8th de March de 2021
INTERNACIONAL eligen presidente y la asamblea
06-02-2021 23:24

Ecuador va a las urnas en un referendo sobre el legado de Rafael Correa

Se presentan dieciséis candidatos. Las encuestas las encabeza el delfín del ex presidente, exilado en Bélgica y condenado por corrupción, que no pudo participar.

06-02-2021 23:24

Llegó la hora y Ecuador vive este domingo 7 de febrero una jornada electoral histórica: con un número inédito de candidatos a la Presidencia y en plena pandemia de coronavirus, se enfrentará a un cambio de gobierno ante el abismo de un colapso económico.

Contexto. Los votantes, preocupados por las desesperantes cifras macroeconómicas, tendrán que elegir además a los 137 diputados que forman la Asamblea Nacional –seis de los cuales representan a la comunidad ecuatoriana en el extranjero– y los cinco representantes del Parlamento Andino.

Hacerse con el control del Parlamento es fundamental; de ello depende la habilidad para gobernar del que sea elegido para suceder a Lenín Moreno, quien tuvo dificultado su mandato por una Legislatura fragmentada que no dudó en poner obstáculos a sus iniciativas parlamentarias.

Ecuador va a las urnas en un referendo sobre el legado de Rafael Correa

Desde el gobierno piden “sosiego” para que impere la convivencia en un país que se sumió en una ola de fuertes protestas a finales de 2019, cuando el Ejecutivo impulsó una reforma económica que incluía el retiro de un subsidio al combustible que, en palabras del mandatario, “solo beneficiaba a contrabandistas”.

Este acercamiento al plan de ajuste del Fondo Monetario Internacional llevó al país a un Estado de excepción y al traslado de la sede de gobierno en un período de convulsión social que se extendió por Latinoamérica. Ahora la aprobación de Moreno se encuentra por debajo del 10%, un bajo índice similar al de la Asamblea Nacional.

Las elecciones suponen así un momento clave para la política regional, donde la reactivación económica se encuentra en un punto muerto ante los devastadores efectos de una pandemia que se cobró ya más de un millón de vidas en todo el continente.

En Ecuador, la obligatoriedad de acudir a votar llevó a las autoridades de ciertas zonas, como Quito, a pedir el uso de dos barbijos para una protección eficaz contra el coronavirus a la hora de acudir a los recintos electorales.

Entre los 16 candidatos que se presentan a la contienda se destacan el protegido de Correa, Andrés Arauz, un banquero conservador, Guillermo Lasso, y un líder indígena, Yaku Pérez. En caso de que ninguno logre más del 40% de los votos y una ventaja de 10 puntos sobre el segundo, el 11 de abril los dos mejor colocados irán a una segunda vuelta. 

Si las encuestas no fallan, entre los tres estará el sucesor de Lenín Moreno, el impopular mandatario que cambió de aliados tras conquistar las urnas con apoyo de Correa, en 2017. 

Arauz o el regreso del correísmo. Arauz, que parte como favorito y es, a sus 35 años, el candidato más joven de todos, garantiza que devolverá al país a la senda del correísmo y pondrá punto final a las “políticas neoliberales” de Moreno. Correa confía en este joven economista para que recupere el poder su izquierda radical y nacionalista. Crítico con el préstamo del FMI, busca revertir los recortes del anterior gobierno y prometió dar ayudas a las madres ecuatorianas.

Arauz dirigió el Banco Central y fue ministro de Conocimiento y Talento Humano con Correa (2007-2017). “Les saluda el perfecto desconocido que conoce y ama al Ecuador y que hoy se compromete a sacar de la crisis sanitaria y económica a nuestro pueblo”, tuiteó al postularse. 

Nació en Quito, está casado con Mariana Véliz, con quien tiene un hijo. Se autodefine como patriota, demócrata y progresista. Fiel al credo correísta, tilda de traidor a Moreno. Habla inglés, francés y ruso; toca piano y acordeón. Su compañero de fórmula era el propio Correa, pero el ex mandatario quedó inhabilitado por sus casos pendientes con la Justicia, que lo condenó a ocho años de cárcel por corrupción. El periodista Carlos Rabascall lo sustituyó por la coalición Unión por la Esperanza (Unes).

Arauz se comprometió a allanar el camino para el regreso de Correa, quien se considera un “perseguido político”. El ex gobernante está en Bélgica desde 2017 y desde allá logró evitar a la Justicia ecuatoriana que, según él, fue manipulada por Moreno. Si gana, espera que bajo su mandato, los jueces revisen los casos abiertos contra Correa, aunque podría expedirle un indulto. 

