miércoles 29 de junio de 2022
INTERNACIONAL debilitamiento de la oposición

Crisis en el Partido Popular de España: acusaciones cruzadas de espionaje interno y corrupción

El presidente del partido, Pablo Casado, pidió investigar a Isabel Díaz Ayuso tras sospechar por el cobro de una comisión para llevar adelante la compra de mascarillas. La acusada, a su vez, dijo que fue víctima de espionaje.

18-02-2022 10:25

Los principales opositores en España, aglutinados en el Partido Popular (PP), mantienen una fuerte interna sostenida durante los últimos seis meses y que ahora saltó por los aires. El presidente del partido, Pablo Casado pidió investigar por presunta corrupción a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y ella aseguró que fue víctima de espionaje.

La guerra se intensificó el miércoles cuando dos medios de comunicación publicaron que Génova (sede central del PP en Madrid) habría ordenado espiar al entorno de Díaz Ayuso. Esto a raíz de la acusación al hermano de Ayuso de haber cobrado una importante comisión por ser intermediario en una transacción vinculada a la compra de mascarillas.

Isabel Díaz Ayuso 20210505

"Pregunté a mi hermano, quien me confirmó que había mantenido relaciones comerciales con esa empresa y que todo era completamente legal", se defendió la presidenta de la Comuna de Madrid. 

El jueves apareció una nueva información sobre el tema que escandalizó a la sociedad. Según algunos medios, Ángel Carromero, también del PP, habría sido quien envió a realizar el espionaje contra Ayuso, a pedido del alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida. Aunque ambos negaron las acusaciones, tras esto Carromero dimitió. 

Comisiones y espionajes ilegales en el PP

“Las declaraciones que durante toda la mañana están publicando los medios de comunicación y que provienen del entorno de Pablo Casado y que él no desmiente, son lo peor que se puede esperar de los políticos”, dijo Díaz Ayuso a la prensa. 

Pablo Casado

Casado, por su parte, señaló que la plata que recibió el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid representa "un importe suficientemente relevante como para que alguien pudiera pensar que ha habido tráfico de influencias".

“Si un partido tiene cualquier indicio de que se ha hecho algo irregular, lo que tiene que hacer es investigar internamente y si encuentra irregularidades, ir a la justicia”, justificó. "Lo que no podemos hacer es estar al albur de informaciones periodísticas filtradas sin dar ningún nombre", aclaró y agregó: "¿Y si al detective lo ha contratado otra persona para que diga esto?". "Aquí no hay ninguna prueba y se está alargando un montaje", concluyó.
 

RB/FL