5th de March de 2021
INTERNACIONAL 816 muertos en un día
16-05-2020 22:08

Brasil tuvo 15 mil casos nuevos, pero Bolsonaro volvió a criticar la "tiranía del confinamiento"

Tras perder el segundo ministro de Salud en un mes, el presidente reiteró que "habrá desempleo, hambre y miseria" si persisten las restricciones. El PT avanza en otro pedido de impeachment, argumentando que "este gobierno no da para más".

Agencias
16-05-2020 22:08

En una jornada volcánica, Brasil superó este sábado 16 de mayo las 15.000 muertes por el nuevo coronavirus y los 230.000 contagiados, sumando en las últimas 24 horas una cifra impactante de 14.919 contagios y 816 fallecimientos. Con ese balance, Brasil es el país latinoamericano más afectado por el virus, que ya se ha cobrado casi 310.000 vidas en todo el planeta, pero los especialistas advierten que el n+umero de casos podría ser hasta 15 veces superior, dado que no se han generalizado los testeos.

Fue un día después que Nelson Teich renunciara como ministro de Salud, y lo reemplazara temporariamente a cargo el general Eduardo Pazuello, número dos del ministerio. Sin embargo, en medio de ese cuadro de avance arrollador de la pandemia, que ecabeza el estado de sao Paulo con 58.378 casos y 4.501 muertos, el presidente Jair Bolsonaro volvió a atacar las medidas de confinamiento. “El desempleo, el hambre y la miseria será (sic) el futuro de aquellos que apoyan la tiranía del aislamiento total”, tuiteó el mandatario, con un error gramatical incluido.

El oncólogo Teich estuvo menos de un mes en el cargo. Había asumido el 17 de abril, luego de que Bolsonaro destituyera a Luiz Henrique Mandetta, quien era favorable a mantener las medidas de cuarentena y defendía que los protocolos de tratamiento estuviesen basados en criterios científicos.

Bolsonaro aboga por la “vuelta a la normalidad” con argumentos económicos, y promueve el uso de cloroquina e hidroxicloroquina en el tratamiento de la enfermedad. Según la prensa brasileña, Teich renunció por “incompatibilidades” con el presidente. El ex ministro no dio los motivos de su salida al anunciar su renuncia, pero había sufrido varios desplantes púbicos de Bolsonaro. 

La gota que rebasó el vaso fue la presión de Bolsonaro para que Teich autorizase el uso de la cloroquina en el estadio inicial del tratamiento de pacientes con Covid-19, pese a que las pruebas con ese medicamento no fueron concluyentes sobre sus beneficios.

Después de la salida de Teich, el Ministerio de la Salud informó que está culminando nuevas orientaciones para atender a los infectados del nuevo coronavirus. “El objetivo es iniciar el tratamiento antes de que el cuadro empeore y sea necesario utilizar una unidad de cuidados intensivos”, afirma la nota, sin especificar a qué tratamiento se refiere. El protocolo actual del Ministerio de la Salud orienta el uso de cloroquina solo en casos moderados o graves. 

El general Eduardo Pazuello, número dos del ministerio, asumió la jefatura de forma interina hasta que sea nombrado un sustituto. Inmunidad. Bolsonaro, que no se ha pronunciado sobre la salida de Teich, también promovió ayer en Twitter un video de casi cuatro minutos, junto al cual escribió: “Cómo conseguir la soñada inmunidad”. 

En las imágenes, un hombre que se identifica como médico afirma que “lo que determina si una persona va a vivir o morir frente a la contaminación por coronavirus es su inmunidad”. Además. señala que “no es el poder de agresión del virus lo que prevalece, sino la fragilidad de las personas”.

Mientras tanto, el PT presentará un pedido de impeachment contra Bolsonaro, con el apoyo de movimientos sociales, organizaciones de sociedad civil y otras formaciones políticas. “No da para más este gobierno”, afirmó la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann. “Bolsonaro es incapaz de dar respuesta a la crisis que estamos viviendo y no tiene condiciones ni capacidad administrativa ni humana para conducir el país”. 

En una entrevista reciente, Lula da Silva, ex presidente brasileño y fundador del PT, había adelantado que no quería que un eventual pedido de juicio político contra Bolsonaro fuera una inciativa exclusiva de su formación, para “no ideologizar” la cuestión. 

Este sábado, la directiva petista aseguró estar trabajando con las “fuerzas democráticas y populares” para que la petición de juicio político a Bolsonaro sea elaborada y presentada la semana próxima con otras fuerzas y organizaciones, en el marco de la campaña “Fuera Bolsonaro” que “mantendrá la lucha por el fin del gobierno Bolsonaro”.

Lula, que gobernó de 2003 a 2010, fue sucedido por Dilma Rousseff (2011-2016), que sufrió un proceso de impeachment y fue sustituida por su vice, Michel Temer.

En esta Nota