sábado 26 de noviembre de 2022
BLOOMBERG Elecciones en Brasil

Bolsonaro se estanca en sondeos tras pelea de aliado con policía

El impulso del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en las encuestas de opinión pareció estancarse después de una serie de traspiés e incidentes en los últimos días, incluido el arresto de uno de sus partidarios más controvertidos, un episodio que se volvió violento y sacudió a los brasileños antes de la segunda vuelta presidencial del domingo.

25-10-2022 18:30

El impulso en las encuestas del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pareció estancarse después de una serie de traspiés e incidentes en los últimos días, incluido el arresto de uno de sus partidarios más controvertidos, un episodio que se volvió violento y sacudió a los brasileños antes de la segunda vuelta presidencial del domingo próximo.

El rival izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, de 76 años, obtendría el 54% de los votos válidos, que excluyen las papeletas nulas y en blanco, frente al 46% del titular, según una encuesta de Ipec publicada el lunes por la noche. Ambos porcentajes se mantuvieron frente a la semana anterior.

Una encuesta de Ipespe publicada el martes por la mañana tampoco mostró cambios con respecto a la semana anterior: Lula se mantiene con el 53% de los votos válidos, mientras que Bolsonaro obtiene el 47%.

"Ya revuelven basura para sobrevivir": Jair Bolsonaro habló de Argentina para criticar a Lula da Silva

La campaña de Bolsonaro ingresó al tramo final de la carrera al límite luego de un enfrentamiento que se prolongó por horas el domingo entre el exlegislador Roberto Jefferson, expresidente de un partido de derecha, y agentes de la Policía Federal. Jefferson disparó un rifle y arrojó granadas a la policía, que tenía órdenes de detenerlo por violar los términos de su arresto domiciliario. El político tiene prohibición de usar las redes sociales, pero solo unos días antes publicó un video en línea comparando a una miembro del tribunal superior con una prostituta.

Dos oficiales resultaron heridos antes de que lo detuvieran

El enfrentamiento también influyó en las apuestas del mercado de que Bolsonaro estaba a punto de superar a Lula, y generó preocupaciones sobre una posible violencia postelectoral en el país. El real brasileño caía un 0,6% a 5,3381 por dólar en las operaciones del martes temprano, después de registrar el lunes su mayor debilitamiento en cerca de un mes.

Desde el incidente, Bolsonaro ha tratado de distanciarse de Jefferson, diciendo que no son amigos y que cualquier persona que se enfrente a la policía es un bandido. Según una encuesta relámpago realizada por AtlasIntel, dos tercios de los brasileños tienen una opinión negativa del otrora legislador, mientras que casi el 60% cree que debería ir a prisión.

Una serie de traspiés

El incidente coronó una serie de traspiés de Bolsonaro y sus aliados que probablemente detuvieron el ascenso del presidente conservador desde la primera vuelta electoral del 2 de octubre. Las principales encuestas de la semana pasada indicaban que el otrora capitán del Ejército estaba reduciendo la ventaja de Lula, y algunas encuestas sugerían que el actual presidente y el exmandatario estaban en un empate.

Lula da Silva espera un balotaje muy peleado y Bolsonaro sube en las encuestas

La semana pasada, el ministro de Economía, Paulo Guedes, enfureció a los votantes tras revelar planes para poner fin a los ajustes automáticos de los salarios y pensiones de los servidores públicos de acuerdo con la tasa de inflación. Posteriormente, Guedes y Bolsonaro negaron cualquier intención de perjudicar el poder adquisitivo de los pobres o los ancianos, pero los expertos de la campaña están preocupados por el posible daño antes de la segunda vuelta.

Antes de eso, Bolsonaro, de 67 años, sufrió otro traspié cuando apareció un video en el que el presidente hablaba de una visita a un grupo de migrantes venezolanas “muy bonitas de 14 o 15 años” en un barrio pobre de Brasilia, aparentemente insinuando que eran trabajadoras sexuales.

Según un asesor, que solicitó el anonimato para hablar sobre la estrategia privada, a la campaña le preocupa que los episodios perjudiquen las posibilidades de Bolsonaro entre los grupos demográficos que ha tenido más dificultades para atraer: los votantes de bajos ingresos y las mujeres.

Ipec entrevistó a 3.008 personas en todo Brasil entre el 22 y el 24 de octubre, con un margen de error de más o menos 2 puntos porcentuales.