martes 04 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA INTERNAS EN EL XENEIZE

Riquelme levantó la voz luego del conflicto ante Racing

Después de la fuerte pelea que tuvieron Carlos Zambrano y Darío Benedetto, el vicepresidente de Boca fue al entrenamiento y cuestionó la actitud de los jugadores. "Pasaron un límite", sentenció. Cómo sigue la situación.

El empate en Avellaneda dejó mucha tela para cortar y no solo en el plano táctico para trabajarlo en la semana, sino que siguen apareciendo conflictos y peleas de egos en un Boca que debe unir las partes para poder rearmarse y pensar de la mejor manera en la temporada que viene. Lo que ahora parece un plan de mantener las cosas lo más alejado del caos posible, Riquelme se pasea por el centro de entrenamientos dando sermones para sus jugadores, así dejan de aparecer problemas que son evitables. 

Dejando en un segundo plano que el equipo de Ibarra no se encontró en el terreno de juego en el duelo ante la Academia, viéndose ampliamente superado, lo que se llevó todas las miradas y dejaba ver que Román se presentaría a la práctica del día siguiente para conversar con el grupo. Quedaba más que claro que esta reunión con el plantel no sería un cruce de palabras al pasar, sería un tirón de orejas por la situación vivida en Avellaneda. Los principales apuntados en la visita del vice al entrenamiento fueron Carlos Zambrano y Darío Benedetto que protagonizaron un polémico cruce en el entretiempo que terminó a los golpes entre ambos.

Hugo Ibarra dio su versión sobre el cruce entre Benedetto y Zambrano

Pasaron un límite”, esbozó Román mostrando su descontento por las actitudes de los jugadores. No solo Riquelme sino toda la dirigencia venía acumulando bronca por la paupérrima presentación del equipo dentro de la cancha. El cruce entre el Pipa y Zambrano fue la gota que rebalsó el vaso. En un principio quien tomó cartas sobre el asunto fue Hugo Ibarra, el DT xeneize que post partido confirmó que la discusión entre ambos jugadores existió.

Darío Benedetto y Carlos Zambrano

Luego tanto Benedetto como Zambrano expresaron sus disculpas y arrepentimiento por su accionar en el entretiempo. Dos jugadores de un temperamento fuerte que se desviaron por el camino por un instante y pareciera que les va a salir caro. Cuando los jugadores encaraban el verde césped del predio para comenzar el entrenamiento apareció la voz mandante, Román.

Sin ocultar su enojo el máximo ídolo del club comenzó la charla con una frase fulminante: “Pasaron un límite”. Enfocado más que nada en el encontronazo entre el delantero y el defensor el vice aclaró que se tomarán cartas sobre el asunto y que esto no puede suceder nunca más. Riquelme habló de “papelón”, teniendo en cuenta el partido y el conflicto en cuestión, y que tanto Benedetto como Zambrano le faltaron el respeto al escudo y al hincha con su accionar. “Son jugadores de fútbol, no boxeadores”, sentenció el 10 ante un grupo en silencio y con la cabeza gacha.

Riquelme apuntó contra Zambrano y Benedetto: "Le faltaron el respeto al hincha de Boca"

En consecuencia, Román golpeó el tablero dejando en claro que esto no puede volver a repetirse y que los jugadores en cuestión sufrirían alguna consecuencia. Respecto al andar futbolístico, Boca recibe mañana 21:30 a Rosario Central y necesita ganar o ganar por dos motivos: para dejar de lado un poco los problemas y no perder pisada a los de arriba. Así, con una nueva charla de Román el plantel debe revertir su imagen. 

El arribo del vice a conversar con el plantel habla por sí solo. Cada vez que esto sucedía el tirón de orejas se veía venir. En octubre del 2021 había hecho bajar a los jugadores del micro luego de una derrota ante Gimnasia como local y les había expresado su descontento por el presente futbolístico del equipo. Tres semanas atrás tuvo un encuentro con el plantel tras la caída 2-0 en La Paternal, en el tercer partido del ciclo de Ibarra, expresó su enojó y buscó reacción en el equipo. Por ende, con esta nueva “charla” de Román las alarmas se encendieron nuevamente.

JL PAR