martes 17 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA PANORAMA ECONOMICO
13-04-2022 12:02

Guillermo Oliveto: "El Gobierno invitó a la gente a un crucero, pero no tenía brújula"

El especialista en consumo y titular de la Consultora W habló con Jorge Fontevecchia en Radio Perfil para explicar los pormenores de la inflación y crisis de precios en el país. Escuchá la entrevista completa.

13-04-2022 12:02

Guillermo Oliveto, especialista en consumo y titular de la Consultora W, habló con Jorge Fontevecchia en Radio Perfil para intentar develar el pulso de la sociedad argentina en momentos de plena incertidumbre económica.

¿Hay realmente desabastecimiento? En ese caso, ¿en qué dimensión y tipo de productos?

El desabastecimiento no es un tema masivo, los estudios marcan que no es una de las principales preocupaciones de la población o algo que se le parezca. Hay una cultura argentina, muy experta, que busca aprovechar el efecto de la brecha, por la diferencia de precios en los productos importados y salen a comprarlos, pero no es el tópico central.

Si comparamos la situación actual con otros tipos de crisis que hubo en la Argentina como la de 2002, 1990 y 1989, con la hiperinflación, ¿cuál es tu balance entre estos momentos históricos y el actual?

Agregaría otro momento, la previa de todo el proceso del 2001 -que quedó borroso en la memoria- como lo fue en 1999 y en 2000, en el que ya se veía un contexto de malhumor de la población. En esa época, se decía que las cosas iban hacia abajo o empeoraban. Dentro de los estudios realizados, surgió una idea de parte la población: que las cosas iban siempre para abajo. Al final, esto es una pista de ski, hay una sensación de malhumor donde se presume que va pasar algo pero no se sabe cuándo, dónde, ni qué.

La gente está incómoda, pero no es la situación de 2002, porque hay un Estado que tiene una capacidad de tolerancia mucho mayor. No es la sociedad de la hiperinflación, tan desmadrada. Para los menores de 40 años, vivir en este umbral de 50% o 60 % de inflación es toda una novedad.

Junto a Feletti y sin Guzmán, Axel Kicillof lanzó su plan contra la inflación

El hecho de que vos compares lo previo a 2002 ¿implica la posibilidad de que pueda desembocar en algo parecido?

Esa hipótesis está dando vueltas, pero me parece que una cosa es el peronismo en el poder y, otra, fuera del poder. Hoy el Estado tiene resorte que en ese momento no estaba, de hecho, la convertibilidad fue un corset que impedía resolver la emisión en una emergencia, que pudiera aparecer a nivel social. No estamos en esa situación.

La novedad es la mayor tensión dentro del Gobierno, que invitó a la gente a un crucero, pero no tenía brújula. No saben dónde podrá amarrar y  tampoco dónde está. Por eso, cuando no es claro adonde se va, aparece la angustia. Hoy la demanda es de algún grado de previsibilidad.

Ayer, el ministro de Producción, Matías Kulfas, dio una serie de análisis positivos sobre los números informados por el ministro Jorge Ferraresi. ¿Por qué perdieron las elecciones? ¿Hoy en abril el clima es mejor o peor que en noviembre pasado?

Coincido con Kulfas, los números son claramente buenos. El año pasado, el crecimiento de ventas en los shopping fue del 70%, en enero un 20%, con un consumo que creció 7 u 8%, y los supermercados de barrio, 15%. El sector textil creció en sus ventas, sin embargo, el nivel del humor social es peor que en septiembre. Las encuestas de opinión pública muestran el peor relevamiento en 15 años: las  expectativa de corto y largo plazo es que no va a mejorar dentro de tres años, es un 40% población, nunca vi tan alto ese número.

Comercio Interior convocó a los mayoristas para controlar los precios acordados

¿Creés que perder la relación con los medios de comunicación, es la disociación entre la realidad y la percepción?

El avance de la transformación digital impera extremos, todo lo que provoca mayor impacto, es lo más buscado, porque genera más clics. Los medios pueden amplificar algo que está en la sociedad, pero difícilmente inventan algo sobre la sociedad.

La  población se ve desorientada luego de atravesar durante dos años una situación de pandemia, al borde de la muerte y no encontrar un poco de tranquilidad. Me parece que estamos subestimando la psiquis colectiva. Lo que produce es una especie de estela de mal humor y angustia, después de dos años de pandemia independientemente de que la situación económica pueda tener una mejora. No alcanza con mejorar el estado de ánimo.

Recordando la Pirámide de Maslow, ¿la pandemia genera necesidades económicas, independientemente de que se puedan satisfacer algunas?

En la pandemia, la sociedad estaba en el nivel uno y dos de esa pirámide, que es sobrevivir y no importaba nada más. Después se sale de ahí, con necesidades de redención y en búsqueda del bienestar que es lo que le faltó a la sociedad. La palabra que sintetiza, lo que busca el ciudadano y el consumidor, es bienestar, lo cual no tiene precio.