domingo 03 de julio de 2022
INTERNACIONAL llamo fascista a su par brasileño

Denunció Maduro que Bolsonaro y Trump solo buscan invadir Venezuela

14-04-2019 00:51

A 17 años del intento de golpe de Estado contra el ex presidente Hugo Chávez, Nicolás Maduro rechazó lo que consideró como amenazas de guerra e invasión de los Estados Unidos y del mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro. “Hace unos días el señor Bolsonaro dijo que él estaba pensando en invadir militarmente Venezuela. El pueblo de Venezuela rechaza unido y de manera absoluta las amenazas de guerra y de invasión militar de Jair Bolsonaro”, dijo en un acto que recordó el intento de golpe de 2002.
Maduro aseguró que el mandatario brasileño está apoyado por Estados Unidos en sus planes “contra Venezuela”. “¿Cuál es la casus belli (motivo de guerra)?, ¿nos va a invadir por qué?, ¿le robó algo Venezuela a Brasil?, ¿agredió Venezuela a Brasil?, ¿con quién cuenta Bolsonaro para una guerra?, ¿con el pueblo de Brasil?, ¿con las fuerzas militares de Brasil?, ¿por dónde van a entrar?, ¿no les parece una locura?”, preguntó el mandatario.
Maduro calificó las “amenazas” como algo “muy preocupante” y llamó al pueblo y a las fuerzas militares de Brasil “a salir al paso a la aventura de Bolsonaro y su amenaza de guerra contra Venezuela”.
Además, el líder bolivariano llamó “fascista” e “imitador de Hitler” a su par brasileño. Según Maduro, la intención de Bolsonaro y de la Administración de Donald Trump es “rendir a Venezuela para robar las riquezas” del país petrolero.

Apoyo del Kremlin. El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó ayer que Estados Unidos “fracasó” al intentar desatar una “guerra relámpago” en Venezuela, pero alertó que el “imperialismo aún continúa con sus planes” para derrocar a Maduro.
Según el ministro de Vladimir Putin, Washington “abiertamente interfiere en los asuntos de otros Estados”. De esa manera, el canciller reaccionó contra las declaraciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien acusó a Rusia de “intervenir” en Venezuela.
Lavrov acusó al gobierno estadounidense de desempolvar “la notoria Doctrina Monroe”, al tiempo que alertó que la Casa Blanca amenaza “con que los siguientes en la cola serán Cuba y Nicaragua, como si no entendieran que de esta manera se posicionan en contra de la paz mundial, y no solo de la latinoamericana”.
Otro aliado de Caracas que salió al cruce de Estados Unidos fue Cuba, que calificó como “piratería económica” a las recientes sanciones que Washington impuso a empresas y barcos de su aliado Venezuela, algunos de los cuales transportaban petróleo a la isla. “Son parte de la escalada de agresiones de EE.UU., basada en calumnias”, dijo el canciller Bruno Rodríguez.

 

En esta Nota