lunes 26 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LIGA PROFESIONAL

Atlético Tucumán empató con Banfield y comparte la punta con Gimnasia

Empate sin goles en el Monumental José Fierro entre el Decano y el Taladro en un partido que varios equipos miraban de reojo.

Fue una igualdad con sabor a poco para los tucumanos que merecieron más. Festejaron Gimnasia (LP), con quién comparte el liderazgo, y también Boca y River que se meten en la pelea estando a cuatro puntos de la cima. 

En los últimos dos partidos el conjunto de Lucas Pusineri sumó un solo punto de seis en juego y es por eso que fue cediendo terreno en la pelea por el campeonato. Quién aprovechó al máximo estos tropezones del Decano fue Gimnasia que ganó lo que jugó y llegó a 33 unidades.

Así, Atlético Tucumán dependía de sí mismo para recuperar el liderazgo, pero no pudo ser. Con el empate ante Banfield igualó los 33 puntos del Lobo y ahora son dos los que miran a todos desde arriba. Ahora a falta de nueve fechas la Liga Profesional entra en una recta final cargada de emociones.

Gimnasia ganó y es puntero pero siguen los problemas puertas adentro

El partido en sí presentó a un conjunto tucumano con mayor convicción por llevarse los tres puntos. La falta de efectividad en los últimos metros, sumado a una excelsa actuación de Facundo Cambeses, arquero del Taladro, que atajó todo lo que pasó en la cercanía de su arco, se traducen en el empate sin gritos en el norte.

A pesar del empate, que no era el resultado esperado en Tucumán, los dirigidos por Pusineri mostraron síntomas de recuperación luego de la dura derrota en la Bombonera cuando parecía que se volvían con los tres puntos de Brandsen 805.

Al buen manejo de la pelota y los tiempos del partido tan solo le faltó el golpe final en el arco rival. Intentando burlar una línea defensiva con cinco hombres planteada por Claudio Vivas, a Atlético Tucumán se le hizo imposible y finalmente no se sacaron ventajas. Empate que festejó Gimnasia porque se mantiene puntero en el certamen.

Quiénes también apretaron el puño luego del partido sin goles en Tucumán fueron Boca y River, que el domingo juegan una final para seguir prendidos arriba. El domingo la Bombonera albergará una nueva edición del Superclásico con los equipos de Ibarra y Gallardo llegando con victorias y 29 puntos en su haber, a cuatro de los líderes. En consecuencia, quien salga victorioso en el clásico se aferra aun más a la ilusión de soñar con el campeonato. 

Si bien ambos equipos llegan con sus respectivos partidos ganados en la última jornada (Boca 2-1 a Colón y River 2-0 a Barracas Central) no todos es alegría para Gallardo e Ibarra. Por su parte, el conjunto de Núñez tiene una baja asegurada y otro nombre de peso en duda.

Finalmente se confirmó que Pablo Solari está desgarrado y las chances de que llegue al domingo son casi nulas. Una situación un poco más alentadora es la de Franco Armani, quien abandonó el terreno de juego en el duelo por Copa Argentina ante Defensa y Justicia.

Su lugar lo tomó Ezequiel Centurión, quien cumplió con los deberes. Lo cierto es que sería una historia diferente asumir un clásico con la figura de Armani bajo los tres palos. En River, expectantes a que el arquero del seleccionado argentino responda en la semana para llegar a decir presente en la Bombonera. 

En Boca la enfermería también tuvo la presencia de un hombre de peso. Sebastián Villa, el máximo exponente del Xeneize en el semestre, fue sometido quirúrgicamente por la rotura de sus meniscos de la rodilla derecha. Así el extremo cafetero está totalmente descartado para el domingo ya que deberá guardar reposo de 45 días a 1 mes por lo menos según el parte médico del club. Ibarra deberá mover piezas en el ataque ya que ni Villa ni Zeballos están a disposición, presentándole una oportunidad única al pibe Langoni que viene dulce.

En consecuencia, ambos equipos vienen bien, pero tambaleando al mismo tiempo. Sin desplegar el mejor fútbol y dolores de cabeza para armar el once el domingo se presenciará un superclásico especial por la pelea del campeonato y por qué no para salvar el semestre.

MRG PAR