viernes 01 de julio de 2022
INTERNACIONAL brasil, india o arabia saudita

Biden no logra convencer a aliados a sumarse a su coalición anti-Putin

11-06-2022 23:56

Los intentos de Joe Biden de expandir la coalición contra Rusia a partir de la invasión a Ucrania se topan con la resistencia de muchos países que prefieren permanecer neutrales, como India, Brasil, Israel y las naciones del Golfo Arabe.  

La Casa Blanca está buscando que varios países se sumen a la campaña de sanciones económicas, apoyo militar y presión diplomática para aislar al Kremlin y poner fin de manera decisiva a la guerra.

Hasta ahora, pocos o ninguno de ellos ha estado dispuesto, a pesar de sus vínculos con Washington en otros asuntos importantes de seguridad.

Para tratar de salir del punto muerto, el mandatario estadounidense se reunió en la Cumbre de las Américas con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien, frenó el intento estadounidense y afirmó que Brasil sigue abierto a ayudar a poner fin a la guerra, pero, “dada la dependencia de ciertos actores extranjeros, debemos ser cautelosos. Tengo un país que administrar”, recalcó a Biden el presidente brasileño, consciente de la gran dependencia de su país de los fertilizantes rusos, insumo básico de la agroindustria, el sector más dinámico de su economía. 

Bolsonaro visitó Moscú la semana antes de que Rusia invadiera Ucrania y declaró su “solidaridad” con el presidente Vladimir Putin.

Biden intenta ahora jugar una carta con Arabia Saudita, con la que Estados Unidos está dispuesto a “reiniciar” las relaciones, duramente afectadas luego de que la inteligencia estadoundense apunta al príncipe heredero Mohammed bin Salman como el mandante del asesinato del periodista opositor Jamal Khassogi, quien tenía nacionalidad estadounidense y fue secuestrado y asesinado por agentes de Ryad en el consulado de Estambul en 2018.

Por otra parte, el presidente estadounidense ha tenido hasta ahora poca suerte en el intento de convencer a India de que tome partido contra Rusia, con la que mantiene una asociación estratégica desde hace décadas y que también depende de Moscú para los fertilizantes y, en su caso, para el equipamiento militar.

Rusia y sus socios, en particular China, han denunciado los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos por expandir la coalición, que además de las naciones europeas también incluye a Canadá, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

“En el mundo moderno, es imposible aislar a un país, especialmente a uno tan grande como Rusia”, dijo el jueves el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, según los medios estatales.

Como señala The New York Times, para algunos países, la decisión de alinearse con Estados Unidos puede tener consecuencias de vida o muerte. Por ejemplo, Washington advirtió a las naciones africanas afectadas por la sequía que no compren granos que Rusia robó de Ucrania. Pero es un momento en que los precios de los alimentos están aumentando y posiblemente millones de personas corran el riesgo de morir de hambre. Así, difícilmente escuchen el mensaje estadounidense.