02 dic 2020
INTERNACIONAL |a pedido de vladimir putin
viernes 9 octubre, 2020

Armenia y Azerbaiyán negocian una tregua

Agencias

Aliyev. El presidente azerí defendió la “solución militar” al conflicto por Nagorno Karabaj. Ayer su ejército siguió bombardeando objetivos civiles en el enclave armenio. Foto: afp
viernes 9 octubre, 2020

Pese al inicio del diálogo entre Armenia y Azerbaiyán en Moscú, con la mediación del presidente Vladimir Putin, el presidente azerí, Ilham Aliyev, que gobierna con mano de hierro desde 2003 su país, afirmó ayer que la ofensiva lanzada por su ejército el 27 de septiembre demuestra que existe “una solución militar” al conflicto por Nagorno Karabaj, que ha provocado cientos de muertos, entre ellos al menos 53 civiles, según la ONU.

“Los azeríes han escuchado repetidamente de los mediadores y de algunos jefes de organizaciones internacionales que el conflicto no tiene solución militar y yo decía que no estaba de acuerdo con esta tesis y tenía razón”, afirmó Aliyev en un mensaje a la nación. 

El presidente azerí habló mientras en Moscú comenzaban los contactos entre los cancilleres de su país y de Armenia, auspiciados por Rusia, para alcanzar un cese del fuego en el enclave de mayoría armenia que Stalin otorgó a Azerbaiyán cuando ambas repúblicas integraban la URSS. Aliyev se ha venido mostrando reacio a entablar un diálogo, reclamando que Armenia se comprometa previamente a la retirada de sus tropas de Nagorno Karabaj.

Como ha venido haciendo desde que se reanudaron los combates el pasado 27 de septiembre en esta región autoproclamada independiente, Aliyev ha insistido en que 30 años de negociaciones no han dado frutos y Azerbaiyán no ha recuperado su territorio.

“¿Cómo se está resolviendo ahora la cuestión? ¿No por medios militares? La cuestión se está resolviendo precisamente por medios militares”, subrayó el presidente de Azerbaiyán, que añadió que “primero los medios militares y luego los políticos”.

Aliyev recalcó que “el status quo ya no existe. Yo he cambiado el status quo y ya no existe en el campo de batalla”. Tampoco existe la “la línea de control”, añadió, porque “la hemos roto”. Las fuerzas de Azerbaiyán han atravesado las defensas erigidas en estos 30 años ya que “nadie puede hacer nada delante de un soldado azerí”, ha incidido, prometiendo que no habrá otra “línea de control” y que Azerbaiyán recuperará sus territorios.

El encuentro de los jefes de las diplomacias de Armenia y Azerbaiyán, patrocinado por Rusia, comenzó ayer en Moscú con la esperanza de poner fin al conflicto en la región separatista de Nagorno Karabaj, donde persisten los intensos combates. Los ministros Zohrab Mnatsakanian, de Armenia, y Ceyhun Bayramov, de Azerbaiyán, viajaron a Moscú invitados por el presidente ruso, Valdimir Putin. Antes de las negociaciones, el primer ministro ruso, Mijail Michustin, se entrevistó con su homólogo armenio Nikol Pashinyan en Ereván, que le expresó la disposición de Armenia a reanudar el proceso de paz.

Putin, quien se reunió con el presidente azerbaiyano y con el primer ministro armenio, “insta al cese de los combates en Nagorno Karabaj por razones humanitarias, para poder intercambiar los cuerpos de los muertos y los prisioneros”, informó el Kremlin. 

Violentos combates. Después de una noche de jueves relativamente tranquila, nuevas salvas de cohetes y explosiones fueron escuchadas en Stepanakert, la capital de Nagorno, en la tarde ayer Uno de los cohetes cayó a unos metros del cementerio de ex combatientes. 

“Los disparos de artillería continuaron en varios sectores de la línea del frente. El enemigo alcanzó zonas pobladas con cohetes y artillería”, afirmó el centro de información del gobierno armenio, que aseguró que el ejército separatista mantenía la situación bajo “control”.

Ayer el balance de víctimas ascendía a más de 400 muertos, incluyendo 22 civiles armenios y 31 azerbaiyanos. Pero sigue siendo muy parcial y Azerbaiyán no anuncia sus pérdidas militares. Ambos bandos afirman haber eliminado a miles de soldados enemigos.

Según las autoridades separatistas, la mitad de los 140.000 habitantes de Nagorno Karabaj tuvieron que dejar sus hogares a causa de los enfrentamientos.

El jueves, una emblemática catedral armenia fue bombardeada dos veces en varias horas y varios periodistas rusos resultaron heridos, uno de ellos de gravedad. 

Nagorno Karabaj es una región donde rusos, turcos, iraníes y occidentales tienen intereses, por lo que el temor es que el conflicto se internacionalice. Turquía ya fue acusada de participar con hombres y armas en el conflicto, apoyando a Azerbaiyán.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5197

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.