Parcialmente nublado
Temperatura:
20º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 18 de octubre de 2018 | Suscribite
INTERNACIONAL / Boda Real
sábado 19 mayo, 2018

Con Windsor convertida en una fortaleza, se casan Harry y Meghan Markle

Todos los engranajes de la seguridad británica están en alerta máxima, mientras comienza a vivirse el clima de fiesta popular por la boda real.

La policía vigila cada metro de Windsor ante el temor de ataques terroristas en la boda real. Foto: AFP

Con toda la zona de la ciudad de Windsor, muy cerca de Londres, convertida este sabado en una verdadera fortaleza y todos los servicios de seguridad en alerta máxima, miles de británicos se congregaban en las calles para vivir la boda del príncipe Harry, el hijo menor de Lady Di, con la bella Meghan Markle. A la fiesta en el palacio real asistirán solo 600 invitados, pero se estima que más de 100.000 espectadores festejarán en las calles el colorido acontecimiento, una postal del pasado por su inflexible protocolo, pero una postal también del presente por las amenazas latentes del terrorismo, que han obligado a un despliegue de seguridad gigantesco.

Londres es una fortaleza por la boda real.

 

La policía y los cuerpos militares abocados a la seguridad del evento han revisado de manera incansable en las últimas horas cada cubo de basura, las alcantarillas, hasta semáforos y cualquier lugar en el que se pueda intentar esconder algún artefacto peligroso, con especial énfasis en las afueras del castillo de Windsor, donde en pocas horas se celebrará el enlace y el almuerzo ofrecido por la reina Isabel II, la abuela del novio.

Se han instalado numerosas barreras de seguridad, para aventar los riesgos de que algún posible conductor suicida trate de arrasar contra la multitud, en tanto que  el número de cámaras de seguridad se ha multiplicado de manera exponencial, de manera de revisar desde un control central de inteligencia cada metro de la ciudad en procura de detectar movimientos el mínimo movimiento sospechoso.

Todos los sistemas de seguridad ingleses han sido puestos en alerta máxima.

 

La mayoría de las calles del centro están cerradas al tráfico y las matriculas de los autos se examinan automáticamente, para un acontecimiento que será seguido en vivo por 5.000 periodistas llegados de todo el mundo. Todas las estaciones de subte también tiene severa vigilancia, mientras que está completamente prohibido el empleo de drones y la policía advirtió que cualquiera de esos aparatos que sea vista será abatido de inmediato. Cada vehículo que se acerque al perímetro de la boda con invitados deberá sortear una inspección, y Chris Phillips, que fue el máximo responsable nacional de contraterrorismo, le dijo a la AFP que "obviamente se debe que tratar a todo el mundo como un presunto alborotador o terrorista".

Londres es una gigantesca fortaleza por la boda real.

 

Golpeado por varios atentados islamistas en 2017, el Reino Unido situó en el grado de "severo" el nivel de amenaza terrorista -el segundo más peligroso-, lo que significa que es "altamente probable" que se cometa un ataque. Según estiman los entes de seguridad, el momento del paseo en carroza será el momento más peligroso de toda la fiesta. Salvo que llueva, ese momento en que la pareja saludará a la multitud será el punto más estresante para los responsables de la seguridad, que no ven la hora en que todo esto termine.

"Hay que asegurarse de que no haya ni un solo espacio para francotiradores y de que la gente no se acerque demasiado. Es la clave", dijo Phillips, admitiendo que "eliminar totalmente los riesgos es imposible". 

Todos los sistemas de seguridad ingleses han sido puestos en alerta.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4421

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.