miércoles 10 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA NEGOCIACIONES E INCERTIDUMBRE

Se acerca el peor final de la novela de Agustín Rossi en Boca

El Consejo de Fútbol y Miguel Gonzalez, representante del arquero boquense, se reunieron en el Predio de Ezeiza y la charla, que duró poco, fue para definir el futuro del, por ahora, guardameta xeneize.

Un tira y afloje sin fin. Por una parte, tanto González como su representado pidieron que el Consejo de Fútbol revise algunos puntos de la propuesta que realizaron hace siete días para retener al arquero. La respuesta fue inminente, el club no moverá una coma de lo ofrecido. La intención de Boca es que el arquero estrella extienda su vínculo, que culmina el 30 de junio de 2023, hasta 2027. 

No solo hubo una respuesta negativa a lo que se propuso, sino que los ánimos quedaron calientes a tal punto que la presencia de Agustín bajo los tres palos el próximo fin de semana ante Platense está en duda. La intención de Rossi era que se mejore la contraoferta que le realizaron a sus pretensiones. Incluso, el lunes, el 1 pidió que se postergue la reunión para poder enfocarse en lo deportivo luego de lo que fue la dura derrota con Patronato en Paraná. Hecho que no sucedió ya que el Consejo de Fútbol salió con los botines de punta a intimar al jugador para que de una respuesta inmediata.

Revelaron el sueldo de Agustín Rossi y los números que pretende para renovar con Boca

En consecuencia, las diferencias están a la luz. Boca no quiere moverse de la propuesta actual y Rossi pide un ajuste a la misma. Así el peor final está asomando para ambas partes. Sobre todo para el club que encontró en Rossi un arquero que aparece en momentos claves. Por su parte, el guardameta se cansó de declarar que al amor que siente por el club y por la gente es irreprochable. 

"Pasaría a ser el arquero mejor pago del país", deslizaron desde las oficinas de Ezeiza para con la oferta puesta en la mesa. Lo cierto es que lo que propone Boca pareciera no cumplir las expectativas del arquero. En síntesis, todo indicaría que de la única forma que Rossi se quede en Boca es dando el brazo a torcer. De no suceder eso, en Boca piensan con un accionar drástico: con las valijas mediante, apartarlo del plantel hasta que la situación no resuelva.  

CB PAR