lunes 23 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA Causa Cuadernos
07-04-2022 09:20

Diego Cabot: "La denuncia por la adulteración de los cuadernos solo busca evitar el juicio oral"

El periodista que investigó la causa de los Cuadernos de las Coimas en la obra pública le dijo a Jorge Fontevecchia en Radio Perfil que no descarta "terminar acusado como Moro o Di Pietro". Escuchá la entrevista completa.

07-04-2022 09:20

Diego Cabot, periodista que investigó la causa conocida como "Cuadernos de las Coimas", habló con Jorge Fontevecchia para Radio Perfil luego de que se denunciaran supuestas adulteraciones a los escritos de Centeno. 

JF: ¿Cuál es tu visión sobre estas denuncias? 

Volvió a salir el tema, viniendo del lado de un par de empresarios. Presentaron una pericia privada, pagada por particulares que no me merecen demasiado respeto en su accionar como empresarios, sobre algunas pruebas. Estoy tranquilo con mi actuación, está contada hasta la última coma de lo que hice.

La denuncia por la adulteración de los cuadernos solo busca evitar el juicio oral, es decir, romper el eje probatorio para evitar el juicio oral, que es el gran objetivo de muchas de las partes acusadas.

JF: Vos le aportaste los elementos que tenían y ahora es la Justicia la que tiene que avanzar. ¿En qué estado se encuentra la causa? ¿Cuál es tu evaluación de cómo avanzó?

La causa está en un valle procesal, previo al inicio del juicio oral. En la Argentina los jueces que instruyen los procesos, en Comodoro Py, solamente determinan si hay prueba del delito y lo elevan a un tribunal oral que juzga, dice si hay o no delito, si hay culpables o no. El proceso está en ese pasillo, de una instancia a otra. 

Hay 150 defensas que bombardean constantemente un proceso que no quieren que empiece, de exfuncionarios kirchneristas y de empresarios. Desde el punto de vista patrimonial hubo movimientos del mundo empresario para exculparse, para moverse de los directorios. Cuando muere alguien de una empresa sospechada, los abogados dicen que la persona que murió era la responsable de las coimas, no dicen que no existieron. 

Está ralentizada por falta de recursos, incluso de lugares para tomar audiencia. La causa ha seguido firme y se han ido confirmando una cantidad de recursos que fueron presentando las defensas en este tiempo.

Cuadernos de las coimas | Amplían procesamiento de Baratta y revelan la ruta del dinero K

JF: ¿Cuándo creés que pasaría a juicio oral? 

Este año debería formalizarse bien el tribunal y llamarse a audiencias que van a ser enormes. Tenés más de cien procesados, con testigos. Yo lo imagino como un juicio muy largo, que me va a tener como testigo.

Los hechos predecibles uno los toma de otra manera y esto se sabía que iba a pasar cuando hice la investigación, cuando fuimos fuerte contra un poder establecido muy grande. Lo de las coimas era una no-noticia y según las defensas yo inventé todo, cuando era vox populi que eso ocurría hace décadas. Hay una campaña fuerte contra mi persona, pidiendo que me metan preso, pero es parte del juego.

JF: Hoy está desprestigiado Sergio Moro, pero en su momento de gloria estuvo en una conferencia en el CCK con Di Pietro, el fiscal del "mani pulite". Di Pietro lo miró y le dijo "vos vas a ir preso, te va a pasar lo que a mí, los que vos estás juzgando te van a juzgar a vos". Di Pietro tuvo serios problemas judiciales y quedó golpeado como hoy lo está en Brasil Sergio Moro. En Italia, toda la clase empresaria se cargó contra el fiscal Di Pietro y en el caso de Sergio Moro le pasó algo parecido. ¿No temés que lo que le pasó a Di Pietro y Moro te pueda pasar a vos?

Es una posibilidad que nunca la puedo descartar. Hay algunas diferencias, de la cuestión procesal, porque lo que hice fue aportar datos para una investigación judicial. Eso no puede estar penado por la ley, que un ciudadano haga una denuncia ante el fiscal y que él sea el que lo investigue. Nosotros no dimos la noticia, esperamos a que la Justicia moviera sus fichas y cubrimos ese caso judicial.

Caso Cuadernos: la ex del chofer Centeno compró un drone para espiarlo

JF: Yo recuerdo haber entrevistado a Moro cuando él estaba como juez federal en Curitiba y él me decía al principio de Lava Jato que la clave no era ir detrás de los funcionarios sino detrás de los empresarios que pagaron coima, a través del sistema de los arrepentidos, e ir escalando. ¿El gran problema de la causa Cuadernos es que se defienden más los empresarios que los funcionarios públicos?

El funcionario público no tiene demasiado costo por una causa penal más. La Argentina es un país donde no tiene culpables, hay muy pocos culpables de corrupción. No tener culpables significa no tener inocentes, al no haber culpables ni inocentes hay sospechosos. Se defienden en la opinión pública de una manera muy violenta, porque le hablan a su feligresía. 

En el país donde toda la clase política es sospechosa, a nadie le complica demasiado tener una causa penal. A muchos empresarios sí, porque pierden el ticket social, tienen que cambiar su vida. La defensa del empresario es distinta. Si yo fuera un acusado de cosas absolutamente falsas quiero que el juicio empiece mañana para demostrar mi inocencia. 

La estrategia del poder es la dilación como estrategia de defensa. Muchos empresarios encuentran algún directivo que la vida se lo lleva y le cargan las culpas. Otros han logrado una defensa, que varios están intentando, que es que lo pasen a la justicia electoral. Dicen que no es un delito penal, que ellos hicieron un aporte de campaña y que no le dieron el recibo, que no lo asentó el partido.

Nadie está negando que efectivamente pagaron las coimas.

Nadie está negando que efectivamente pagaron las coimas, algunos dicen que son retornos, otros que son aportes electorales. De alguna forma se tienen que defender. El hecho puntual del pago no está en duda. Techint paga un millón de dólares y ellos dicen que es un rescate, que les pidieron esa plata para sacar funcionarios que estaban en Venezuela con peligro físico cierto después de una estatización bastante traumática de Sidor, que era una empresa de Techint en la época de Chávez. La Justicia los exculpa de los delitos pero nadie niega que efectivamente pagaron un millón de dólares, que es lo que logramos establecer en aquel momento con pruebas.