domingo 02 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA COPA LIBERTADORES

Vélez no se detiene por el sueño copero, venció a Talleres y se metió en semis

Los dirigidos por Alexander Medina sacaron el pasaje hacia la semis de la Copa Libertadores, tras vencer a la T por 1 a 0 (2-4) en el partido de vuelta, en el Kempes. A su vez, Palmeiras sufrió ante Atlético Mineiro y avanzó por penales.

Quien bailó cuarteto con una sonrisa en el rostro por el pase a las semifinales del torneo continental es Vélez que se jugó todo en Córdoba y dejó en el camino a Talleres que iba por la hazaña. El gol del triunfo llegó desde el banco, cuando faltaban 10 minutos para que culmine el encuentro Julián Fernández, con nervios de acero, hizo revolcar a Herrera por el piso y a cobrar. Fue 1-0 el triunfo del Fortín, que sigue más vivo que nunca en la Copa Libertadores.

Fue un partido bien de fútbol argentino, pierna fuerte, sin darle espacios al rival e intentando apelar al error del otro para poder golpear. Eso sí, en el ambiente se vivía un aire especial, una noche copera en un Estadio Mario Alberto Kempes colmado de ilusiones cordobesas en que Talleres iba a dar vuelta la historia ante Vélez luego de 2-3 en Liniers.

El resultado global de la llave fue 4-2 para los del Cacique Medina, lo cual es una clara radiografía de lo que fue la serie en general. El duelo en la casa del Fortín fue vertiginoso, de golpe por golpe con muchos goles.

En su favor, Vélez llegaba a Córdoba con un gol de diferencia y respirando tranquilo de que ya no corre la regla del gol de visitante. Anoche en el Mario Alberto Kempes el vértigo se convirtió en aplomo. Lo chato que fue el partido en cuanto a acciones de riesgo le permitió a Vélez a llevar el partido a su merced con el correr del tiempo.

Ricky Centurión advirtió a Medina en Vélez y exigió su lugar de una forma sutil

Jugando con el nerviosismo de Talleres el equipo de Medina golpeó en el momento justo. Haciendo un mix de experiencia y juventud de Vélez se llevó la llave gracias al gol de unos de los pibes de las inferiores, Julián Fernández que definió con la jerarquía de un delantero que juega este tipo de partidos hace años.

También hay que darle merito a la asistencia de Lucas Janson, el goleador y máximo exponente del Fortín en el corriente certamen. Quien si volcó toda su experiencia fue Lucas Pratto. El Oso no aportó en la red, pero si en manejar los hilos y los ánimos del equipo. Corriendo como si fuese un pibe más el ex River dio una batalla ejemplar. 

En consecuencia, atrás quedó un inicio irregular de Vélez en la zona de grupos con cuatro partidos sin ganar (dos derrotas y dos empates). Dos triunfos al hilo, sin embargo, le permitieron avanzar a octavos para bajar a River. Y el miércoles por la noche a Talleres. Ahora aparece en escena un equipo temible, Flamengo. No es imposible, pero es un oponente duro. La realidad es que a Vélez va a ser difícil bajarlo de esta ilusión para repetir una de sus máximas hazañas obtenida en 1994 conquistando América tras vencer a San Pablo. 

Zielinski advirtió a Estudiantes sobre el partido ante Paranaense por la Libertadores

La otra llave de cuartos de final era el cruce carioca entre Palmeiras y Atlético Mineiro en San Pablo. La igualdad en dos en la casa del Mineiro dejó la llave más que abierta. Mismo andar en el Allianz Parque, empate 0-0 y se definió la historia por la vía de los penales. Así al bicampeón de América le costó sufrir más de la cuenta, pero se llevó la llave tras el 6-5 en los doce pasos.

El Verdao entonces ya está entre los cuatro mejores y aguarda por el vencedor de Estudiantes ante Atlético Paranense que juegan esta noche en La Plata (igualaron 0-0 en la ida). 

BL PAR