viernes 30 de septiembre de 2022
INTERNACIONAL opinión

Guerra en Ucrania

22-01-2022 00:31

“La verdadera soberanía de Ucrania solo es posible en asociación con Rusia”, Vladimir Putin. 

“Rusia no puede decir a ningún país lo que tiene que hacer”, Margarita Robles, socialista, Ministra de Defensa de España, explicando la posición de toda la Unión Europea. 

Hay muchas posibilidades de que las fuerzas armadas de Rusia y Bielorrusia ingresen a Ucrania, antes que comience el deshielo de la primavera boreal y el barro haga mucho más lento cualquier movimiento de tanques y transporte de soldados. 

Los informes de acumulación de tropas de Moscú y Minsk, en las cercanías de la frontera con Ucrania, oscilan entre 120.000 y 140.000 efectivos. 

El gobierno de Kiev sabe que no contará con tropas de EE.UU. ni de la OTAN para defenderse. 

Polonia podría reaccionar con mayor dureza, ya que el gobierno de Varsovia es el más preocupado por la política expansionista del Kremlin. 

Washington y Bruselas le han prometido al gobierno pro occidental de Volodimir Zelenski un nutrido arsenal para ayudarlo a defenderse y han amenazado a Vladimir Putin con “graves sanciones” económicas. 

El líder ruso pidió a Biden garantías de que Ucrania no será admitida en la Unión Europea ni en la OTAN. 

En 2014 , Rusia se anexó la Península de Crimea, donde se encuentra el estratégico puerto de Sebastopol. Allí está fondeada la formidable flota del Mar Negro y sería uno de los lugares desde donde se completaria el movimiento de pinzas. 

Este no será solamente un conflicto aeronaval y misilístico. Requiere de una fuerte presencia de las tropas rusas y bielorrusas para asegurar el territorio conquistado, proteger el sistema de gasoductos terrestres de Gazprom y ampliar la comunicación con la Península de Crimea. 

Desde 2015, guerrilleros prorrusos controlan parte del este de Ucrania (Donbass), con lo que un ataque terrestre desde allí tendrá un apoyo extra. 

La situación se ha complicado, porque Putin siente que está en fuerza para lograr su objetivo y Biden encuentra difícil aceptar las imposiciones de Moscú. 

Ni la Unión Europea, ni mucho menos los senadores y representantes republicanos, aceptarían lo que sería casi una rendición. 

El Ministerio de Defensa ruso, informó oficialmente que del 18 al 22 de enero se están realizando ejercicios aeronavales en el Golfo de Omán, en conjunto con China e Irán. 

Un conflicto de esta magnitud va a producir un fuerte impacto negativo en la economía mundial y el incremento del precio del gas, del petróleo y sus derivados. 

Con este rumbo de colisión, sería aconsejable que el presidente argentino suspenda su anunciada visita a Putin, ya que nuestro país tiene una posición histórica de no aceptar modificaciones de fronteras por la fuerza y nunca hemos reconocido que Crimea pertenece a Rusia y no a Ucrania.

*Ex vicepresidente de la Nación y ex canciller.

En esta Nota