jueves 18 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA LO PERSONAL ES POLÍTICO

Las apps menstruales, un arma inesperada contra el derecho al aborto

Las mujeres que rastrean sus períodos en forma online podrían estar vigiladas por organismos de seguridad estadounidenses. Exposición de datos y temor por la privacidad.

06-07-2022 08:11

La prohibición del derecho al aborto ya es una realidad en Estados Unidos. A principios del mes pasado, cuando The New York Times adelantó que la Corte Suprema anularía el histórico fallo que lo consideraba legal, la alarma se encendió en las redes sociales. Elizabeth McLaughlin, fundadora de la organización feminista Gaia Leadership, tuiteó: “Si estás usando un rastreador de períodos online o seguís tu ciclo a través del teléfono, cerralos y borrá tus datos ahora”. Millones de mujeres entendieron que esa información tan íntima y crucial podría empezar a usarse en su contra.

En la mayoría de las aplicaciones de este tipo, las usuarias ingresan las fechas de comienzo, duración y fin de sus ciclos, qué métodos anticonceptivos prefieren e incluso los distintos estados anímicos que atraviesan. Muchas plataformas permiten ingresar a través de cuentas de Google y Facebook, además de registrar sus ubicaciones, lo que aumenta sensiblemente el caudal de datos recolectados.

Revocación de Roe vs Wade un atentado contra los derechos de las mujeres

Daños colaterales

Un informe de la revista Wired alerta que estas apps podrían ser una fuente de información crucial para los organismos de seguridad que busquen perseguir a las mujeres en los estados opositores al aborto. Las consecuencias son impensadas. “Una de las tristes ironías de esto es que, a quienes están buscando quedar embarazadas, les costará más usar esta tecnología por miedo a que un tribunal las emplee en su contra”, adelantó Albert Fox Cahn, director ejecutivo de STOP, proyecto que supervisa las tecnologías de vigilancia digital.

Aunque los desarrolladores de las plataformas aseguran que no comparten datos con terceros, se negaron a responder si lo harían en caso de requerimientos judiciales. Distintos reportes de prensa ya reportaron que un marketplace en línea vende abiertamente información sobre las personas que bajan las aplicaciones y que también la comercializa. La mayoría de las usuarias nunca se enteran cuando sucede, algo que acaba de volverse mucho más peligroso tras la decisión de la corte estadounidense.

CB PAR