MODO FONTEVECCHIA
DISPUTA DIRIGENCIAL

La increíble historia de la ex de Joaquín Sabina que va por la presidencia de Boca

Paula Seminara reveló que sueña con ser presidenta del Xeneize y criticó a la actual conducción. Además, contó anécdotas de su romance con el cantante español, quien compuso, inspirado en ella, la canción "Dieguitos y Mafaldas".

Paula Seminara y Joaquín Sabina, antes y ahora
Paula Seminara y Joaquín Sabina, antes y ahora | Twitter

Paula Seminara aspira a ser parte de la nueva dirigencia de Boca y dice que ve “arrogancia” en la actual conducción. Las críticas al manejo del caso de Sebastián Villa y un repaso detallado por su romance con el cantante Joaquín Sabina, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Cómo se gesta en vos la idea de querer ser presidenta de Boca?

No soy aún precandidata. Por supuesto que es mi deseo. Tengo una frase que me acompaña siempre, “seamos realistas, hagamos lo imposible”, y soy así, voy siempre por aquellas cosas que dicen que son imposibles, por más que para mí no lo sean.

No es que me levanté un día y dije “quiero ser presidenta de Boca”, hace muchos años que estoy en la institución participando políticamente. Estuve presidiendo la secretaría de la Mujer, en distintas filiales, siempre trabajando, yendo a la cancha y hablando con los socios. De ahí a ser precandidata, todavía falta un largo camino.

En un mundo bastante masculino, como es el fútbol, no debe ser fácil para las mujeres querer llegar al máximo lugar.

Por supuesto. Todo el mundo me dice “es imposible”, “vas a luchar contra gigantes”, pero son desafíos que me gustan. Amo a mi club, es una pasión que tengo. Los 90 minutos gritaré goles en los partidos, pero después, en el día a día, me encanta trabajar y capacitarme para, si en algún momento se da la posibilidad de estar ahí, estar preparada.

Tevez habló de todo y chicaneó a River: “Siempre me tuvieron miedo”.

¿Cómo es Boca con las mujeres que militan y trabajan con el club?

Yo recibí la secretaría de la Mujer en 2011. La verdad que hicimos un trabajo bastante interesante en cuanto a la participación en las decisiones del club. Nos involucramos en cosas que, generalmente, estaban apartadas las mujeres.

Hoy en día, yo no estoy con la gestión actual, sé que hay un departamento de igualdad y de género. No tengo mucha participación, no tengo comunicación con ellos, no se cual es la gestión que están haciendo, pero sí me parece que fue un paso adelante que exista ese espacio.

¿Cuando decís que no tenés comunicación es porque no te dejan llegar?

No. En realidad no me acerqué. Pero siendo un departamento de igualdad y género, sería bueno que sean más comunicativos. Que se acerquen, que llamen a participar. Hoy observo eso en el club, que está un poco cerrado, que falta comunicación.

Laura Masson: “Si hablamos de género y no hablamos de poder, no estamos hablando de género”

¿Tenés relación con la 12?

Uno conoce a todo el mundo, hace veinticinco años que voy a la cancha. No te digo que somos amigos, pero tengo una relación, de conocerlos. He ido a la 12 mucho tiempo, no ahora que estoy mayor. Con mis chicos no voy a ir a la 12, pero sí los conocí.

Román Iucht (RI): Comentaste que no estás con la actual conducción de Boca. ¿Con qué posible candidato estás cercana?

Yo lo que observo en el club, es que lo encuentro cerrado. No veo humildad, al contrario, veo arrogancia en la actual conducción de Boca, en la gente que está hoy manejando el club.

Cuando uno está desde ese lugar, es muy difícil reflexionar, cuestionarse, aprender, escuchar al otro. Eso es lo que yo veo de la conducción actual, aunque tengo muchos amigos trabajando ahí. Esta es mi mirada y se las comparto.

Liderazgo femenino: Argentina detrás de África y Amlat

Me encantaría participar en un espacio donde todo esto no suceda. Creo que hay que generar cambios de liderazgo. Me parece que fomentar el liderazgo femenino es fundamental, hay un montón de mujeres preparadas.

En definitiva, en Boca también existe la grieta, o estás de un lado o estás del otro. Yo, del único lado que quiero estar, es del lado de Boca, porque amo a mi club. Soy socia desde los 18 años. Si puedo aportar algo de mí, de lo que me capacité, y estar participando activamente del club, sería súper feliz, y creo que puedo aportar.

