domingo 05 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA NUEVA FISONOMÍA

¿Cómo cambia la paternidad el cerebro masculino?

Un experimento en España y Estados Unidos comparó a los varones antes y después de ser padres. Se detectaron cambios cognitivos, físicos y emocionales.

A pesar de la participación creciente de los varones en la crianza, todavía hay pocas investigaciones sobre cómo la paternidad afecta a los hombres, y menos aun sobre los cambios biológicos y cerebrales que implica.

Como sucede cuando se ejercita cualquier habilidad nueva, la experiencia de cuidar a un niño puede dejar marcas en el cerebro, explicaron las investigadoras Darby Saxbe (Universidad del Sur de California) y Magdalena Martínez García (Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón de Madrid) al sitio The Conversation.

Viva la diferencia: maternidad-paternidad y femineidad-masculinidad

Es lo que los neurocientíficos llaman “plasticidad inducida por la experiencia”. Los cambios que ocurren cuando aprendemos un idioma nuevo o logramos dominar un instrumento musical también se dan al experimentar las demandas cognitivas, físicas y emocionales de cuidar a un recién nacido.

En un experimento entre aquellas instituciones, los cerebros de 20 hombres en California y 20 en Madrid fueron estudiados por resonancia magnética durante el embarazo de sus parejas y cuando el bebé ya tenía seis meses. Las conclusiones resultaron significativas: en ambos casos se notaron cambios en las regiones asociadas al procesamiento visual, la atención y la empatía.

¿Qué nos pasa cuando morimos? Conciencia sin dolor y la vida "como una película", según la ciencia

El grado de la plasticidad adquirida se asoció con la cantidad y frecuencia en las interacciones con los hijos. Así, los padres españoles, que suelen gozar de mejores licencias que los estadounidenses, demostraron modificaciones más profundas en las regiones relacionadas a la atención dirigida a metas, lo que podría ayudarlos a entender mejor las señales que dan sus hijos

Estos hallazgos deberían contribuir a que las agencias de financiamiento nacionales e internacionales empiecen a priorizar las investigaciones sobre los varones que se convierten en padres, advierte el artículo.

Los hallazgos futuros podrían ser decisivos a la hora de tomar decisiones sobre políticas de cuidado, mientras las diversas configuraciones familiares atraviesan una revolución permanente.

BL JL