miércoles 30 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LIGA PROFESIONAL

Boca ganó, recuperó la cima y depende de sí mismo para gritar campeón

El equipo de Hugo Ibarra venció 2-1 a Gimnasia (LP) y sacó pecho en un partido bravo para recuperar el liderazgo y llegar más tranquilo a la definición del campeonato. Racing, el segundo en discordia que sigue metiendo presión hasta la última jornada. Por su parte, Huracán se bajó de la pelea.

En un Juan Carmelo Zerrillo colmado de fanáticos Triperos, Boca se llevó un triunfo digno de alguien que quiere dar pelea por el campeonato hasta el final. Es cierto, el equipo de Ibarra no tuvo su mejor partido y lo ganó con más corazón que fútbol, pero al final de cuentas superó a un Gimnasia (LP) que hizo un torneo bárbaro y se presentaba como un escenario más que complicado.

Los tantos de Frank Fabra, definiendo fiel al estilo a un marcador de punta brasileño, poniéndola contra un palo con una linda volea, y el rebote que capturó Luca Langoni, el pibe que le está tomando el gusto a hacer goles importantes, fueron suficientes para sortear a Gimnasia, que le metió presión en el complemento con el empate parcial que puso Leonardo Morales, con un buen anticipo en el área de Agustín Rossi.

Los detalles de la victoria clave de Boca

Un partido con varios condimentos, que presentó más batalla que juego vistoso, tuvo a ambos equipos jugando un encuentro de dientes bien apretados. Desde un principio se le hizo cuesta arriba a Boca ante un Lobo que presionaba bien arriba y no le permitía a la visita que haga circular la pelota.

La felicidad de Hugo Ibarra luego del triunfo de Boca: "Fuimos justos ganadores"

Sumado al buen arranque del equipo de Néstor “Pipo” Gorosito, a los 20 minutos del primer tiempo, Darío Benedetto abandonó el campo de juego por un desgarro, dando el ingreso de Gonzalo “Toro” Morales para formar un frente de ataque exclusivamente con pibes del club. Luego de la salida del Pipa, para el alivio de todo Boca, llegó el gol de Fabra y ahí la visita se acomodó un poco más en el partido.

El complemento arrancó con Boca arriba en el marcador, pero eso no significó que los segundos 45 minutos fueron sencillos. A los 55,’ el autor del gol en Boca abandonó el campo de juego por lesión, generando el ingreso de Agustín Sandez. Un minuto más tarde llegó el gol del empate, tras el buen cabezazo de Morales para el festejo de todos los presentes y también para los hinchas de Racing que miraban atentos las acciones en la tarde de La Plata.

El partido con Gimnasia
El partido con Gimnasia se había suspendido hace dos semanas por disturbios en las afueras del estadio

A partir de entonces, el lógico empuje de Gimnasia (LP) arrinconó a Boca, apelando a alguna contra para lastimar el arco de Rey. Así, el ingreso de Sebastián Villa le dio otro aire en el ataque aprovechando su velocidad para contraatacar.

El gol de Langoni llegó mediante el colombiano, y luego de una serie de rebotes de los remates de Villa y luego Pol Fernández, apareció el “47” bravo, que se anotó de nuevo en el marcador para darle el triunfo a Boca. A los 65’ llegó el tanto del juevenil, que ya lleva 7 goles en 10 partidos con Boca, siendo tantos de suma importancia, ya que cada vez que Luca anotó, el Xeneize sumó de a tres puntos.

Una última fecha cargada de suspicacias

Con este triunfo, Boca recuperó la cima del campeonato llegando a 51 puntos y teniendo la posibilidad de depender de sí mismo en la última jornada ante Independiente. Por su parte, Racing marcha segundo con 50 puntos y también juega una final en el Cilindro de Avellaneda ante River. Ambos partidos que definirán al próximo campeón se jugarán en simultaneo, el domingo 23 de octubre a las 17:00. Sin Huracán en la pelea, el campeonato quedaré en manos de Boca o Racing.

El Consejo de Fútbol le cumplirá el deseo a Ibarra en Boca Juniors

Estos serían los posibles desenlaces, partiendo del resultado de Boca, el líder del campeonato: en caso de que el equipo de Ibarra le gane ante Independiente, será campeón, más del resultado de Racing-River. Un empate en la Bombonera dejaría a Boca con 52 puntos, expectante de que Racing empate o pierda con River para poder gritar campeón.

El empate en La Boca permitiría que la Academia grite campeón si supera a River. En la misma sintonía, una derrota de Boca le deja en bandeja el título a Racing, con una victoria. Por último, en caso de que Boca pierda y Racing empate habría un partido de desempate, ya que ambos equipos culminarían con 51 unidades.

A partir de las 17:00 del domingo se paraliza parte del país para definir el campeón del fútbol argentino.

AO JL