2nd de March de 2021
INTERNACIONAL pascua online
11-04-2020 02:30

Francisco encabezó un solitario viacrucis en el Vaticano

El Papa recorrió ayer la Plaza de San Pedro cargando la cruz, acompañado por médicos y enfermeros, a los que llamó “soldados que mueren en el frente” por la pandemia.

Agencias
11-04-2020 02:30

Casi en soledad, en un silencio sobrecogedor, el papa Francisco recorrió ayer la Plaza de San Pedro acompañado solo por cinco presos, cinco doctores y enfermeras, a los que calificó como “soldados que dan su vida por amor”. A la luz de las antorchas, el jefe espiritual de 1.300 millones de católicos, acostumbrado a estar rodeado por muchedumbres, escenificó junto a ese pequeño grupo el viacrucis y calvario de Jesús, desde su condena hasta su crucifixión y su muerte.

Un enorme contraste respecto a hace un año, cuando acompañaron al Sumo Pontífice 20 mil católicos en el Coliseo romano, donde se oficiaba la celebración desde 1964. Con más de la mitad de la humanidad en cuarentena, Jorge Bergoglio aseguró que “no es fácil estar confinado”, pero recomendó “frenar cierto ritmo de consumo y de producción y volverse a conectar con el entorno real”.

“Los médicos, enfermeros, enfermeras, hermanas, curas que murieron combatiendo la pandemia del coronavirus son soldados que dieron su vida por amor”, declaró ayer Francisco a la cadena italiana RAI1. Pasarán a formar parte de los “crucificados de la Historia”, agregó.

 

Pascua cerrada. Católicos y protestantes celebran este fin de semana su fiesta más importante, la Pascua, ante televisores, tablets y computadoras, ante la anulación de misas tradicionales y procesiones en gran parte del mundo por el nuevo coronavirus. Las oraciones se hacen ahora en familia, y los fieles están privados de comunión, de bautizo, incluso de funerales.

En España, que como Italia es uno de los países más golpeados por el virus, la población ha renunciado a las famosas procesiones de las cofradías, una tradición popular que data del siglo XVI en este país.

Mensaje. “Me siento cerca del pueblo de Dios, sobre todo de los que más sufren, de las víctimas de la pandemia, del dolor del mundo”, declaró el religioso argentino. Asimismo, afirmó tener en cuenta “la esperanza, que no quita el dolor, pero tampoco decepciona”. Es prácticamente un “retorno a los primeros tiempos del cristianismo”, que se vivía discretamente en la esfera privada, recuerdan los historiadores. A los rigoristas de la liturgia, el Papa ha replicado que la Iglesia no debe estar “encerrada en las instituciones”.

En diálogo con Vatican Insider, Bergoglio transmitió un mensaje de esperanza. “Tendremos que ver una vez más las raíces: los abuelos, los ancianos. Construir una verdadera fraternidad entre nosotros. Hacer memoria de esta difícil experiencia vivida entre todos, todos juntos”, afirmó. “Y salir adelante con esperanza, que no desilusiona nunca. Estas serán las palabras clave para volver a comenzar: raíces, memoria, hermandad y esperanza”, agregó.

En el Vaticano se reportaron ocho casos positivos de coronavirus, dos de los cuales ya se recuperaron. El Sumo Pontífice, de 83 años, se sometió a un test, que dio negativo, tras padecer un resfrío que lo marginó de celebraciones en la Plaza de San Pedro.

En esta Nota