miércoles 30 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA RELACIONES DIPLOMÁTICAS

Jorge Faurie: "La Argentina tiene que aprender a manejarse con Brasil independientemente del presidente"

El ex canciller analizó las elecciones brasileñas y aseguró que "en los últimos datos se está mostrando una relativa paridad". Cómo podría impactar la reelección de Jair Bolsonaro y cuáles son las chances de Lula da Silva de volver a la presidencia. Además, resaltó en Modo Fontevecchia la importancia del acuerdo con la Unión Europea y se refirió a las polémicas declaraciones del Presidente sobre Xi Jinping.

26-10-2022 12:12

El abogado y diplomático Jorge Faurie, afirmó que "se está hablando de una diferencia técnica en los cómputos" de las elecciones brasileñas. A su vez, resaltó que "el objetivo es poder reactivar el acuerdo" entre el Mercosur y la Unión Europea. "La Argentina tiene que aprender a manejarse con Brasil independientemente del presidente", recalcó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Cuál es su visión sobre lo que está pasando con las elecciones en Brasil? ¿Qué significaría para la Argentina uno u otro resultado?

Estamos ante un momento político y electoral muy peculiar en Brasil, porque lo que se entendía que podía ser una caminata sin mucho drama para Lula da Silva, en los últimos datos se está mostrando una relativa paridad. Es cierto que las encuestas no han sido muy acertadas en la región, pero se está hablando de una diferencia técnica en los cómputos. Esto deja muy abierto el juego para el próximo domingo.

Desde la perspectiva argentina, hay un dato que no podemos pasar por alto: la actual gestión del gobierno argentino ha cometido el error de hablarse realmente con Brasil. Me refiero a que no se mantienen contactos fluidos ni coordinaciones. Tampoco se habla de dónde está parado cada país y lo que podemos hacer en conjunto.

Bolsonaro se estanca en sondeos tras pelea de aliado con policía

Brasil es nuestro principal mercado y el socio estratégico más importante de la región. Hay una especie de silencio frente a la relación con Brasil y, más allá de quién sea el ganador, Argentina tiene que hablar y coordinar posiciones frente al mundo.

Si ganase las elecciones Lula, ¿le parece que eso permitiría un avance más rápido en el acuerdo con la Unión Europea? ¿Sería determinante para el futuro de la Argentina?

El objetivo es poder reactivar el acuerdo. En el momento del cierre del acuerdo comercial, que después quedó paralizado, lo que incide es el hecho de que Argentina había sido el motor de la negociación en esa etapa. No nos olvidemos que lleva más de 30 años de negociación. Pero fue durante la gestión de Mauricio Macri que nuestro país se movilizó y sumó a otros países.

Con el gobierno de Alberto Fernández se pararon los esfuerzos diplomáticos. Los países del Mercosur deberíamos actuar junto a los europeos para seguir con las negociaciones. Esto es válido tanto para Jair Bolsonaro como para Lula da Silva, quien ya dijo con claridad va a retomar las negociaciones.

Con Cafiero, Josep Borrell remarcó la "importancia estratégica" del acuerdo UE-Mercosur

Europa también tiene cosas que aclarar en la negociación. Para la Argentina, sería un ordenamiento, desde el exterior, de las variables de nuestra economía y el comercio exterior.

Desde el punto de vista estratégico, ¿para la Argentina sería más conveniente que ganase Lula?

La Argentina tiene que aprender a manejarse con Brasil independientemente del presidente. No podemos quedarnos en cuestiones ideológicas. Los brasileños no están violando derechos humanos ni están poniendo gente en la cárcel. No tenemos que hacer un juicio moral sobre quién eligen los brasileños. Tenemos que aprender a llevarnos bien y a dialogar con Brasil para lograr consensos.

La diferencia es que, si no prospera el acuerdo, Brasil tiene otras opciones. Pero Argentina no está en esa posición.

Diego Guelar: "Xi Jinping es un verdadero emperador”

Las relaciones diplomáticas con China

Desde algunos sectores se lo criticó a Alberto Fernández por saludar al presidente chino, luego de su reelección, sin tener en cuenta que es necesario el voto de China para destrabar la renegociación con el Club de París. ¿Muchas veces uno tiene que "tragarse un sapo" y saludar a alguien con respeto porque necesita su voto?

Para eso está la diplomacia, para aprender de las alternativas que tiene un país frente a momentos de trago amargo. Podríamos haber marcado algo respecto de Xi Jinping, ya que pasa a controlar el Partido Comunista en China y el Comité Central. Es un Unicato impresionante, para una potencia que crece. Pero no era necesario comprometer la figura del Presidente para expresarse al respecto.

JL PAR