lunes 14 de junio de 2021
INTERNACIONAL pandemia
21-05-2021 23:56

El FMI financiará la vacunación global con un programa de 50 mil millones de dólares

El objetivo del plan, anunciado ayer por Kristalina Georgieva en una cumbre del G20, es lograr que al menos el 40% de la población mundial esté vacunada para fines de 2021.

21-05-2021 23:56

El FMI propuso ayer un plan de 50 mil millones de dólares para poner fin a la pandemia de covid-19, mientras que los principales laboratorios del mundo anunciaron que ofrecerán 3.500 millones de dosis de vacunas a precios reducidos a los países pobres y de ingresos medios entre 2021 y 2022. 

La iniciativa del FMI apunta a que al menos el 40% de la población mundial esté vacunada para fines de 2021. “Nuestra propuesta fija objetivos, estima los requisitos de financiamiento y establece una acción pragmática”, dijo Kristalina Georgieva, directora del Fondo, al participar en forma virtual de la Cumbre de Salud Global, celebrada en Roma en el marco del Grupo de los 20.

De cara a una recuperación económica mundial sostenible a largo plazo, el plan apunta a que al menos el 60% de la población mundial esté vacunada para fines de 2022. La estimación de 50 mil millones de dólares es una combinación de 35 mil millones de dólares en subsidios, más recursos de los gobiernos y otros fondos, anunció el Fondo. 

El monto parece muy modesto en comparación con los planes de estímulo masivo implementados por los países ricos, incluido el último en Estados Unidos por 1,9 billones de dólares, aprobado a fines de marzo.

También es “bajo” dados los posibles beneficios de un final anticipado de la pandemia, que sería de “alrededor de 9 billones de dólares” para la economía mundial para 2025, estimaron los economistas del FMI Gita Gopinath y Ruchir Agarwal. 

“Uno de los mensajes clave de nuestra propuesta es que la cantidad necesaria no es muy alta”, enfatizó Gopinath, dado que ya se realizaron las costosas inversiones para desarrollar vacunas efectivas.

Gopinath y Agarwal, autores del plan, subrayaron que ahora se acepta que no habrá un “final duradero” para la crisis económica sin un final de la crisis sanitaria. Por lo tanto, a todos los países les interesa poner definitivamente fin a esta crisis.

Beneficios. “Desde hace tiempo venimos advirtiendo de una peligrosa divergencia en la situación económica”, señaló Georgieva. “Esto no hará más que empeorar a medida que se amplíe la brecha entre los países ricos que tienen acceso a las vacunas y los países pobres que no lo tienen”.

A finales de abril, menos del 2% de la población en Africa había sido inmunizada, mientras que más del 40% de la población en Estados Unidos y más del 20% en Europa habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19, según el FMI.

La pandemia, que está afectando especialmente a India, podría hacer descarrilar la recuperación económica mundial.

Para devolver al mundo a la senda del crecimiento, el FMI formuló una serie de propuestas, la primera de las cuales consiste en ayudar a los países en desarrollo a mejorar sus campañas de vacunación. La idea es “controlar significativamente la pandemia en todas partes en beneficio de todos”, dijo Georgieva.

Para cumplir los objetivos de vacunación de la población mundial, el FMI insiste en la necesidad de conceder subsidios adicionales al mecanismo mundial de distribución de vacunas Covax, mediante donaciones de dosis excedentes y garantías del libre flujo transfronterizo de materias primas y vacunas. 

El mecanismo Covax, del cual forma parte la Organización Mundial de la Salud (OMS), se creó para tratar de evitar que los países ricos acapararan la mayor parte de las dosis de vacunas anti-covid, pero hasta ahora ha resultado poco eficaz.  

El FMI admite que son los países ricos los que están convocados a contribuir más al plan de s50.000 millones de dólares, porque son quienes “probablemente verían el mejor retorno de la inversión pública en la historia moderna, captando el 40% de los incrementos del PIB y alrededor de un billón de dólares en ingresos fiscales adicionales”.

Compromiso. Por su parte, los principales fabricantes de vacunas contra el covid-19 prometieron ayer producir 3.500 millones de dosis para los países pobres. Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson&Johnson se comprometieron en la cumbre del G20 en Roma a donar 3.500 millones de dosis a los países más desfavorecidos entre 2021 y 2022.

Según explicaron, este año se suministrarán unos 1.300 millones de dosis y en 2022, el resto. Pfizer proporcionará 2.000 millones de dosis, Moderna “hasta” 995 millones y Johnson&Johnson “hasta 500 millones”. 

Los países de ingresos bajos podrán comprarlas a precio de coste y los de ingresos medios, a un precio reducido, precisaron los laboratorios durante la cumbre organizada por la presidencia italiana del G20 y la Comisión Europea.

Más temprano, la Unión Europea (UE) anunció que ofrecería 100 millones de dosis, Italia 300 millones de euros (365 millones de dólares) y Francia 30 millones de dosis a través de Covax, el sistema mundial para entrega de vacunas a las naciones pobres.

En esta Nota