miércoles 08 de febrero de 2023

Ya no alcanza con un título universitario, el mercado laboral presenta nuevos desafíos

UADE posee Maestrías integrales, MBAs y Especializaciones en su Escuela de Negocios.

27-12-2022 16:01

Actualmente, la globalización en conjunto con la sobreinformación, tecnologías disruptivas y los cambios sociales, llevan a un mundo que está generando continuamente nuevos conocimientos. Por eso, por más que los programas de estudios se actualizan, parecería ser que, para crecer profesionalmente, el conocimiento básico, otorgado por los primeros niveles educativos, no son suficientes. Por eso la especialización y la actualización de saberes es, en la actualidad, un requerimiento fundamental para desarrollar la carrera laboral.

Esto es un saber compartido por todos, pero en estos tiempos fugaces, las empresas no solo buscan un título universitario, sino una capacitación, basada en la aplicación y resolución. Hoy, para ser profesional, hay que saber aplicarlo y hacerlo mediante medidas integrales y competencias blandas. En pocas palabras, la búsqueda actual es del profesional self- management. Ese que tenga capacidad para la gestión de uno mismo y de otros; la administración del tiempo, la productividad y el control de la propia vida.

Cada vez más universidades se unen en la búsqueda de este conocimiento profundo, no solo con carreras sino con cursos y posgrados. Una de estas es, por ejemplo, la UADE con Maestrías integrales, MBAs y Especializaciones en su Escuela de Negocios.

El mundo en el que vivimos exige profesionales preparados para gestionar y transformar la realidad, que creen valor en las organizaciones, y realicen un impacto positivo en la sociedad. Se necesita de una enseñanza basada en la gestión, con programas tecnológicos disruptivos. La premisa básica es simple: para dirigir a otros e influir en el contexto es preciso aprender a dirigirse a sí mismo.

Aprovechar los frutos del contexto haciendo lo que uno sabe hacer y especialmente lo que a uno le gusta hacer, es, en la actualidad, indispensable.

El director de UADE Business School, Mg. Fausto Spotorno, profundizará más en el tema:

►Entonces, ¿no basta solo con tener título universitario?

De ninguna manera. En una época, bastaba con saber leer y escribir para ser considerado un sabio en el pueblo. Para finales del siglo XIX eso ya no era suficiente, se necesitaba el colegio secundario, como contaba en Juvenilia, Miguel Cané. En el siglo XX, el secundario pasó a ser un básico y la diferencia la marcaba quien tenía un título universitario. Durante la guerra fría empezaron a aparecer los posgrados y maestrías como un requisito para las altas gerencias. Hoy los estudios de posgrado son cada vez más necesarios. Dos décadas atrás, era algo a lo que sólo accedían aquellos que estaban en posiciones muy altas, hoy es un requisito para cualquiera que quiera crecer.

►¿Por qué dejó de ser suficiente?

Dejó de ser suficiente, porque todo el tiempo se genera conocimiento nuevo y los profesionales deben actualizarse. Por otra parte, los posgrados para profesionales tienen fundamentalmente un componente pragmático. A diferencia de las carreras de grado, en los posgrados y maestrías se transmiten experiencias a profesionales que ya tienen su propia carrera. La vida profesional tiene muchos desafíos y aprender a enfrentarlos basándose en otros casos similares, mejora mucho la capacidad de las personas de avanzar y desarrollarse. 

►¿Conviene especializarse o tener un campo variado de conocimientos?

Depende de la carrera que cada uno quiera seguir. La especialización puede ser muy rentable, pero lo que estamos viendo hoy es que las personas estudian múltiples especializaciones y no necesariamente se encasillan en una. Por otra parte, es cada vez más importante ser capaz de tener visiones generales, para poder liderar, lo que en cierta forma, también es una especialización. Lo ideal es tener especializaciones, pero nunca dejar de tener una visión general.

►¿Qué criterios se tomaban para definir un buen profesional? ¿Qué criterios se toman hoy en día?

El buen profesional, es alguien capaz de tener una visión global, de trabajar en equipo, aprender de los demás y no sólo ser capaz de tomar decisiones, sino saber cómo las debe tomar. En general, los tiempos son cada vez más cortos y los márgenes de error son cada vez menores. Por ello el profesional tiene que estar bien preparado para cuando surjan las oportunidades y haya que tomar decisiones.

►En la Argentina ¿Se necesita la misma educación que en el resto del mundo?

Si y no. Claramente, las herramientas técnicas son las mismas, excepto en aquellas carreras que estén vinculadas con las leyes locales. Sin embargo, a la hora de operar en Argentina, la práctica, las experiencias anteriores y los casos son mucho más relevantes en un país muy inestable como el nuestro. No en todos lados se puede aprender cómo manejar una empresa en un contexto de alta inflación.

►¿Qué podemos hacer para ser el profesional que se necesita en la actualidad?

No hay que dejar de actualizarse, no hay que dejar de estar atentos a lo que pasa en el mundo. Es muy importante encontrar un equilibrio entre la mirada hacia afuera y hacia adentro de la empresa. Por un lado, no hay que dejar de estar atentos a lo que pasa en la compañía, de asegurarse que los procesos funcionen lo mejor posible, de que lo que se haya delegado funcione, etc. Pero tampoco hay que dejar que el día a día “nos coma” el tiempo, porque hay que mirar hacia afuera para encontrar oportunidades y reducir los riesgos. Encontrar este equilibrio requiere preparación y formación profesional. 

►¿En qué deberíamos invertir cursos o posgrados? ¿Más especializados o amplios? ¿Por dónde empezar la búsqueda?

Otra vez, depende de lo que se quiera lograr. Las maestrías y cursos más largos deben ser para lo que queramos que sea nuestro eje principal de la carrera. Los cursos más cortos, son para las actualizaciones y las necesidades de conocimientos más complementarias. Ojo, también depende mucho del tipo de carrera.

►En UADE existen posgrados que buscan una mirada más integral ¿Por qué? ¿Qué diferenciales tienen?

La clave en la UADE es la gestión y una mirada pragmática sobre ella. Estamos hablando de posgrados y maestrías en habilidades “blandas” que suelen ser las más valiosas. Pero estas habilidades, por definición no dependen exclusivamente de una ecuación, sino que requieren conocimientos más pragmáticos provenientes de casos, experiencias, en los que aplicaron conocimientos técnicos, que obviamente hay que tener, pero la clave está en el cómo se aplican, cuándo y cuáles pueden ser las consecuencias. Sabemos que nuestros alumnos van a tener que tomar decisiones en condiciones de incertidumbre e información incompleta y queremos que estén preparados para cuando lo tengan que hacer. 


 

En esta Nota