínica Adventista de Belgrano y el futuro de las neurocirugías

La histórica institución porteña compró un Resonador Magnético Intraoperatorio, que es el único en la Argentina con el cual los especialistas del Servicio de Neurocirugía a cargo del Dr. Roberto Herrera podrán realizar operaciones más precisas y completas de los tumores cerebrales (Gliomas). Este adelanto tecnológico marca un hito en la Neurocirugía Argentina.

07-09-2022 19:35

En el año 1996, el jefe de neurocirugía de la Universidad de Harvard, Peter Black, desarrolló gracias al apoyo de General Electric un equipo que revolucionó las cirugías de los tumores cerebrales: el resonador magnético intraoperatorio (RE.MA.IN.). Este aparato permite realizar resonancias en tiempo real durante la operación del cerebro, lo que facilita a los profesionales ubicar con exactitud a los tumores y de esta manera removerlos del cerebro logrando resecciones más completas con mayor precisión y seguridad.


Alemania, Finlandia y Canadá fueron los siguientes países en utilizar resonadores magnéticos dentro de las salas de operaciones después de Estados Unidos. Un dato que tal vez sorprenda al lector, es que Argentina fue el quinto país en todo el planeta en tener un resonador magnético intraoperatorio. Esto se dio en el año 2001 gracias a los esfuerzos del Instituto del Diagnostico de Pergamino, colegas y empresarios, en un proyecto liderado por el doctor Roberto Herrera, quien es considerado un pionero a nivel mundial en la cirugía de los tumores cerebrales con Resonancia Magnética Intraoperatoria.

 

CLINICA ADVENTISTA DE BELGRANO 20220906

 

“El 2001, como todos sabemos, fue una época muy difícil en el plano económico. En ese momento me dije a mí mismo: “Si nos va mal económicamente con el resonador intraoperatorio será con lo que sabemos hacer e intentando hacer algo útil para la salud y la neurocirugía de los Argentinos”’, explica el doctor Herrera, que desde el año 2004 es el Jefe de Neurocirugía de la Clínica Adventista de Belgrano. Gracias a ese resonador Phillips que se trajo al país en el 2001, se hicieron más de 500 neurocirugías, lo que permitió que se salvaran cientos de vidas.

 

Ahora, la Clínica Adventista Belgrano y el Doctor Herrera están una vez más en el centro de la innovación en el país y la región, ya que la Clínica compró este año un resonador de última generación, que es el único en su tipo en toda la Argentina. “Con el resonador que teníamos hasta este año, uno tardaba alrededor de 30 minutos en tener una imagen. Este nuevo resonador que fue traído desde Italia en diciembre permite adquirir tres secuencias de 300 imágenes en tan solo cuatro minutos. Eso significa que durante una misma operación podemos hacer, por ejemplo, diez resonancias  hasta estar seguros de que hemos extirpado todo el tumor y sin prolongar demasiado los tiempos quirúrgicos. 
 

Según el doctor Herrera, que integra el Directorio de una de las tres asociaciones de neurocirugía de Estados Unidos, la Walter E. Dandy Neurosurgical Society, no hay otros aparatos de este tipo en el país porque no son rentables para los empresarios ni para las instituciones.  “Son aparatos verdaderamente caros y resulta muy difícil su amortización, pero junto con la Clínica decidimos poner por encima de todo la salud de la gente y continuar desarrollando una neurocirugía de avanzada que nos permita mejorar no solo la sobrevida sino también la calidad de vida de los pacientes que padecen de un tumor cerebral (Glioma)”.

El resonador magnético de la Clínica Adventista de Belgrano fue traído al país en diciembre, y comenzó a operar en marzo de este año. Gracias a esto, ya se lograron hacer más de diez neurocirugías de altísima complejidad.