El caso de Sebastián Villa

RI: ¿Qué evaluación hacés de casos delicados, como el de Sebastián Villa? Boca prefirió, hasta el día de hoy, que los casos transitaran por los carriles de la Justicia.

Es verdad que yo, en su momento, no me acerqué, no llevé ninguna propuesta. Tengo vínculo con algunas de las chicas y con algunos dirigentes. Estoy al tanto del protocolo contra la violencia de género que se votó en asamblea y fue presentado por el departamento de socios y el departamento de igualdad, pero creo que queda como para un “cuadro”, testimonial, para decir “tengo acá el protocolo”, el asunto es hacerlo cumplir.

En el caso Villa, hay ciertos puntos que uno lee y dice, “es raro”. Creo que está metido también el tema del fútbol en las decisiones.

La dura sentencia de un ídolo xeneize: "Boca juega mejor sin Villa"

Por un momento es importante la igualdad, la participación, el respeto de la mujer, y por otro lado es importante el fútbol. En ocasiones lo futbolístico choca con otras cuestiones y no queda del todo clara la postura de Boca.

Su romance con Joaquín Sabina

Alejandro Gomel (AG): Después de 20 años, ¿es todo cierto lo de la famosa canción?

Es todo cierto, me moviliza cada vez que la escucho. Es como que describe a la perfección la Paula de aquel momento.

Hoy ya no voy en colectivo. Hay una película que se llama Paula y la 12. Yo escribí un libro que se llama “De González Catán en colectivo”, y cuento un poco que mi nombre tiene que ver con esa película. Mi papá eligió llamarme Paula por esa película.

“Ya no lloro cuando escucho ‘Dieguitos y Mafaldas’”, confiesa Paula Seminara

¿Volviste a hablar con Sabina en este último tiempo? ¿Cómo fue ese flechazo, el momento en el que lo conociste?

Hace mucho tiempo que no hablo. Creo que está un poco enojado conmigo, no sé por qué. Pero bueno, es algo que yo ya solté, por decirlo de alguna manera. Yo estoy en paz con la relación, y agradecida, por supuesto.

Ese primer momento fue un poco raro porque, bueno, yo tenía 20 años y era mucho más insolente que ahora, que soy mucho más cuidadosa, a mis 46. En ese momento me animaba a cualquier cosa.

Le escribí una carta contándole una historia de cómo había llegado a su recital. Le había comprado una entrada a un ex novio mío. Me pelié una semana antes, así que fui al recital de Joaquín sin ninguna expectativa más que darle bronca a mi novio, y ahí lo conocí, empezamos a conversar, y se fue dando la relación.

Sabina es una persona súper afectiva y cariñosa. Enseguida pudimos congeniar bien.

Joaquín junto a Paula en aquellos años
Joaquín junto a Paula en aquellos años

¿Cuánto tiempo estuvieron juntos?

Un año y ocho meses. Justo coincidió con el momento en el que él estaba grabando el disco con Fito Páez. Después viajé a México cuando hicieron la presentación allá, también fui a España. Fue un año intenso.

Andrea Bisso (AB): Vos tenías veinte años, ¿cuántos años tenía Joaquín Sabina en ese momento?

Él tenía 48.

AB: ¿Se sentía la diferencia?

La verdad que no. Hoy me lo pongo a pensar, y me pareció una relación súper normal. Por supuesto que había muchas cosas que él sabía que yo no. Imaginate que, en ese momento, no teníamos ni teléfono celular ni computadora.

Me faltaba muchísima información. Hoy, mis hijos, que tienen esa edad, googlean y tienen información de todo. En ese sentido, sentía un poco de desventaja. Pero la verdad es que él siempre me respetó.

Creo que esa parte mía más bohemia, de la Boca, de González Catán, lo atrapó, y eso era auténtico, a mis veinte años era auténtica.

Se estrena la película documental sobre la vida de Joaquín Sabina

AB: El 17 de marzo se estrena “Sintiéndolo mucho”, un documental sobre la vida de Joaquín, ¿lo vas a ir a ver?

Mirá, no digas nada, pero ya lo tengo, me lo pasaron. Me gustó.

Joaquín, no sé por qué, en el último tiempo niega un poco la relación y no habla muy bien de mí. No sé cual es la fuente de su enojo. Yo hago un descargo igual, en el libro.

Hay una cosa muy bonita de la relación, que es que nosotros nos escribíamos en verso cuando él viajaba. Aprendí a escribir romances y sonetos gracias a él. Mi descargo está escrito en el libro todo a través de sonetos y romances.

FM JL