La derecha ecuatoriana y el desafío democrático en las elecciones de 2021

Lasso y la derecha conservadora. Triple aspirante (2013, 2017 y 2021) a la presidencia de Ecuador, el ex banquero conservador Guillermo Lasso, de 65 años, encabeza la oposición al correísmo. “Daremos vuelta a la página del socialismo del siglo XXI (promovido por Correa) y entraremos en una etapa de plena democracia, de libertad”, dijo.

En su segundo intento por el cargo quedó detrás de Moreno por apenas dos puntos porcentuales en el ballottage. 

Lasso es el menor de 11 hermanos en una familia de clase media y se catapultó como un importante banquero con apenas tres semestres de economía a cuestas. Entre 1989 y 2012 fue vicepresidente, gerente y presidente del privado Banco de Guayaquil, uno de los mayores de Ecuador.

Miembro del Opus Dei y nacido en Guayaquil (suroeste), se define como “tolerante” y “demócrata”. Está casado con María de Lourdes Alcívar, con quien tiene cinco hijos.

Representa a su movimiento Creando Oportunidades (Creo) en binomio con el médico Alfredo Borrero.

Lasso sostiene que trabajó desde los 15 años, en la Bolsa de Valores de Guayaquil, para pagar su colegiatura católica. En el área pública, fue gobernador de la provincia del Guayas (capital Guayaquil) y secretario de Estado (superministro) de Economía en la administración del derrocado ex presidente Jamil Mahuad (1998-2000, derecha).

Pérez, la alternativa indígena y ambientalista. El abogado Yaku Pérez, de 51 años, encarna al movimiento indígena que en octubre de 2019 se levantó contra Moreno, forzándolo a dar marcha atrás en el alza de precios de combustibles. Se define como “ecologista, de izquierda, comunitarista, profundamente respetuoso de los derechos humanos”.

Su férrea oposición a la minería disgustó al gobierno de Correa y por defender el acceso al agua estuvo cuatro veces detenido, por cargos de sedición y terrorismo. Hijo de peones de hacienda, Pérez –actual prefecto (gobernador) de la provincia de Azuay (sur)– promete ser “el primer presidente hijo de un analfabeto”. Su madre Rosa solo cursó tres años de escuela.

Nació en Cuenca, capital de Azuay, y sus nombres originales eran Carlos Ranulfo. En 2017 se lo cambió legalmente y, en línea con su amor por la naturaleza, escogió Yaku Sacha, que en quichua significa “Agua de Monte”. Pertenece al milenario pueblo kañari, que habita en el sur andino de Ecuador, donde emergió como líder indígena. Toca el saxofón y acordeón. Es ateo y vegano, y practica yoga. Hizo campaña montado en una bicicleta de bambú. Es catedrático universitario y publicó siete libros sobre temas indígenas y ambientales.

Enviudó hace ocho años, tiene dos hijas, y su actual pareja es la periodista franco-brasileña Manuela Picq. Aspira a llegar al poder por el partido Pachakutik, brazo político de la mayoritaria Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Afirman que candidato presidencial de Ecuador fue vacunado en Argentina

 


Una pandemia que no da tregua: más de 15 mil muertos

AFP

Uno de los países de América Latina, más golpeados por la pandemia, Ecuador informó ayer que superó los 15 mil muertos a causa del Covid-19, según cifras oficiales. El último balance oficial da cuenta de que el coronavirus provocó 15.004 muertos, entre confirmados y probables. En las últimas 24 horas, fallecieron 22. Hasta ayer, el número de casos en el país sumaba 257.115 (1.477 por cada 100 mil personas).

La nación, de 17,4 millones de habitantes, reportó el primer positivo el 29 de febrero, que luego –el 13 de marzo– resultó el deceso inicial por esa enfermedad en Guayaquil (suroeste) uno de los principales focos en la región.

En ese puerto del Pacífico, con 2,6 millones de pobladores, el sistema sanitario colapsó, los hospitales se abarrotaron de enfermos y hasta las casas se tornaron en morgues por el repunte de la enfermedad entre abril y mayo, una situación que impactó en todo el mundo.

El proceso de vacunación comenzó hace dos semanas con un primer lote de 8 mil dosis de la vacuna desarrollada por la alianza estadounidense-alemana Pfizer/BioNTech. Se vacuna al personal médico de primera línea, así como en residencias de ancianos.