domingo 27 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA MARCHAS Y HUELGAS

El hijo parisino de Jairo explica el conflicto social en Francia

Mario González, concejal en París, aseguró que los reclamos son "una primera señal de alerta para el gobierno de Emmanuel Macron". Además, remarcó que "se da el regreso inédito en Europa de la inflación".

20-10-2022 10:39

El dirigente político, Mario González, detalló que en Francia "los sindicatos no han logrado paralizar el país como pretendían". A su vez, expresó que "los europeos somos pueblerinos en materia de inflación". "Lo que realmente ha levantado la huelga es el uso de la requisición", enfatizó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Cómo se puede explicar la situación que está atravesando Francia?

No es el movimiento social más fuerte que haya conocido Francia. Por ahora estamos en la previa de lo que podría llegar a ser, pero es una primera señal de alerta para el gobierno de Emmanuel Macron.

El pasado martes hubo una huelga, aunque no fue general, en el sentido de que no toda las fuerzas sindicales convocaron al paro. Y la más importante de no se incluyó en la huelga, que es un movimiento más de centro.

Los sindicatos no lograron paralizar a Francia

Tanto los franceses como los trabajadores y los sindicatos están a la expectativa de lo que pueda llegar a pasar en los próximos meses. Te escuchaba hablar antes de lo que está pasando en Inglaterra y lo que se puede llegar a venir con el invierno y la guerra en Ucrania, que no mejora. Llevamos casi un año con consecuencias económicas ligadas a esto.

Y además se da el regreso inédito en Europa de la inflación. En Francia ya está en el 6,5% y ya no estamos acostumbrados a gestionar y prever el futuro con una inflación superior al 1%. Los europeos somos pueblerinos en materia de inflación. Este es un nuevo panorama para la economía europea y francesa.

Protestas contra la inflación en Francia

Las consecuencias económicas en Francia por la suba de los precios

Uno pierde dimensión de que el euro tiene 20 años y antes de eso había inflación, que fue lo que desapareció. Ahora hay una generación que no sabe lo que es tener inflación.

Yo formo parte de esa generación. Cuando me fui de Francia, que volvía a Buenos Aires a los 13 o 14 años, me encontré con que no había inflación. Era el momento de la 1 a 1. Y cuando me fui de Argentina, llegué a Europa en 1997, y tampoco había inflación. Esto es algo nuevo para muchas generaciones y los novatos no saben cómo solucionar esta situación.

Huelgas en Francia
Huelgas en Francia

Quiénes son los movimientos que llaman a las huelgas

Jorge Elías (JE): ¿Hay diferencia entre la marcha del domingo, convocada por Francia Insumisa, y la convocatoria de los sindicatos?

Los sindicatos no han logrado paralizar el país como pretendían. Está lejos de ser el movimiento social más importante que haya conocido Francia en los últimos años.

Hacés bien en subrayar la diferencia entre los dos movimientos. La marcha del domingo fue convocada por la alianza de los partidos de izquierda, que nació durante las legislativas de este año, y reúne a la Francia Insumisa, el Partido Socialista, el Ecologista y el Comunista.

Penurias de los franceses para cargar combustible

El objetivo no era el mismo para todos estos sectores. Lo que sí quería Francia Insumisa era que se sumen los sindicatos, pero no lo han conseguido. Los sindicalistas son muy independientes de los partidos de izquierda. Esto es un recuerdo de algo histórico, por lo menos en Francia.

Los motivos detrás del conflicto social francés

JE: El paro de las refinerías, que hace que las estaciones de servicio tengan desabastecimiento, ¿se podrá solucionar?

Hay dos soluciones posibles. La primera es la negociación salarial entre empleados y los jefes de las empresas, que es la opción más racional. La segunda opción, que es la que ha tomado el Gobierno, es usar el poder de la requisición.

Eso le permite al Estado forzar a los empleados a ir a trabajar a las refinerías. Si no cumplen con eso, corren el riesgo de tener una pena, y hasta pueden ir a la cárcel.

Desde el punto de vista simbólico y jurídico, estamos al nivel más alto del poder absoluto del Estado y por eso hubo huelga. No fue tanto por la cuestión social. Lo que realmente ha levantado la huelga es el uso de la requisición.

JL PAR