jueves 30 de junio de 2022
INTERNACIONAL habría segunda vuelta

Colombia vota hoy en comicios que pueden llegar a ser históricos

Colombia celebra hoy elecciones generales en las que por primera vez en la historia podría triunfar un candidato de izquierda, Gustavo Petro, aunque lo más probable es que haya ballottage. La incógnita la representa el avance de un outsider, el ex alcalde de Bucaranga Roberto Hernández, que ha desarrollado una campaña contra la “casta”.

29-05-2022 00:12

Millones de colombianos se vuelcan hoy a las urnas para buscar al sucesor del actual presidente, Iván Duque, en la primera vuelta electoral. Según las encuestas, los candidatos por el “pacto histórico”, Gustavo Petro y Francia Márquez, serían la formula más votada, aunque no alcanzarían a superar el umbral del 50% necesario para resultar ganadores en la primera ronda.

Aun en los sondeos más optimistas para el “pacto histórico”, el panorama parece indicar que el candidato que finalmente llegará a la casa de Nariño se podría definir entre Gustavo Petro, candidato de izquierda, quien según la consultora Invamer obtendría un 40% de los votos, y Federico Gutiérrez, candidato por la derecha apoyado por el gobierno, con un 27,1%. Sin embargo, la gran sorpresa podría ser el ex alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández, quien con su discurso anticorrupción pretende arrebatarle el segundo lugar a Gutiérrez, aunque, según Invamer, Hernández estaría a siete puntos del ex alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez. En cuarto lugar, muy lejos del pelotón delantero y casi empatando con el voto en blanco, se encuentra Sergio Fajardo, quien con el 5% actual se encuentra muy distante del 23% que supo cosechar en las elecciones presidenciales de 2018, en las que solamente por 250 mil votos no ingresó a la segunda vuelta. 

Estas elecciones presidenciales se dan en un contexto en el cual el presidente Iván Duque termina definitivamente su mandato, ya que en Colombia no hay reelección, con una desaprobación del 76%, según encuestas. 

Durante estos cuatro años el actual gobierno fue señalado por varios casos de corrupción y  graves represiones policiales con saldos de muertos y heridos de diversa intensidad y en  un paro nacional que duró varios meses miles de personas marcharon para protestar contra la aplicación de una reforma tributaria que a nivel  nacional  se había aprobado para mitigar los negativos efectos económicos producidos por la pandemia de covid-19 y su deficiente gestión gubernamental, a través de la cual fueron  incrementadas considerablemente las tasas. En la represión ejercida por el Estado fueron 83 los asesinatos, de los cuales 44 fueron perpetrados por las fuerzas públicas, según el Instituto para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Este descontento se reflejó en las consultas interpartidistas, un símil a las elecciones primarias en Argentina, realizadas el 13 de marzo, en las que el candidato progresista Petro obtuvo 2 millones de votos más que Gutiérrez.

Si bien la famosa “grieta”  parece ser un término totalmente representativo de la política argentina, también podría aplicarse a lo que está sucediendo en Colombia, donde por primera vez en la historia de este país la izquierda tiene la posibilidad de llegar al poder a través de Petro, quien intentará por tercera oportunidad quedarse con la presidencia. 

Federico Gutiérrez, candidato uribista, es el responsable de ampliar, junto con Petro, dicha grieta, situación que se pudo ver particularmente en los debates entre ambos candidatos, ya que se elegían como blancos favoritos de ataques políticos. Pero quien llega para destruir este binomio es el candidato independiente Hernández de 77 años, al que muchos en Colombia llaman el “Trump colombiano” por su tono y sus críticas al establecimiento político con un discurso outsider.

*Desde Bogotá.

En esta Nota