martes 15 de junio de 2021
INTERNACIONAL Tragedia humanitaria
08-06-2021 16:48

Estados Unidos: Biden no es Trump, pero el mensaje a los migrantes es el mismo: "no vengan"

Lo repitió la vicepresidente Kamala Harris, a quien Joe Biden pidió buscar soluciones al drama de la frontera sur del país, en su primer viaje internacional, a Guatemala y México.

08-06-2021 16:48

La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca puede haber significado un cambio radical en muchos aspectos frente a la administración de Donald Trump, pero en lo que hace al incesante flujo de migrantes rumbo a la frontera sur de Estados Unidos el mensaje es el mismo: “no vengan”.

"No vengan, no vengan. Estados Unidos va a seguir cumpliendo la ley y asegurando las fronteras. Nuestra prioridad es desalentar la migración ilícita. Solo se beneficia a los coyotes", dijo la vicepresidenta Kamala Harris en Guatemala, el lunes, en la primera etapa de un viaje por la región, que también la llevó a México.

Para Harris, a quien Biden encargó buscar una solución definitiva al tema de la migración ilegal, “la mayoría de la gente no quiere irse de casa, no quiere dejar el lugar donde creció su abuela, el lugar donde reza, el lugar donde hablan su idioma y su cultura es familiar”.

Kamala Harris
"No vengan, no vengan. Estados Unidos va a seguir cumpliendo la ley y asegurando las fronteras. Nuestra prioridad es desalentar la migración ilícita. Solo se beneficia a los coyotes", dijo la vicepresidenta Kamala Harris en Guatemala.

Kamala Harris: "Los migrantes necesitan ver ‘esperanza’ y resultados"

Desde la llegada de Biden al poder, el flujo de migrantes hacia la frontera con México creció con fuerza. En abril se registraron unas 178.000 detenciones de indocumentados, en su mayoría centroamericanos, la cifra más alta en 20 años, según autoridades estadounidenses.

Uno de los mayores dramas de esta situación es la de los menores separados de sus padres que se encuentran en la frontera. Según cifras oficiales, son al menos 3.913 los niños separados de sus familias en la frontera con México.

Como explicó en un artículo reciente para PERFIL la especialista Clarisa Demattei, “para el Estado norteamericano, independientemente de quién sea o haya sido el presidente, la inmigración hispana indocumentada representa una problemática en agenda que desde hace décadas no puede resolver”.

La vicepresidenta norteamericana se reunió con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, a quien pidió apoyo para realizar un trabajo conjunto para enfrentar las causas profundas que provocan la migración masiva hacia Estados Unidos.

Kamala Harris AMLO GETTY sub
Desde la llegada de Biden al poder, el flujo de migrantes hacia la frontera con México creció con fuerza. En abril se registraron unas 178.000 detenciones de indocumentados, en su mayoría centroamericanos, la cifra más alta en 20 años, según autoridades estadounidenses.

El drama de la frontera sur de EE.UU.

“El fin de nuestro trabajo es ayudar a los guatemaltecos a encontrar esperanza en casa, dijo Harris durante una conferencia de prensa con Giammattei. Y al mismo tiempo quiero ser clara con quienes piensen hacer ese peligroso recorrido hacia la frontera de Estados Unidos con México: no vengan, no vengan. Creo que, si lo hacen, serán rechazados”.

“Sabemos que mucha gente no se quiere ir de casa" y que lo hace porque "no puede satisfacer sus necesidades básicas", dijo Harris, que sostuvo que para la administración es prioridad la región, para trabajar "juntos" para "resolver problemas de larga data. Hay que abordar la migración y desde esta región en particular”.

La vicepresidenta norteamericana explicó que el plan para detener el flujo migratorio hacia Estados Unidos incluye la mejora de la seguridad económica y física de los centroamericanos, y anunció que la administración Biden creará una fuerza de tareas anti-corrupción para investigar y para capacitar a oficiales y fiscales centroamericanos en esa lucha.

El mensaje de “no vengan” de Harris fue recibido con críticas con organizaciones de la sociedad civil guatemalteca, como Acción Ciudadana, que lucha para erradicar la corrupción.

La ONU le exige a Chile que ponga fin a las expulsiones masivas de migrantes

“Cada gobierno dice lo mismo. Es un mensaje obligatorio, pero es poco efectivo”, dijo Manfredo Marroquín, fundador de la ONG. “Harris sabe por qué se va la gente, y sabe que son conscientes de los riesgos que correrán. Pero esos riesgos son mínimos comparados con los de vivir aquí toda su vida”, agregó.

Ya en México, donde cumplió la segunda y última etapa de su primera gira internacional, que estuvo centrada en el tema de la migración, Harris se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Me da mucho gusto que nos visite la vicepresidenta y vamos a hablar del tema migratorio pero atendiendo las causas en lo fundamental”, dijo el mandatario.

Harris y López Obrador fueron testigos de la firma de un memorándum de entendimiento entre México y Estados Unidos para el desarrollo de la región centroamericana del Triángulo Norte, conformada por Guatemala, Honduras y El Salvador.

sf / ds